Diario Judío México - La Justicia francesa validó la restitución de un cuadro de a los descendientes de un coleccionista judío, a quien le fue requisado durante la Ocupación nazi en y que en 1995 fue comprado en una subasta por una pareja estadounidense.

La sentencia del Tribunal Supremo pone fin a una disputa legal de más de tres años, pues Bruce y Robbi Toll, la pareja que adquirió “La cueillette des pois” (“La cosecha de guisantes”, 1887) por 800.000 dólares (710.000 euros) en la casa Christie’s de Nueva York, han llevado hasta la última instancia sus apelaciones a la Justicia.

La decisión valida la sentencia del Tribunal de Apelación en 2018, que anuló la propiedad de los estadounidenses sobre el cuadro al considerar que su adquisición fue posterior a un expolio y “aunque sea de buena fe, no pueden pretender convertirse en los propietarios legales”.

Los descendientes del empresario y aficionado al arte Simon Bauer (1862-1947) reclamaban la propiedad del cuadro al matrimonio Toll, conocidos coleccionistas que aseguraron ignorar el origen de la pintura y defendían su propiedad.

“La cueillette des pois” (“La cosecha de guisantes”, 1887)

Bauer está considerado como uno de los descubridores de Pissarro, de quien poseía una docena de telas.

Pero en 1943 los 93 cuadros de su colección fueron confiscados por un conocido marchante parisino nombrado por el gobierno colaboracionista de Vichy, que expoliaba los bienes de la población judía.

Tras ser internado en varios campos de concentración, en y Alemania, regresó a París al final de la guerra y dedicó sus últimos años de su vida a intentar recuperar lo robado, tarea que continúa aún su nieto, quien ha conseguido ya seis Pissarro y un Degas.

Antes de que fuese vendido a los Toll en 1995, la última pista que se tenía de “La cueillette des pois” databa de 1966, cuando la obra fue adjudicada en subasta a un comprador anónimo en Londres.

En 2017, los Bauer vieron la obra expuesta en París en una retrospectiva de Pisarro del museo Marmottan-Monet, al que los Toll se la habían prestado.

La Justicia ordenó en primera instancia en 2017 la restitución de la obra basándose en un decreto de 1945 que anulaba la expoliación llevada a cabo durante la Ocupación y que debía permitir a las víctimas recuperar sus bienes.


SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.