En ocasión de la fiesta de Janucá, el presidente turco  felicitó a toda la comunidad judía en Turquía.

“Atribuimos enorme importancia al hecho de que todos en esta nación, sean de la raza, etnia y lengua que sean, gocen libremente de su propia fe y tradiciones sin someterse a cualquier tipo de discriminación.

Con este enfoque, hemos ampliado el área de libertad de todos los ciudadanos, y tomado pasos para garantizar la libertad de fe, culto y conciencia en los últimos 18 años. Hemos hecho que nuestro país obtenga una atmósfera en que nadie está enajenado por su religión, atavío e ideología.

Somos decididos para reforzar este ambiente. En un tiempo en que el antisemitismo, la islamofobia y xenofobia se propagan como si fueran una peste, seguirá siendo un modelo para todo el mundo con su tradición que considera las diversidades como una riqueza y con su profunda cultura de tolerancia”.