Diario Judío México - Elliot Welles (Kurt Sauerquell), quien dirigió la Fuerza de Tarea de la Liga Anti-Difamación sobre criminales de guerra nazis desde su fundación en 1979 hasta 2003, nació en Viena en esta fecha en 1927. Él y su madre Anna fueron deportados por los nazis a Riga , donde ejecutaron a Anna en un autobús de transporte. Welles luego pasó años de su infancia en el gueto de Riga antes de ser internado en el campo de concentración de Stutthof en Polonia. Estableciéndose en Nueva York en 1949, eventualmente se convirtió en copropietario de un restaurante en Yorkville, un barrio alemán en Manhattan, donde comenzó a recopilar información sobre antiguos nazis y su paradero. Welles finalmente rastreó en Alemania al oficial de las SS que había seleccionado a su madre para la muerte, y lo procesó en 1976.

Este tipo de caza se convirtió en el llamado de Welles, y creció, escribe Margalit Fox en The New York Times, en “uno de las fuerzas más influyentes para identificar a los nazis que se establecieron en los y hacer que los extraditen para ser juzgados en el extranjero ”. Entre los hombres que identificó y llevó ante la justicia estaban Boleslav Maikovskis, responsable de la ejecución en masa de 200 aldeanos letones durante la guerra, quien se había establecido en Mineola, Nueva York (Maikovskis resultó demasiado enfermo para ser juzgado y poco después murió), y Josef Schwammberger, un ex comandante del campo de trabajo nazi que se escondió en durante cuarenta años antes de que Welles lo sucediera y lo extraditó a Alemania, donde él fue condenado y murió en prisión. Welles murió a los 79 años en 2006.

“Welles pasó años revisando archivos polvorientos y corredores de mármol en , Alemania, y otros lugares, buscando minuciosamente el paradero de hombres y mujeres que esperaban desaparecer en la oscuridad. Presionó tenazmente a los gobiernos renuentes de todo el mundo para que divulgaran información, encontraran sospechosos, los aprehendieran y los llevaran a juicio “. Margalit Fox, The New York Times.

FuenteJewish Currents
Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


Artículo anteriorVoluntarias Judeo Mexicanas llevan “Project Magic” a niños del DIF Huixquilucan
Artículo siguienteYa empezó tu oportunidad de ayudar a la educación judía