Moshe Shamir - Wikipedia, la enciclopedia libreLa memoria me conduce hacia el fin de los años cincuenta. Estoy en una modesta sala ubicada en una discreta calle de Tel Aviv. Un público adulto que viste shorts y camisas arrugadas se pasea entre sillas apenas ordenadas a la espera del joven orador. Sin ceremonias un delgado joven aparece y suscita el aplauso reiterado de los asistentes. Sigue un impaciente y unánime silencio que al fin se rompe con sus primeras palabras.

Se trata de Moshé Shamir, joven escritor que entonces adhería sin objeciones a los afiebrados postulados del sionismo socialista. Su tema es Stalin, a quien en este escenario dibujó como líder y profeta de un nuevo mundo en el cual israelíes ocuparían alto lugar. Actitud y convicciones que corregirá radicalmente muy poco tiempo después.

Shamir nació en Safed en 1921, y de aquí sus padres se trasladaron a Tel Aviv, a la sazón un caprichoso conglomerado de aisladas calles y viviendas. Ingleses y árabes colmaban entonces el país al lado de judíos que pretendían levantar un Estado propio. Se formó en una de las mejores escuelas de la ciudad, y bien pronto, antes de cumplir 20 años, obtuvo saliente lugar como ideólogo y escritor.  En 1941 ingresa a un kibutz fiel a su credo socialista, toma parte activa en la actividad militar del Palmaj que condujo a la independencia del país, y empieza a apuntar con relatos y obras teatrales el difícil nacimiento de Israel y las opciones que encara en su devenir.

En llamativo contraste con otros escritores, bruscos cambios en sus convicciones y en el estilo literario lo distinguieron hasta su fallecimiento cuando frisaba los 83 años de edad. Partidario en su juventud de un socialismo humanista no vaciló en rebelarse contra algunas distorsiones en la vida del kibutz sin menoscabo de sus méritos. Actitud que le condujo a agrias controversias con Meir Yaari, a la sazón el supremo líder de la extrema izquierda ideológica del país.

Al andar del tiempo, Shamir abandona sus primeros delirios marxistas y brinca al otro extremo del entorno ideológico y político. Cambio de actitud que le abrió opciones políticas. Así, será escogido miembro de la Knesset como representante del Likud en los años setenta del siglo anterior. Los ensayos de Menajem Begin entonces en favor de un entendimiento con Egipto y la renuncia a territorios conquistados en la Guerra de los Seis Días lo condujo a abandonar este partido y formar una fracción radical de derecha-nacionalista con el nombre Tejiah (Renacimiento), segmento que exigía la anexión irreversible de todas las tierras conquistadas en la Guerra de los Seis Días. Conoció así un brusco salto del marxismo al que había adherido en la juventud a un ferviente nacionalismo. Como escritor, ideólogo y periodista abanderó esta actitud hasta el fin de sus días.

Writer Moshe Shamir | Photograph NNL_ARCHIVE_AL004001615 | The National  Library of Israel

También su estilo de escribir conoció radicales giros. Publicó más de treinta libros y obras teatrales que merecieron amplia lectura y altos premios. Uno de ellos de nombre intitulado " Con sus propias manos " vio la luz en 1951. El personaje principal es su hermano Elik, muerto años antes en la defensa de Jerusalén. Penosa elegía que puso al desnudo las ilusiones de una joven generación que conoció prematuramente el llanto y la tragedia.

Años después escribió páginas que definitivamente lo consagraron como brillante escritor. Se trata de Rey de la carne y de la sangre que relata en un lenguaje cuasi talmúdico las perversidades del rey Alexander Yanai apoyado por los líderes imperiales de Roma. Malicia y abusos que suscitaron popular resistencia y una lucha civil que culminó con la destrucción del Templo jerosolimitano. Un libro que mereció la versión en múltiples idiomas, incluyendo castellano y portugués.

Su obra suma libros e innumerables artículos - incluyendo narraciones infantiles- escritos en un lenguaje derivado tanto de fuentes talmúdicas como de plurales innovaciones. Una de sus últimos escritos fue Yair, biografía novelada de un espíritu rebelde que suscitó desiguales actitudes en el curso del mandato británico de Palestina. Subraya allí que la resistencia a un enemigo inevitablemente oscila entre la nobleza y la crueldad. Conjunto literario e ideológico que no ha perdido interés.

Su tumba se levanta en Kiriat Shaul, Tel Aviv.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorSuecia: Muñecas colgadas cerca de una sinagoga con mensaje antisemita
Artículo siguienteMarruecos: Rabino es invitado a universidad islámica
Llegué a México desde Israel en 1968 invitado por Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. A partir de 1969 me integré a la CEPAL, Naciones Unidas. Fui investigador en El Colegio de México en los años noventa, asesor de UNESCO, y en la actualidad catedrático en la Universidad Bar Ilán de Israel.