La Universidad Hebraica de es la única universidad judaica de América Latina y se destaca por sus proyectos de investigación, entre ellos el que realiza junto con la AMIA y la Universidad Hebrea de Jerusalem, que según explicó a la Agencia Judía de Noticias (AJN) el rector de la institución, Daniel Fainstein, trata sobre “el estudio de educadores transnacionales, sobre valores judíos en general, y particularmente sobre cómo las migraciones y conexiones de redes informáticas y personales vinculan el mundo de la educación con la comunidad".

“A parte de esa investigación que se lleva a cabo desde hace dos años, tenemos otros estudios que hemos hecho, como uno del perfil y efecto de la escolaridad judía en egresados de colegios judíos. Los egresados de este tipo valorizan la formación no formal judaica, las redes de amigos que establecieron y algunos aspectos de su formación académica”, relató el rector.

La universidad se creó hace 21 años con el objetivo de academizar y mejorar la formación de maestros de estudios judaicos de las escuelas de la red. En el proceso, la institución fue ampliando sus horizontes y servicios, y actualmente posee cuatro departamentos.

El primero de los cuatro es el Académico, que ofrece programas oficiales reconocidos por el Ministerio de Educación de y la UNESCO. “Tenemos cátedras sobre educación, estudios judaicos, prevención y atención de las adicciones, que es muy exitoso; tenemos dos programas de grado, licenciatura, tres programas de maestría”, describió Fainstein. La población de alumnos en estas áreas es de alrededor de 160 personas este semestre. “Estamos creciendo más y desarrollando nuevos proyectos.”

“Como universidad pequeña sabemos que tenemos que tener un valor agregado que nos diferencie de los demás, dentro de esto, es una institución inspirada en valores judíos de búsqueda de la verdad, respeto a la diversidad con una mirada intelectual y académica.”

“Nuestro modelo es el de una universidad pequeña y de alta calidad”, definió el directivo.

El segundo departamento es de Hebreo, que tiene poco más de tres años y su misión es desarrollar estrategias para mejorar la enseñanza del hebreo y su cultura en las escuelas de la red comunitaria y fuera de ella. “Tenemos programas de la enseñanza de hebreo de distintos niveles, de educación didáctica como segunda lengua y otros programas de asesoramiento. Tomamos exámenes de muchas universidades que quieren anotarse en hebreo. También trabajamos con traductores públicos.”

Este departamento que tiene 180 personas, aparte de los mencionados anteriormente, en cursos y actividades dentro de la institución y servicios que dan a los colegios. Este tipo de enseñanza es única en América Latina. “Hay otras universidades que se ocupan de esto como centro, nosotros lo vemos como una perspectiva plural y global, porque trabajamos con las escuelas más ortodoxas y el resto, trabajamos con toda la red y con la sociedad en general. Tenemos muchos convenios de colaboración e intercambios con universidades católicas, nacionales, seculares, internacionales. Hoy en día uno no se puede quedar solo.”

Consultado sobre su conexión con la educación superior Argentina, el rector señaló que “lamentablemente en Sudamérica nunca se pudo crear esta universidad”. “Hemos dado servicios en otras comunidades y desarrollado programas. Ahora estamos estudiando cómo ampliar nuestros servicios a otras comunidades. Recibimos muchos pedidos y requerimientos que van del sur a Argentina, Chile y el norte. Somos la única organización de habla hispana de Latinoamérica.”

Por otra parte, la población de la comunidad judía de tiene una tasa académica que es más del doble que la tasa nacional del país, lo que representa la educación cultural y socioeconómica de la comunidad judía, “Somos una minoría muy educada a nivel mundial. Esto tiene que ver con tradiciones antiguas, con los desarrollos de los últimos 10 años”, destacó Fainstein.

El tercer departamento es el de Desarrollo Profesional, que brinda servicios educativos a distintas instituciones con respecto a perfeccionamiento curricular, asesoramiento y capacitación docente.

“Tenemos un programa de estudios judaicos único a nivel latinoamericano y tal vez mas allá, que es multidisciplinar, que enseña Biblia, pensamiento judío, historia, en una forma constructivista, muy dinámico.” Tiene cuatro años en secundario, se implementa en diez colegios y esperan que esta cifra aumente. “Es un desarrollo de muchos años porque es un trabajo sistemático, curricular, con orientación para los maestros, con guía para ellos, para materiales para los alumnos.”

También tienen un programa llamado “SAFE” en varios colegios para enseñar habilidades para la vida, para la prevención del bullying, adicciones y tener una vida sana. Además proveen orientación vocacional y por primera vez en América Latina realizaron el programa “PJ Library”, que empezó en Estados Unidos para hacer llegar a niños de 2 a 8 años libros de temática judía de la mejor calidad. “Estos proyectos los implementamos hace un mes para todo México, en principio, para que los niños cuenten con relatos de valores judíos con un sentido universal. Estamos muy satisfechos con las reacciones que estamos teniendo de niños, maestros y padres. Hay cientos de maestros que reciben capacitaciones y cursos, dentro y fuera de la comunidad”.

El último departamento es el de Extensión Universitaria que se encarga de ayudar a divulgar y trasmitir la cultura judía en distintos ámbitos no académicos. “Aquí tenemos un programa que se llama Mifgash (“encuentro” en hebreo), en donde tenemos prácticamente cada mes una conferencia y una presentación de libro, un cine debate… próximamente tendremos un cine debate sobre la película Hannah Arendt, que retrata la vida de esta filósofa en la época del Juicio a Eichmann, el libro que ella escribió”. Entre los varios cursos que brindan, recientemente abrieron uno sobre una introducción al mundo de la Biblia ante 30 personas.

“Toda institución académica tiene que, básicamente, hacer tres cosas: investigar y crear conocimiento, formar profesionales y educar, divulgar y difundir la cultura. Nosotros eso lo hacemos con estos programas que tenemos”, puntualizó el rector.

En los últimos 5 años organizaron congresos y conferencias internacionales de educación. “Una vez al año hacemos una gran conferencia, en la última tuvimos 600 participantes de toda América Latina, particularmente de la zona norte del continente, donde trabajamos distintas temáticas que hacen a la calidad, al liderazgo. No utilizamos la universidad como sede, sino colegios con infraestructura más amplia, porque a veces había 20 sesiones simultáneas y tres sesiones plenarias.”

“Queremos promover el cambio educativo, acompañando a los educadores. Nuestra filosofía es que no hay que vender proyectos ni programas, nosotros creamos juntos, con los colegios, con los educadores, con los directores de los colegios, hacemos un análisis y con base a eso vamos formando programas, proyectos, para responder y acompañar en la medida de lo posible las necesidades que tienen los colegios de la red y otros sectores importantes de la sociedad.”

Además, Fainstein consideró: “Uno de los orgullos que tenemos es que trabajamos de forma muy integrada con los colegios, con el Vaad Hajinuj, que es la representación e institucional de las escuelas y los presidentes de ellas, y también con la Agencia Judía. Trabajamos de manera muy estrecha y esto está dando resultados”.

“La universidad Hebraica es una institución casi invisible y los logros hay que verlos en los salones de clase. Hay que verlos en las tareas que desempeñan los docentes, si logramos motivarlos, fortalecer su identidad profesional y personal, la calidad y la diversidad didáctica en los estudios judaicos. Nos hemos convertido en un referente para gran parte de la comunidad local, como somos un referente en educación y en estudios judaicos, y no sólo a nivel de la comunidad judía sino también en muchos sectores de la sociedad mexicana, que tienen intereses o quieren acercarse a este tema, vienen a la universidad.”

De cara al futuro, la institución replantea su modelo académico y generará nuevas ofertas en las áreas que trabaja, con un nuevo modelo que incluye un centro de mejores prácticas. Pretenden “una oferta académica que dé respuesta a la necesidad de la comunidad, de la sociedad y del mundo en el que se vive. Hay que actuar localmente, pero con una visión global”.

En el próximo semestre que comienza en febrero esperan un incremento de al menos 30 alumnos en el área académica y otros 100 alumnos en el resto de los diversos programas.

Esta universidad es comunitaria pero forma parte del sector privado. Posee una tasa muy baja de deserción, no más del 2 o 3 por ciento, y siempre son por motivos concretos, cómo un viaje o algún problema serio personal. “En general tenemos una muy buena retención y una muy buena tasa de finalización de estudios.”

“Trabajamos muy estrechamente la universidad, con el equipo académico profesional, administrativo y con los directivos voluntarios para definir las grandes estrategias”, destacó el rector.

Por último, Fainstein no quiso dejar de mencionar en diálogo con AJN una de sus conexiones más destacadas: “Tenemos en el área de Difusión y Desarrollo un programa con la mejor universidad de negocios de y para algunos de América Latina que se llama ‘Ipade’. Tuvimos cuatro encuentros con más de 90 participantes para brindar herramientas a instituciones educativas de cómo conducir mejor desde los aspectos administrativos y que es parte de nuestra visión de trabajar en la formación de liderazgo”.

Para más información, se puede ingresar a la página web oficial de la institución:
www.universidadhebraica.edu.mx

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorMazl Tov! Felicidades a Roni y Michal por el nacimiento de sus hijas
Artículo siguienteDescanse en paz el Sr. Elías Halabe Levy Z”L
Noticias, Reportajes, Cobertura de Eventos por nuestro staff editorial, así como artículos recibidos por la redacción para ser republicados en este medio.