Diario Judío México - va consiguiendo ayudas para levantar el Centro de Recuperación de la Memoria y la Cultura Sefardí en el Camino de Santiago. Cuando se aborda la segunda fase de la intervención, centrada en completar el piso superior del inmueble rehabilitado, la Junta de Castilla y León aprueba la concesión de una ayuda de 50.000 euros, para un proyecto de calado internacional.

El alcalde del municipio, Lorenzo Rodríguez, ha confirmado que la subvención irá destinada a la tercera fase de las obras, que se acometerá en los próximos meses. Los trabajos se centrarán en realizar el cerramiento exterior del edificio, poner la cubierta y empezar con el acondicionamiento del interior, todo ello con una inversión aproximada de 100.000 euros.

De ese total, la Junta aportará 50.000 euros y, el resto, procederá de fondos del Ayuntamiento, de ayudas de la Diputación y de una inversión exterior. Y es que el proyecto ha trascendido más allá de las fronteras españolas, pues la comunidad judía internacional se ha interesado por las diferentes iniciativas que viene desarrollando, a fin de recuperar su pasado sefardí, entre ellas, las excavaciones en el antigua asentamiento de La Mota.

La intención del Consistorio es poder inaugurar el Centro de Recuperación de la Memoria y la Cultura Sefardí a lo largo de 2019, si bien todo depende de contar con los fondos suficientes para ir acometiendo las diferentes intervenciones. De hecho, en Castrillo no se ponen plazos a la hora de hablar de la inauguración del centro, pues sin ayudas exteriores, el Ayuntamiento dispone con recursos muy limitados para afrontar de una obra cuyo presupuesto global rondaría los 400.000 euros.

Eso sí, el contenido ya lo tienen prácticamente diseñado, y conseguido, pues el centro dispondrá de un espacio de exposiciones, salas de reuniones, de conferencias, espacios culturales y una biblioteca, para la que cuentan con material cedido por centros de . Se pretende que la instalación sea una recurso cultural más en Castrillo, vinculado al Camino de Santiago, para la atracción de visitantes de origen judío que buscan las raíces de sus antepasados en España.