Jovita Cojab, Ejemplo de altruismo en la Comunidad

por Reyna Liberman -
Comentarios | Comentar Visto Veces



Reyna Liberman / Diario Judío Méxicojobita-cojab

Nació en el seno de una familia tradicionalista, de madre originaria de Polonia, padre originario de Siria, de modo que tuvo el privilegio junto con sus hermanos de enriquecerse ya de nacimiento con las dos culturas: la oriental y la occidental.

Consideramos que la mejor herencia que unos padres pueden dejar a sus hijos y a su descendencia es la esencia de los principios milenarios de nuestro judaísmo en que están vigentes eternamente junto con las cosas verdaderamente valiosas que no se aprecian con los ojos, sino que se ven con el corazón. Así que gracias a la característica tan destacada de dar al prójimo, aprendida a lo largo de su vida al lado de su esposo, es que Jovita ocupa hoy un lugar destacado como persona altruista tanto en México como a nivel internacional.

Madre ejemplar dedicada en cuerpo y alma a la educación de sus hijos, supo sembrar en ellos las semillas del dar, del donar, ayudar y apoyar, Mujer dedicada exclusivamente al hogar, siempre veló por sus padres y hermanos, siendo una hija y hermana extraordinaria.

Si quisiéramos encontrar el significado metafórico de sus apellidos, nos encontraremos con que Farca viene de la palabra árabe que significa fiesta y alegría y Cojab viene del vocablo hebreo que significa estrella, de modo que podemos describir para jovita como “la estrella de la alegría”, y eso es justamente lo que ha sido para toda su familia. No en balde su abuela paterna la idealizó con el sobrenombre de “paloma blanca”, lo que dio origen a tratar siempre de llevar la paz y la esperanza a todos los que la rodean, sean familia carnal o política o simplemente amistades y conocidos.

Jovita es un ejemplo de la grandeza que emerge del ser humano de la cultura de dar, haciendo de ello una filosofía de vida que trasciende de generación en generación conformando así una gran cadena de ayuda y bondad. Junto con su esposo han sido visionarios en la creación y desarrollo de organismos de educación, salud, beneficencia, apoyo a la niñez y a los ancianos, dándole a la comunidad judeomexicana un invaluable carácter de cohesión y unidad.

Jovita heredó el hábito del ahorro de su papá y el placer de la cultura de su mamá y es la tercera de la cadena Farca Kirel de una familia de cinco hermanos.

Ella misma describe su infancia y adolescencia como etapas bonitas, diciendo que fue una niña tranquila, obediente y educada y sin lugar a duda la consentida de todos. Se casó a los 17 años y Eduardo ha sido su único hombre en su vida y su primer y único amor. Desde un principio fue para ella muy importante la tolerancia y el respeto en su relación de pareja.

Sus hijos están considerados como gente de bien en la comunidad y fuera de ella, realizando grandes obras en el ámbito educativo y religioso.

Actualmente goza de la compañía de sus nietos y disfruta de la alegría de sus bisnietos y siempre con la sonrisa que la caracteriza está dispuesta a escuchar y dar un consejo, siendo sus rasgos más relevantes: la humildad y la sencillez. Para finalizar podemos decir que Jovita ha sido la eterna compañera de Eduardo, mujer sensible que ha sabido, con mucho amor e inteligencia, conformar un matrimonio feliz, un hogar lleno de armonía y formar hijos respetables con un alto sentido de responsabilidad social.

La Dirección y Consejo Editorial de "Diario Judío México", no se hacen responsables de los contenidos de artículos firmados por autores, periodistas o sus seudónimos, a la vez que el autor de este artículo no se responsabiliza de los contenidos de las diferentes secciones de este sitio, ni de los criterios establecidos por su Dirección o Consejo Editorial.

0 COMENTARIOS

Deja un comentario

Artículos Relacionados




También podría interesarte