Diario Judío México -

6 vagones, cada uno representando a un millón de judíos asesinados durante el holocausto, cada uno dedicado a los , a los Justos Entre las Naciones, a Raul Woldenberg, a las víctimas, a los victimarios, a la resistencia, y la tradición judía pasando de mano en mano, Estamos Aquí, Mir Zainen Do!.

Un emotivo evento de conmemoración de Yom hashoa “Sin Palabras”, palabras que no se tienen que pronunciar, los hechos hablan por si solos.

Desde el oficial Nazi parado a la entrada, la música un personaje principal, los vagones, la vía del tren, la presentación multimedia, los trozos de pan tan valiosos durante el holocausto, los momentos antes de abrir donde los actores fueron ignorados, así como ignorados fueron los judíos mientras eran llevados rumbo a la muerte, parecía a nadie le importaba, el humo, el silencio penetrante, todo se conjugó en este acto de toda la comunicad judía y que esta ocasión se realizó -y de que manera- en el Centro Deportivo Israelita, un evento que nos arrancó el suspiro, que nos dejó realmente “Sin Palabras”.

Personalidades de la comunidad judía de se dieron cita para conmemorar Yom Hashoa, el recuerdo de holocausto. Entre los asistentes se encontraban los directivos de las diferentes instituciones, por supuesto del CDI, la Excma. Embajadora de en , jóvenes de Tnuot y adultos.

Empezando por las figuras humanas que los jóvenes representaban tal vez a aquellos judíos que eran capturados, juntados y separados de la sociedad sin que nadie le importara, tal como su actuación en medio de la gente no era por muchos ni siquiera contemplada

De ahí al Tren, ese ensordecedor ruido, la el silbato del ferrocarril las vías, el camino incierto, en al entrada un oficial Nazi, hombres con Kipá pasando junto a él, su tamaño imponía, todos caminaban en profundo silencio, la luz estaba apagada, se oían los susurros, nadie quería siquiera hacer un ruido, pero el ruido vino en forma de música, los cuadros humanos comenzaron a moverse cada uno en un vagón o sobre las propias vías, cada uno una historia.

El momento se vio interrumpido con el sonar del shofar, como partiendo ese inhumano momento del holocausto para recordarnos el judaísmo, el clamor a Dios, un Kadish, el Hatikva símbolo del existencia del ahora Estado de y el himno de los partisanos muestra inequívoca de la resistencia y la lucha de un pueblo por sobrevivir de enseñarle al mundo que estamos aquí, am Jai

A la salida un video realizado por los jóvenes 2 generaciones perdidas, ahora 2 generaciones ganadas, el paso de un sobreviviente al que pudo ser el pianista de Aushwitz, hasta los jóvenes que toman la estafeta de no olvidar y de fortalecer a la comunidad.

Un recuerdo mas, una revista de colección del CDI, con interesantes y diferentes artículos de la Shoa, pero quedo también esparcidos los trozos de pan, aquellos que durante el holocausto eran lo mas preciado, ahora yacían ahí, solo como un recordatorio mas de algo que nunca debemos permitir se olvide o se repita

Todo transcurrió en un instante pero permanecerá para siempre plasmada en la mente de todos los presentes.

*Visita la galería de fotos de este evento, oprime aquí.


SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.