Diario Judío México - El historiador Enrique Krauze, la politóloga Soledad Loaeza, y los escritores Gonzalo Celorio e Ignacio Solares, junto con otros ocho galardonados, se convirtieron ayer en merecedores del Premio Nacional de Ciencias y Artes 2010.

Krauze (Ciudad de , 1947) fue distinguido en el campo de Historia, Ciencias Sociales y Filosofía. Doctor en Historia por El Colegio de (Colmex), en 1992 fundó Editorial Clío, y en 1999 la revista Letras Libres. Es miembro de El Colegio Nacional.

“Es un reconocimiento muy honroso. Estoy muy agradecido con los académicos y colegas del jurado. Es también un incentivo para seguir escribiendo libros de Historia, llevar la Historia a un público más amplio y contribuir así a que haya una mejor y más clara conciencia histórica en este País”, expresó.

El Premio Nacional de Ciencias y Artes, el galardón más importante que entrega el Gobierno mexicano a los científicos y creadores más destacados del País, correspondió también en el mismo campo a Soledad Loaeza (Ciudad de , 1950), investigadora del Colmex. Discípula de Daniel Cosío Villegas, en su obra se ha ocupado del presidencialismo, los partidos y las elecciones. Es miembro de la Academia Nacional de Ciencias.

“Me siento muy honrada. Es un premio que me hace sentir todavía más responsable del trabajo que hago y más comprometida a echarle ganas”, señaló Loaeza.

El pintor Luis López Loza no olvidará el día de ayer. Recibió la noticia de que era merecedor del galardón en el campo de Bellas Artes, y también una llamada de un presunto integrante del Cartel de Michoacán que le ofreció tranquilidad a cambio de dinero.

Pintor abstracto, siempre a la búsqueda de nuevas formas y colores, nació en la Ciudad de en 1939, pero reside desde hace más de una década en Valle de Bravo.

“Este galardón es más que nada para muchos amigos míos que ya fallecieron y no tuvieron el honor de recibirlo. Lo quiero compartir con ellos, todos muy buenos pintores”.

En el mismo campo fue premiada la artista Marta Palau. Nacida en Lérida en 1934, llegó a con seis años de edad, como hija de exiliados españoles, y aquí ha desarrollado un trabajo plástico que incluye pintura, escultura e instalación, en el que ha explorado las culturas de América Latina y el arte ritual.

En Literatura fue reconocido el ensayista y narrador Gonzalo Celorio (Ciudad de , 1948), con una larga carrera en la UNAM, donde dirigió la Facultad de Filosofía y Letras y fue coordinador de Difusión Cultural. Es miembro de la Academia Mexicana de la Lengua.

Fue distinguida también la dramaturga y directora de escena Maruxa Vilalta (Barcelona, 1932), de origen catalán como Palau e hija de republicanos. Llegó a México en 1939, donde se nacionalizó al año siguiente.

El tercer galardonado en este rubro es el novelista y dramaturgo Ignacio Solares (Ciudad Juárez, 1945), con una larga trayectoria también en la UNAM, donde ha sido director de Literatura, y Teatro y Danza, y coordinador de Difusión Cultural. Actualmente dirige la Revista de la Universidad de México.

Solares dedicó su reconocimiento a quienes le ayudaron en su carrera, principalmente a sus maestros Julio Scherer y Vicente Leñero.

En el campo de Ciencias Físico-Matemáticas y Naturales fue galardonado Gerardo Gamba, jefe de la Unidad de Fisiología Molecular del Instituto de Investigaciones Biomédicas de la UNAM. Recibió también el reconocimiento Marcelo Lozada, coordinador del Programa de Investigación y Desarrollo de Ingeniería Molecular del Instituto Mexicano del Petróleo.

Nacido en la colonia Juárez hace 60 años, Lozada destaca la necesidad de desarrollar tecnología nacional. “Es importante que nuestros científicos en ciencias exactas vean como un área de oportunidad el desarrollo tecnológico en el País”, afirma.

En el campo de Tecnología y Diseño fue galardonado el ingeniero químico Sergio Revah, jefe del Departamento de Procesos y Tecnología de la UAM-Cuajimalpa, quien se ha dedicado a la biotecnología ambiental, enfocada al tratamiento de gases y aire.

Fuente: Reforma

FuenteReforma
Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


Artículo anteriorSobre símbolos y tumbas
Artículo siguienteIsrael detuvo a diputado de Hamás