Diario Judío México - El presidente de , , visitó este lunes el Muro de los Lamentos en el marco de su visita a , con la que busca profundizar sus vínculos con el gobierno de .

El líder sudamericano recorrió el lugar acompañado del premier israelí, con quien ha mostrado buena química desde su investidura a inicios del 2019, evento al que viajó Netanyahu.

Ambos mandatarios, con un fuerte operativo de seguridad, oraron brevemente en el lugar. Según la agencia AFP, se trata de la primera vez que un premier israelí acompaña a un jefe de estado extranjero al lugar.

El ultraderechista brasileño era católico pero en 2016 fue bautizado como evangélico en el río Jordán, un recuerdo al que hizo alusión en varias ocasiones a su llegada ayer a en un discurso plagado de referencias religiosas.

El conjunto en torno al Muro de los Lamentos es conocido como el Monte del Templo, el lugar más santo del judaísmo, y ahí se halla también la mezquita de Al Aqsa, el tercer lugar santo del islam detrás de La Meca y Medina.

Los primeros ministros y titulares de Exteriores europeos no suelen visitar este recinto, ocupado desde la Guerra de los Seis Días de 1967, o lo hacen como parte de una visita privada, aunque en el caso de Bolsonaro lo incluyó como parte de su agenda oficial en , lo que desató protestas palestinas.

Del lado brasileño, se busca con esta visita fortalecer las exportaciones, principalmente de soja y carne, y sellar acuerdos para el uso de tecnología israelí para la producción de agua potable para el semiárido nordeste del país.

Bolsonaro, un ex capitán del ejército, busca además intensificar la cooperación militar para tener acceso a los sofisticados equipos de defensa israelí, según los analistas.

Según los analistas, el mandatario ultraderechista brasileño debe sopesar los riesgos de perder apoyo de la influyente bancada evangélica si aplaza el traslado de la embajada brasileña a Jerusalén, ciudad disputada entre y Palestina, o perder mercados en los países árabes si cumple su promesa de campaña, enojando así a sus también poderosos aliados del mundo del agronegocio.

La visita de Bolsonaro coincide con la campaña electoral israelí para los comicios generales del día 9 de abril, en los que se enfrenta a la reelección Netanyahu, quien trata de resaltar su cercanía a líderes internacionales durante estos días.

Bolsonaro no tiene agenda con el lado palestino, que condenó hoy el anuncio de la apertura de una oficina comercial en Jerusalén, una medida similar a la llevada a cabo por Hungría el mes pasado con la apertura de una sede diplomática y la República Checa el año pasado instalando un consulado honorario en la Ciudad Santa.

(Con información de AFP y EFE)