Helen Krauze: Mujer De Palabra

Por:
- - Visto 1185 veces

En el 2011, la reconocida y muy querida periodista, Helen Krauze, da a luz Pláticas en el tiempo, libro de entrevistas, publicado por la casa  editorial Jus, libro que amerita ser presentado una y otra. Y obviamente leído y guardado  en la memoria, en el cajón de las “cosas importantes”.

Helen, madre del no menos reconocido y destacado intelectual, Enrique Krauze, de la muy estimada y talentosa pintora, además de hacedora  de instalaciones, Perla Krauze y de Jaime Krauze, connotado publicista, además de abuela del prometedor comunicador y escritor  León Krauze  -entre sus muchos, a Dios gracias, talentosa parentela-, nos invita a  paladear 89 entrevistas realizadas a  personajes del arte y  la literatura. Por supuesto que,  para su publicación, la infatigable periodista, se vio en la necesidad de,  valga la palabra “expurgar”,  el cuantioso “tesoro”  de entrevistas, realizadas durante su carrera  -no publicadas en Pláticas en el tiempo– por falta de espacio, no de calidad.  Sus lectores  de seguro  esperan  ávidos la publicación del resto  de sus entrevistas: huellas tácitas del México del ayer, para recordarse en el hoy y  en el mañana.

Entrevista Exclusiva


Iniciada en el periodismo en El Novedades,  la egresada de Letras Inglesas, durante muchos años fue integrante  de “La Asociación de Damas Israelitas”, donde  se desempeñó con alma y corazón –como todo lo que emprende- en el trabajo social.

Dora Luz Haw en  el  diario Reforma, entrevista a  Helen y acota una anécdota por demás  pintoresca: “Cuando Helen Krauze viajó por primera vez a España, el publirrelacionista Jaime Rentaría la contactó con el corresponsal Carlos Sarabia, quien le ofreció entrevistar a quien quisiera en ese país. Sin dudarlo ella pidió: a  La Duquesa de Alba.

‘A las nueve de la  mañana del día siguiente tenía entrevista con la Duquesa. Entré en pánico, pero el que realmente se infartó fue él cuando le dije que no sabía nada de ella.

helen-krauze2

‘¿Cómo es posible?’, me preguntó y me ordenó que fuera inmediatamente al entonces (diario) ABC para consultar su archivo. Ahí me enteré que la Duquesa tenía 54 títulos’, cuenta la narradora quien, prefiere no contar el desenlace de esta historia que incluye en su libro de entrevistas.

La citada Dora Luz How  enlista las entrevistas  que conforman Pláticas…: el ensayista Carlos Monsiváis, la bailarina Anna Sokolow, la actriz y bailarina  Josephine  Baker, la compositora Chabuca Granda, el artista visual Pedro Friedeberg, el actor y cineasta Emilio “El indio” Fernández y la fotógrafa Nadine Markova y la deslumbrante Sara Montiel entre muchos otros.

Helen nacida en Bialystok, Polonia, quien llega al país a los 7 años, y posteriormente egresada de Letras Inglesas, recuerda con afecto  su primera entrevista, que Dora Luz Haw trae a colación: “La primera entreviste que hizo fue a la esposa del Embajador de Israel en México, una mujer hermosa y sofisticada que lucía grandes pieles, y que en las mañanas usaba pantalones para estudiar psicología infantil”.

La incansable Helen, trae a colación a Guadalupe Rivera Marín, hija del siempre bien recordado Diego Rivera,  para quien el libro recién salido a la luz, pronto un clásico,  “Es  como un calidoscopio, habla de mucha gente, tiempos y circunstancias. Creo que esa es la mejor definición.”

¿Y por qué amerita leer las entrevistas de  Helen- mujer ávida de conocimientos, de magnífica pluma y curiosa como una niña?  Porque nos ayuda a no ser engullidos por CRONOS, por el tiempo,  quien sin piedad alguna devora a sus hijos y a los hijos del hombre, nacidos de madre terrenal. Helen con sus entrevistas hace historia de manera fácil, agradable, carismática. Porque hay que tener ingenio, personalidad y “mucho charm” para entrar en la casa literal o bien, metafórica de los entrevistados, quienes desnudan su alma, como si estuvieran en el consultorio de algún psicoanalista, digamos, ¿por qué no?,  de Sigmund Freud.  Y cabe recalcar, Helen entró a las vidas de mujeres de otra época, quienes a pesar de los limitantes, sobre todo de género, se atrevieron a hablar sin cortapisa. En cuanto a los varones de aquella época, supongo, no resultó muy fácil, entrar en su piel y en sus entrañas “íntimas” –por llamarlas de alguna manera-. Un doble triunfo para la autora, quien lanzó preguntas no al aire, sino como flechas que dan en afortunado blanco.

Helen, de alguna manera, rompe con la sentencia de Bernard Shaw, quien aseveró: “Cuando lees una biografía, ten presente que la verdad no siempre es publicable.” Y entre otras bondades de Pláticas en el tiempo encontramos citas, valga la redundancia, citables y frases –valga el juego- para parafresear: para tenerlas a la mano para lo que se nos ofrezca; para conocer más y mejor  la vida humana:

Dijo: Fanny Rabel, eminente pintora: “Está en la mujer la tarea de organizar su vida de tal manera que rinda a su vez en todas las facetas”.

Dijo Bertha Moss: actriz de carácter: “El tiempo no pasa, somos nosotros”.

Dijo: “La Duquesa de Alba: “Desde corta edad empecé a interesarme en los problemas de la gente humilde (…) recibo muchísimas cartas con peticiones, que trato de solucionar lo mejor que puedo”.

Dijo: Lola Álvarez Bravo: fotógrafa y  galerista: “Me hicieron rezar tanto , que creo que ya tengo suficiente para el resto  de mi vida;  (…) aclaro que  poseo una forma profunda y personal de dirigirme a Dios en mis penas y alegrías”.

Dijo Lupe Marín: “…no hay nada mejor que México: la vida es menos cara, somos más hospitalarios, sencillos y humanos.”

Dijo Aline Griffith: espía y condesa: “Actualmente la mujer española sigue los pasos de las mujeres de todos los países adelantados: estudia profesiones y, lo que es más, prosigue aún casada. Hace años la mujer no conducía el automóvil, hoy las ves por todos lados”.

Dijo Enrique Batiz: ”Volví con la idea de servir”.

Pedro Friedeberg, creador de geometrías extravagantes: “Yo llamo a mis cuadros los productos sanos de una mente enferma, o los productos enfermos de una mente sana”.

Dijo: Dr. Bierer, psicoanalista británico: Soy un hombre inmensamente feliz porque creo en el dar, ni siquiera en dar y recibir, sino en dar y es extraordinario: entre más doy, más me dan”.

Por cierto, Helen supo a quién preguntar: a  hombres y mujeres inteligentes, exitosos, ejemplares y, sobre todo, –muy humanos, quienes  ocupan las páginas de su inteligente, y recomendable texto, por cierto, acompañado de fotografías que también hablan.

Finalmente, cabe recalcar que Helen abrió brecha a  mujeres –que empezaban a despertar y a exigir igualdad de derechos;  y a hombres, para nada avergonzados de mostrarse sensibles y solidarios con la mujer. Un verdadero gran triunfo.

*Visite la galería de fotos sobre este evento, oprima aquí.

Fuente: Dora Luz Haw en “Edita Helen Krauze pláticas”,  Reforma, sábado18 de febrero  del 2012.

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


El tamaño máximo de subida de archivos: 300 MB. Puedes subir: imagen, audio, vídeo, documento, hoja de cálculo, interactivo, texto, archivo, código, otra. Los enlaces a YouTube, Facebook, Twitter y otros servicios insertados en el texto del comentario se incrustarán automáticamente. Suelta el archivo aquí

Artículos Relacionados: