Diario Judío México - Un número creciente de empresas de alimentos israelíes están exportando al extranjero, convirtiendo a en una potencia culinaria alrededor del mundo gracias a la innovación, la calidad y variedad de sus productos.

La comunidad de exiliados iraníes en los parecen estar desinteresados en la respuesta de al acuerdo nuclear con Irán, pero sus miembros parecen muy entusiasmados con una oblea producida en , que han estado comprando en grandes cantidades.

El sabor de siempre ha sido apreciado, pero en los últimos años se puede afirmar que es percibido en todo el mundo como una potencia culinaria, tanto gracias a su innovación, variedad y calidad, y también gracias al hecho de que la mayoría de comida israelí exportada es kasher, contemplando a las personas con diferentes alergias que confían en la comida supervisada y a los musulmanes que consumen comida halal, que se adhiere a la ley islámica. Estos grupos sin duda están satisfechos con el sello de kashrut en los productos israelíes.

Alimentación y bebidas: las exportaciones de en el primer semestre de 2015 ascendieron a unos 454 millones millones de dólares. La exportación de alimentos y bebidas de casi se ha duplicado desde el año 2000.
“En el último año hemos tenido compradores del Este – Taiwán, China y Japón – que llegaron a para encontrar sustitutos para el arroz”, dice Caroline Naveh, gerente de comida y bebidas para el Instituto de Cooperación y Exportación Internacional (IEICI).

De acuerdo con Naveh, muchos platos israelíes serán presentados durante la Semana de Israel, que se celebrará en Taiwán en noviembre, incluyendo una marca de té israelí de que es probable que se venda en China. “Es como vender hielo a los esquimales”, comentó.

“Los compradores locales nos pidieron que presentemos ptitim (pasta al horno en forma de arroz), y cuscús. Ellos quieren traer cosas que pueden sustituir el arroz, pero con un valor saciante y nutricional, para que puedan diversificar su dieta con nuevos alimentos y sabores”, explica Naveh.

Liora Birnhack, propietaria y directora general de la compañía Manamim, manifestó que las exportaciones de su compañía ascienden a alrededor del 15% de la producción, y que su mercado principal es los EE.UU. para la comida kasher y recientemente también el mercado de exiliados iraníes. La compañía también está centrando sus esfuerzos en Oriente desarrollando interesantes nuevos sabores: obleas de piña, mangos y coco.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


Artículo anteriorUna organización israelí busca hispanos descendientes de judíos
Artículo siguienteEn operación antiterrorista atacan por error a turistas mexicanos en Egipto