Diario Judío México - Macarena Muñoz ha publicado su obra Memorias fugitivas en la Editorial Círculo Rojo. “Me has conseguido arrastrar hacia la historia, meterme de lleno y sin tapujos hasta los sentimientos del ser humano. Has arañado mi interior. Has tocado mi sensibilidad recuperando historia. Me has planteado diferentes cuestiones y puntos de vista. Me has hecho pensar”, reza el fragmento de Yo leo novela.

La primera parte de la trilogía de la escritora Macarena Muñoz está inspirada en los seminarios y en los libros que la propia autora leyó en la Universidad de Frankfurt entre 2012 y 2014. “Por otro lado, mi hija y los problemas de intolerancia que sufrimos en la escuela de primaria, en la que el 80 por ciento de los padres eran alemanes también me ayudaron a escribir este libro”, confiesa la escritora, que también destaca la labor de investigación que tuvo que llegar a cabo antes de escribir: la comunidad judía en Frankfurt, la historia de su universidad, las épocas doradas de la ciudad, Namibia o la tragedia ferroviaria de Eschede.

La obra cuenta como Ismael Pauli querría saber qué movió a su familia a abandonar Inglaterra de la noche a la mañana cuando él tenía sólo ocho años. Este deseo se acrecienta después de que su hermana pequeña conozca por casualidad y se enamore, del que fue su mejor amigo de infancia en ese tiempo. La intención de remover en el pasado le llevará, sin embargo, mucho más allá de su niñez, hasta los mismos orígenes de su familia paterna, que es de procedencia judía. La labor de reconstruir este pasado se le hará ardua, ya que sólo hay dos personas que pueden ayudarle.

Una es su abuela, pero sufre alzheimer y apenas puede recordar. La otra es su padre, un científico un tanto ausente y parco en palabras, que no es capaz de comunicar todo lo que sabe, entre otras cosas porque la cronología de su familia es complicada y dolorosa.

Memorias Fugitivas es una novela que se desarrolla en Frankfurt, ciudad en la que se reconstruyen algunos episodios de la historia de la comunidad judía. La narración nos lleva también a la Namibia colonial de los albores del siglo XX, país en el que nació la abuela de Ismael.

Es, además, un libro en el que temas como la historia y la memoria, la realidad y la ficción, o el silencio y la necesidad de hablar sobre un pasado lleno de sombras, se entrecruzan con la trama principal y nos hacen meditar. Una excelente novela para descubrir el lado bueno del ser humano.

Una sevillana, criada en Granada y muy apasionada por la

Macarena Muñoz nació en Sevilla, pero pasó gran parte de su infancia, adolescencia y juventud en Granada, en donde cursó los estudios de Filología Hispánica y de Traductores e Intérpretes.

En esa etapa de su vida fue la una de sus pasiones. De hecho, participó y ganó algunos concursos de poesía y relatos breves. Después de terminar sus estudios universitarios viajó a países tan remotos como Australia, Malasia o Indonesia y ejerció tres años como profesora de español en Nueva Zelanda. En la actualidad reside en Frankfurt en Alemania, con su familia. Es profesora de español, inglés y teatro en un instituto público.

Su amor por la la ha llevado a completar sus estudios académicos con algunos seminarios de Inglesa en la Universidad de Frankfurt, así como con la formación de profesora de teatro. Esto sin duda ha despertado de nuevo la pasión por escribir y la ha animado, ya en la madurez, a escribir una trilogía en la que se reflejan tanto sus conocimientos literarios, como sus experiencias personales en distintos países y continentes. Macarena Muñoz es una excelente escritora como lo demuestra en sus libros donde deja plasmado con maestría una serie de hechos que le han acontecido a lo largo de su vida.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


Artículo anterior23 de marzo de 1900: Nace Erich Fromm, Padre del psicoanálisis en México y precursor de la psicología humanista
Artículo siguienteTurismo en Egipto, una víctima más del coronavirus
Noticias, Reportajes, Cobertura de Eventos por nuestro staff editorial, así como artículos recibidos por la redacción para ser republicados en este medio.