Una atleta ortodoxa israelí es la nueva cara publicitaria de Adidas

Beatie Deutsch inspira a mujeres ortodoxas en Israel y en todo el mundo. “Nada es imposible”, rezan los carteles publicitarios que la muestran corriendo con pañuelo y pollera larga.

Una corredora de maratón ortodoxa se ha convertido en el rostro de una nueva campaña publicitaria de Adidas.

Beatie Deutsch, madre de cinco hijos, se unió a la iniciativa del gigante deportivo llamada 'Impossible is Nothing', ya que enfatizó que su fe es fundamental para su éxito en la carrera.

Toda esta semana la he pasado recordándome a mí mismo que el objetivo que me he propuesto alcanzar, que parece casi imposible, no es nada para mí. Cuando las voces que se arremolinan en mi cabeza amenazan con decirme que no puedo correr 42,2 km a un ritmo de 3:32 / km, las he contrarrestado con afirmaciones. Cuando la duda surge en mi interior, me aferro a mi fe y me recuerdo que he hecho el trabajo duro y que Dios es la verdadera fuente de mi fuerza".

Añadió que “Es fácil darse por vencido cuando las cosas se sienten difíciles ... Cuando todo parece imposible y no tienes ni idea de si tienes éxito. Pero si hay algo que he aprendido de correr es a mantenerme firme y positivo, a ahogar las voces de la auto-derrota y aferrarme a la fe. Y que nada es imposible".

Deutsch, quien ganó el medio maratón de Miami en 2020, solicitó al Comité Olímpico Internacional que se reprogramara el evento de maratón de Tokio para poder competir, como estaba planeado para el sábado, Shabat. La pandemia obligó a retrasar los juegos un año.

Beatie Deutsch, maratonista ortodoxa de 31 años, fue elegida por la empresa de indumentaria Adidas para una campaña publicitaria: en las calles de Israel se observa una gigantografía con su figura y la leyenda “Nada es imposible”, el popular slogan de la multinacional.
“El rabino Kalmin siempre me da consejos y le pregunté por esta campaña publicitaria, porque no me sentía cómoda haciéndola. Pero él me dijo que ser una figura inspiradora era lo mejor que podía hacer”, le contó a Ynet la primera deportista ortodoxa que participa de una campaña de este tipo.

Beatie Deutsch

Beatie Deutsch posa junto a una de las gigantografías de Adidas.
(Gentileza)
Deutsch fue la mujer israelí que logró el mejor tiempo de la maratón de Jerusalem en 2018 y en 2019 ganó la maratón de Tiberias, lo que la convirtió en campeona nacional y le valió la clasificación a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Además, en 2017 corrió la maratón de Tel Aviv mientras cursaba el séptimo mes de embarazo de su quinto hijo.
La falda larga y el pañuelo que cubren su cabeza cada vez que sale a correr convirtieron a Deutsch en una referente de muchas mujeres ortodoxas, tanto en Israel como en otros países del mundo. “Estoy shockeada por las repercusiones positivas. Yo soy la misma mujer de siempre, que hace lo que siempre quiso, pero me alegro ser una inspiración para muchas”, afirmó.

Beatie Deutsch logra combinar los entrenamientos con su estilo de vida ortodoxo

Beatie Deutsch logra combinar el deporte profesional con su estilo de vida ortodoxo.
(Ynet)
La atleta destacó que en sus círculos cercanos ortodoxos también abundan los elogios. “Me rodeo de una comunidad que me apoya, mi familia también”, expresó la mujer que nació en Estados Unidos y emigró a Israel en el año 2009. Actualmente reside en Beit Shemesh junto a su esposo y sus cinco hijos. Además de desempeñarse como deportista profesional, trabaja en la organización educativa “Olamí”.
Deutsch fue noticia en diciembre de 2019 cuando pidió a los organizadores de los Juegos Olímpicos de Tokio que cambiaran la fecha del maratón femenino, que había sido fijado para un sábado. Ante la negativa de las autoridades, para no profanar el Shabat y respetar la ley judía la atleta renunció a la plaza olímpica que había conseguido en las pistas.