Diario Judío México - El presidente de los , , mantuvo una entrevista con ItonGadol sobre el evento que se llevará a cabo del 5 al 15 de julio. “El momento de cantar el Hatikva todos juntos y de hermanarse es algo que todo el mundo se lleva como una experiencia de vida”, destacó.

Speckman cuenta con una larga trayectoria dentro del movimiento macabeo. Desde joven estuvo involucrado en el movimiento juvenil, se incorporó al trabajo voluntario del Centro Deportivo Israelita en 1985, pasó por toda la cadena de puestos (comité ejecutivo, consejo directivo); fue presidente del Comité Central de la Comunidad judía de ; ha estado involucrado en Maccabi Mundial desde hace 30 años; fue jefe de dos delegaciones en 1997 y en 2013; ha participado en la organización de muchos eventos en todos los , fue chairman del Comité de Finanzas de Maccabi Mundial y ocho años presidente de la Comisión de Educación, entre otros cargos.

-¿Cómo se preparan para este acontecimiento tan importante que se va a vivir en Latinoamérica?
-Estamos a escasos 24 días de la inauguración de los Panamericanos en y este evento creció porque la expectativa hacia el país ha sido muy alta, en base a las experiencias anteriores. La última fue hace 20 años y, hoy por hoy, se da el evento deportivo judío más grande en la historia, fuera de , con la participación de 3.800 atletas de 23 países. Esperamos un estándar sumamente alto en cuestión deportiva, vivencial, educativa y cultural.

-Esta cadencia de Maccabi Mundial tiene una gran presencia de Latinoamérica. ¿Qué significa para usted como dirigente judío observar esta presencia tan importante?
-Significa que Latinoamérica comprueba una vez más que el movimiento macabeo en el continente es el más fuerte que existe en todo el mundo. De todas las confederaciones –la europea, la norteamericana, la israelí- es donde más actividad se realiza en todo sentido. Y eso mismo representa el reto enorme para cada anfitrión, en el ciclo de cada 4 años, de hacer las cosas cada vez mejor y motivar a la gente en este evento, que no deja de ser un evento deportivo, pero sobre todo de convivencia judía, sionista y de intercambio entre todos los hermanos del continente.

-¿Qué pasa cuando uno ve miles de jóvenes en estos eventos?
-Maccabi Mundial es, entre muchas otras cosas, educación, sionismo e identidad judía a través del deporte. Y es una sensación inigualable. En este caso habrá presentes en la inauguración 16.000 personas, incluyendo los atletas. El momento de cantar el Hatikva todos juntos y de hermanarse en un evento de este tipo, independientemente de la pasión y la rivalidad deportiva, es algo que todo el mundo se lleva como una experiencia de vida.

-¿Cómo analiza al movimiento y a los jóvenes en 2019/2020?
-El movimiento está pasando por un gran momento, especialmente en los países latinoamericanos. Creo que se ha trabajado muy bien e intensamente en las comunidades de nuestro continente. Y con una nueva dirigencia renovada hace un año, con mucho empuje e ímpetu, que quiere hacer las cosas diferentes y hacerlas bien. Vivimos una época muy diferente, donde hoy en día las redes sociales y los medios de comunicación ha cambiado enormemente, y por ende, nuestra juventud ha cambiado también. Por eso es nuestra responsabilidad mantenerlos dentro de un marco que les permita desarrollarse, integrarse, dentro de su propia identidad y dentro de la identidad judía que todos promovemos, la continuidad judía de nuestras comunidades y de nuestros chicos.

-Los centros socio-deportivos de alguna manera son la reserva de educación judía para aquellas personas que no están institucionalizadas en escuelas, por ejemplo.
-Ese es el gran reto y la gran responsabilidad. El luchar contra la tentación de nuestros jóvenes de alejarse de nuestros centros comunitarios. Y por eso digo que Latinoamérica es un ejemplo, con instituciones sumamente consolidadas, fuertes y entusiastas. Es la muestra para otros países de desarrollo, enfocadas en el propósito de las mismas. crece, pero las comunidades decrecen, y es responsabilidad nuestra mantener a los jóvenes dentro de un marco institucional.

-Finalmente, ¿cuál es su mensaje para aquellos que participarán en las macabeadas?
-Estamos listos para recibir a todos. Para nosotros es muy importante trasmitirle a la gente que va a ser una macabeada extraordinaria. Pero no depende sólo de nosotros, sino de la actitud de todos los países y de los jóvenes que vengan a . Queremos que vivan la experiencia completa. Hemos insistido mucho en el tema del juego limpio, de la hermandad y que, al margen de los resultados, se viva una gran fiesta entre todos.