Diario Judío México - 15-Feb-2008 – Un enviado de la Agencia Judía para a América Latina fue detenido este fin de semana bajo sospecha de haber ingresado al país inmigrantes no judíos con documentación falsa que certificaba conversiones al judaísmo nunca realizadas. Se trataría de al menos 200 casos de ciudadanos venezolanos que ingresaron de esta forma al país. Según el diario Haaretz, ell funcionario admitió la comisión del delito.

La entrada al Centro de Absorción de la Agencia Judía en Raanana.

La policía israelí detuvo a un enviado (sheliaj) de la Agencia Judía para a América del Sur bajo sospecha de haber emitido autorización de inmigración a más de 200 ciudadanos venezolanos a sabiendas de que contaban con certificados falsos de conversión al judaísmo. El enviado, que en el pasado fue director del Centro de Absorción de la Agencia Judía en Raanana, será llevado en el día de hoy al Juzgado de Paz de Ramleh, a fin de extender su orden de prisión preventiva.

El periódico israelí Haaretz informa que según la policía, el funcionario admitió haber dado las mencionadas autorizaciones teniendo conocimiento de que los solicitantes no habían pasado el proceso de conversión al judaísmo y que los certificados que presentaban eran falsos. La mayoría del los “olim” son aborígenes que fueron convencidos de inmigrar a con la promesa de que recibirían ayuda monetaria del país. Algunos de ellos viven aún en la ciudad de Ramleh y otros ya abandonaron el país hace algunos años.

El sheliaj dijo en la indagatoria que deseaba ganarse el reconocimiento de sus superiores haciendo llegar al país la mayor cantidad de inmigrantes y ser declarado así “empleado destacado” . En la policía decidieron extender las investigaciones para averiguar cómo la llegada de tantas personas que presentaron certificados de conversión falsos no provocó la sospecha en ningún funcionario de la Agencia Judía o el ministerio de Absorción.

En la Agencia Judía dijeron que hay que verificar quién es el rabino responsable de esos procesos de conversión y quién emitió dichos certificados. En el despacho del vocero de la Agencia Judía dijeron que “están comprometidos desde siempre con la inmigración legal a y por ello la institución se abocó a ayudar a la policía en la investigación de las acusaciones y, para ello, también trajo al funcionario en cuestión al país. Esperamos que las sospechas sean falsas y que el sheliaj pueda volver pronto a su labor”.