Para Leslie S. Greenberg y Sandra C. Paivio, la manifestación de una emoción es según sus palabras: “fundamentalmente adaptativa” y señalan que:

”Las emociones básicas son aquellas que impulsan o activan al organismo  con el fin de prepararlo para la acción.”  Son emociones de experiencias complejas que a través del vivir se aprenden a modular y regular.  En sí, son experiencias complejas, de tono emocional, que parten de las emociones básicas catalogadas por Dr. Paul Ekman como: tristeza, felicidad, miedo, ira, sorpresa y asco, más estudios recientes consideran que son cuatro nada más: sorpresa/miedo, asco/ira, manifestándose a través de los 42 músculos faciales.”

A la fecha existe un programa diseñado por Ph. Scyns, Hui YU y Oliver Garrod, de nombre Generative Face Grammar, el cual utiliza cámaras para capturar una imagen en tres dimensiones de los rostros de personas entrenadas para movilizar el total de los cuarenta y dos músculos faciales de manera independiente.  Con esta información, la computadora es capaz de generar expresiones faciales concretas en un modelo tridimensional el cual se fundamenta en la activación de diferentes Unidades de Acción, con las cuales reproducir cualquier expresión facial.  En este estudio, se les pidió a los participantes que observaran un modelo tridimensional mientras se les mostraba varias expresiones faciales y  anotar el tipo de emoción que se expresaba en ese rostro.

Los investigadores descubrieron a través de las unidades de acción asociadas a una emoción que las diferentes  señales faciales de miedo/sorpresa, e ira/asco tendían a confundirse y sólo instantes más tarde la discriminación era la adecuada una vez que otras unidades de acción entraban en juego, por lo cual sugieren que existen un total de cuatro expresiones fundamentales de la emoción y no seis como se consideraba.   A su vez, señalan que las expresiones faciales de la emoción, depende en gran medida a la cultura que se pertenece.

Es importante añadir, que la emoción siempre hace su aparición de una manera u otra, con conciencia o sin ella, ante lo cual, el reconocer nuestras emociones y saberlas canalizar es signo de madurez emocional.

Referencias bibliográficas:

Rachel E. Jack, Oliver G.B. Garrod, Philippe G. Schyns. Dynamic Facial Expressions of Emotion Transmit an Evolving Hierarchy of Signals over Time. Current Biology (2014).

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorEl presidente de Israel pidió tolerancia cero contra el antisemitismo
Artículo siguienteIsrael denunció que el Ejército libanés trabaja para Hezbollah
Maayán Hajaim es una Institución que brinda apoyo psicológico a personas de la comunidad judía con necesidades emocionales o en crisis. Nuestro objetivo es orientar a las personas que se encuentran en crisis o simplemente desean mejorar su calidad de vida. Estamos para apoyarte en la línea telefónica: 5292 5131 disponible 24 Hrs. y de forma anónima. Brindamos intervención en crisis, prevención, contención, asesoramiento y apoyo psicológico emocional.