Diario Judío México - Edith Pearlman fue hasta hace poco una desconocida para el grueso de los lectores, aun cuando a sus 81 años ha escrito alrededor de 250 cuentos que han sido publicados en diversas revistas y se han reunido en varios lanzados de 1996 a la fecha en pequeñas editoriales.

Sin embargo, todo empezó a cambiar con la aparición de “Visión binocular”, la antología que recoge 34 de sus mejores narraciones que ayudó a darla a conocer en Estados Unidos, en algunos países de y ahora en América Latina, donde ya llegó a México en su versión en español.

Esta obra la llevó a obtener, entre otros muchos premios, el prestigioso National Book Critics Circle Award. Los cuentos de Pearlman son una combinación de sutileza, elegancia, ironía y deslumbrante capacidad de exploración de los más profundos sentimientos y conflictos humanos. Su hondura psicológica y riqueza de matices los convierte en inagotables, tal y como lo han manifestado sus lectores.

En el prólogo, Ann Patchett, quien compara a la autora con Updike y Alice Munro, dice: “Tienes entre manos, lector, una joya, un libro que podrías llevarte a una isla desierta sabiendo que, cada vez que llegases a la última página, podrías volver a empezar”, así es la obra de Pearlman.

Buena parte de los relatos aquí reunidos están situados en Estados Unidos, pero los hay también ambientados en América Latina y , donde aparece la diáspora judía tras el Holocausto, como en el cuento sobre un grupo de judíos alemanes que en 1947 espera con ansia sus papeles para emigrar.

En otro retoma a dos personajes suyos, un matrimonio instalado en Nueva York que recupera el mundo perdido a través de un abrigo, pero el repertorio de situaciones es muy variado: la niña que espía a sus vecinos con sus binoculares, y la exiliada polaca que vive en Centroamérica, de donde deberá huir por segunda vez.

También aparece en esta entrega la doctora jubilada que se confronta con la muerte en un solitario paraje natural, es decir, el libro reúne un ramillete de cuentos donde la autora elude ostentaciones y florituras, pues Pearlman deslumbra sin estruendo, porque le basta apenas un susurro para conquistar. Pearlman nació en Providence, Rhode Island, Estados Unidos, en 1936, y publicó su primer libro de relatos, “Vaquita and other stories”, en 1996, cuando tenía 60 años, y ganó el Premio Drue Heinz. Le siguieron “Love among the greats and other stories” y “How to fall: Stories”. En 2011 se reunió una antología de sus mejores relatos en “Visión binocular”, que ganó los premios National Book Critics Circle Award, Julia Ward Howe, Harold U. Ribalow y Edward Lewis Wallant, y fue finalista de varios más, entre ellos el National Book Award, uno de los más reputados.

La autora ha recibido también, en tres ocasiones, el O. Henry, el más prestigioso premio de cuentos estadunidense, y el PEN/Malamud por el conjunto de su obra. Luego de “Visión binocular”, Edith Pearlman publicó su libro más reciente de cuentos, “Miel del desierto”.


SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.