Una interesante plática sobre la medicina en México, la lucha por la igualdad de género en esta área, el presente y el futuro de las mujeres en nuestro país fue la que se dio en el Centro Deportivo Israelita, la Casa de Todos en la Comunidad judía, y en la que se presentó Matilde del nuevo BestSeller del afamado escritor Carlos Pascual.

Acompañado de la Dra. Rina Gitler y de Maru López Brun entablaron una dinámica conversación donde se tocaron interesantes aspectos de la vida de Matilde Montoya y cómo es inspiración para millones de mujeres en México y el mundo.

y nos relata cómo se impresionó cuando le dijeron y porque dijeron de ella “Cuán perversa no será esta mujer que es capaz de querer estudiar medicina con tal de ver hombres desnudos”. Además, hablamos de los orígenes de muchos de los nombres de nuestra ciudad y su referencia a grandes médicos.

 

y como Colofon una historia poco conocida de la hija de Matilde, la primera Médica Mexicana, que sin ser judía fue asesinada en el holocausto.

Hablando de la novela, ésta aborda la vida de Matilde Montoya la primer mujer médico de México. Cuán perversa debe ser esta mujer como para ser capaz de querer estudiar medicina con tal de ver hombres desnudos». Periódico i el Amigo de la Verdad /I, 1881

El conocimiento fue para Matilde Montoya su único dios verdadero, pero también el origen de todas sus desdichas y su olvidada gloria. A pesar de su inteligencia y sólida vocación, siempre fue relegada en la Academia por su condición de mujer. Al interior de las escuelas donde estudió, Matilde fue ignorada por condiscípulos y maestros, su presencia en las aulas callada o abiertamente cuestionada y sus opiniones, siempre certeras, fueron objeto de controversias o de burla. Sin embargo, ella, mujer de gran carácter que contó siempre con el apoyo de su madre,Soledad Lafragua, logró superar las adversidades y convertirse en la primera médica de México, provocando el sobresalto de quienes atestiguarán la inevitable destrucción de los cánones establecidos. La novela de Carlos Pascual, de fenomenal destreza literaria, rescata la figura e importancia de Matilde Montoya, quien luchó con su incuestionable ejemplo por qué se escuchara la voz de miles de mujeres acalladas por razones tan vagas como la tradición o el decoro.

Nacida en pleno siglo XIX, Matilde Montoya tuvo que luchar contra viento y marea, aunque acompañada y apoyada siempre por su madre Soledad, para lograr sus objetivos: primero acceder a la educación y, más tarde, convertirse en la primera doctora certificada en México (e incluso en muchas partes del mundo).
Matilde, la primera médica mexicana es una ficción histórica basada en la vida de Matilde, así como una recuperación de un personaje histórico femenino de gran importancia, que sin embargo ha pasado desapercibido por la Historia de México.

Carlos Pascual, autor del bestseller La Insurgenta platicó que desde hace 7 años se puso a aprender, estudiar e investigar todo lo referente a la medicina en México, particularmente en el siglo XIX, porque no puedes abordar una novela histórica si no estás empapado del tema, y no porque sea una novela didáctica o mucho menos, pero tampoco tienes que escribir cualquier cosa”.

El destaca varios detalles interesantes:lo temprano de su titulación en cuanto a otros países, porque ella se titula en 1887 y ya es una fecha bastante temprana en la historia, apenas unos años después de la primer mujer médica del mundo Elizabeth Blackwell y antes de María Montessori.

Otro de los momentos que recuerda fue cuando leyó una de las publicaciones que se hacen sobre ella, en su primer intento de estudiar medicina en la ciudad de Puebla. La nota tenía una frase lapidaria que pedí que usaran en la contraportada, que dice: “Cuán perversa no será esta mujer que es capaz de querer estudiar medicina con tal de ver hombres desnudos”. Es una cosa terrible, ahora ya nos puede sacar una sonrisa, pero me parece que esa frase lapidaria es una fotografía de la sociedad en la que le tocó vivir”, agregó.

Ella es una gran heroína de novela, es una heroína trágica, que sufre persecuciones, que sufre hambre, amenazas, la apedrearon, le quemaron su casa saliendo a Veracruz y cuando llegó había fiebre amarilla”.

Clic aquí si deseas adquirir el libro de Matilde 

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorDos economías
Artículo siguientePalabras en cascada || Seis millones, siete millones, ocho millones