El presidente alemán, Frank-Walter Steinmeier, encabezó este domingo (21.02.2021) el acto que dio comienzo a la celebración de los 1.700 años de historia judía en Alemania, que se realizó de forma remota y sin público, aunque con la presencia del político en la sinagoga de Colonia. Steinmeier llamó a combatir el antisemitismo, al tiempo que subrayó el papel destacado de los judíos en la historia alemana.

"Si como presidente pueden pedirme algo, es una clara afirmación de que los judíos en Alemania son una parte de nosotros, y que nos oponemos de forma decidida a aquellos que lo siguen poniendo o vuelven a poner en duda", dijo el dirigente, que señaló que "la historia de los judíos en Alemania es una historia de emancipación y florecimiento, pero también de humillación, exclusión y privación de derechos".

"La República Federal solo está bien si los judíos se sienten acá como en casa", agregó Steinmeier, quien recordó que el antisemitismo sigue siendo un problema, como lo demuestran algunos atentados sufridos por esa comunidad. El más resonante de los recientes, el de Halle, tuvo lugar en octubre de 2019, cuando un atacante "impulsado por el odio atacó una sinagoga en la más importante fiesta judía", rememoró.

Actividades todo el año

En el acto también participó, vía videomensaje, el presidente de Israel, Reuven Rivlin, quien señaló que debe haber "tolerancia cero” con cualquier forma de antisemitismo, y reconoció que en las últimas décadas Alemania ha experimentado un fuerte renacer de la vida judía. Por su parte, el jefe de gobierno de Renania del Norte, Armin Laschet, sostuvo que "la comunidad judía en Colonia es no sólo la más antigua de Alemania, sino la más antigua más allá del norte de los Alpes".

Para celebrar los 1.700 años se han planificado más de 1.000 actividades a nivel nacional, entre ellas la exhibición de la primera evidencia documental de la presencia judía en Europa. Además, habrá conciertos, obras de teatro y danza, conferencias y simposios. Los gobiernos locales, estatales y federal apoyan el programa con 25 millones de euros.

FuenteDeutsche Welle

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorSea Sun, vinos besados por el sol
Artículo siguiente"Keridos amigos i amigas": le perseverancia del judeo-espanyol, la lengua sefardí, cinco siglos después