Diario Judío México - De la mano de su nuevo disco Love Medicina y acompañada por un variado repertorio de los anteriores, la artista israelí más conocida mundialmente, Ahinoam Nini (45 años), emprende su nuevo viaje a con entusiasmo, casi como si fuera esta su primera vez.

El año pasado cantó en Guadalajara y Ciudad de y en otras ocasiones fue invitada por la comunidad judía. Pero la cantante, conocida como en Latinoamérica, siente que este es un viaje singular, ante todo porque cantó como invitada en los dos conciertos en su querido colega y amigo el español Joaquín
Sabina, en el Auditorio Nacional el viernes y sábado pasados. Además, se presentará en forma independiente en su propio concierto en el Lunario del Auditorio, mañana.

habla con una energía contagiosa sobre lo que hace y promete a sus espectadores que “disfrutarán del espectáculo aunque no entiendan la letra de las canciones y aunque no las conozcan”. “No somos rutinarios”, asegura con una sonrisa. Evidentemente, sabe lo que tiene para ofrecer.

Es la cantante israelí que más caminos ha abierto en carrera internacional, combinando sus propias presentaciones con famosos duetos interpretados con Charles Aznavour, Sting, Joan Manuel Serrat, Quincy Jones, Miguel Bosé y muchos más.

Dentro de poco cumple ya 25 años sobre el escenario, compartidos con su gran socio, el guitarrista Gil Dor, que estará con ella sobre el escenario también en . Juntos han sacado 16 álbumes, el primero de ellos en 1991.

Si bien en su concierto en Lunario, interpretará una variedad de 16 ó 17 canciones , varias de ellas conocidas de discos anteriores, la gran presentación es la del nuevo álbum Love Medicine. Reflejando claramente la identidad de  como artista multicultural (nació en , hija de padres judíos oriundos del
Yemen y entre los 2 años de edad y los 17 creció en Estados Unidos), cantará en hebreo, inglés y yemenita, pero también en español.

Pocos días antes de partir, esta artista israelí que asegura se ha visto influenciada por Paul Simon, Joni Mitchell y Leonard Cohen, conversó con EL UNIVERSAL. Admite que la música era todo su mundo, hasta el
día en que se convirtió en madre.

Es notorio que le cuesta resumir el cúmulo de vivencias que la vida le ha deparado, una de las cuales fue haber sido invitada a cantar “Ave Maria” ante el Papa Juan Pablo II.

Se siente privilegiada y siente que la gran asignatura pendiente es el logro de la paz entre su país y los palestinos, una causa por la que esta cantautora comprometida políticamente, asegura que seguirá luchando.”No sé si veré la paz en mi vida.. pero igual hay que seguir intentando buscarla”, afirma.

llegas a  con una singular combinación de canciones de varios de tus discos pero también con tu nuevo álbum Love Medicine. ¿Tiene algo que ver con el hecho que tu esposo es médico?

Justamente decimos a menudo con mi esposo, que ambos estamos en la misma profesión , curar a la gente, pero de distinta forma. Creo que la música, sin duda, es un remedio para el alma, si viene del amor. A lo largo de los años, he recibido muchas cartas de gente que me dice que nuestra música le ha hecho bien,
le ha ayudado. Esa es mi recompensa. Por eso di ese nombre al nuevo álbum.

, una dimensión muy conocida de tu actividad, es la defensa de la necesidad de que se logre la paz entre y los palestinos. Y lo has traducido no sólo en pronunciamientos políticos directos, sino también en proyectos con artistas árabes ¿Cómo ha sido eso?

Es cierto, ante todo…este es un tema muy importante para mí. Mi hijo mayor, dentro de cuatro años tendrá que hacer el servicio militar obligatorio , y yo no pienso dejar todo en manos de los gobernantes, cuando discrepo con su política, sin tratar de influir y convencer. Hay gente que se enoja cuando artista da opinión política, como si usara el escenario de forma indebida.

Y claro que quienes no quieren escuhar posturas con las que no están de acuerdo. Pero estoy comprometida a trabajar por la paz y me mantengo firme en ello desde hace ya 20 años, desde que estuve en el escenario en el acto en Tel Aviv, tras el cual fue asesinado el Primer Ministro Itzjak Rabin.

¿Crees que llegarás a ver la paz ?

No lo sé.. pero estoy decidida a seguir tratando de buscarla. Espero que mis hijos , nietos o bisnietos, la vean.. Sea como sea, me siento como el personaje chino de una leyenda, al que le preguntan , mientras planta árboles en su jardín, ¿qué haría si le dijeran que el mundo se termina? “Seguiría plantando aunque pensara que este es el último día”, asegura. Pues yo también.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorBragar in Action
Artículo siguienteConoce a “Hope For Heroism”, una organización creada por soldados israelíes heridos en combate