Aunque el día de Acción de Gracias o Thanksgiving es una tradición que se celebra principalmente en EUA, también en ciudades fronterizas de México ha permeado esta festividad que da lugar a tener un momento para agradecer lo que recibimos.

En este año 2021, la celebración de thanksgiving cumple 400 años. Se lleva a cabo el cuarto jueves de noviembre de cada año y se caracteriza por el tradicional pavo. El origen de esta tradición, se remonta a 1621, cuando los ingleses recién llegados a Plymouth, hoy Massachusetts, y los indios Wampanoag que ahí residían se congregaron para celebrar por la cosecha y frutos que les trajo el otoño y su trabajo del año. Esa cena se considera el primer Día de Acción de Gracias de la historia.

Los peregrinos ingleses organizaron la reunión para agradecer a la comunidad indígena por las técnicas y procesos de cultivo que les habían enseñado y los resultados de las mismas, así como integrar mucho en su celebración la naturaleza y agradecer lo que el medio ambiente les comparte.

La razón por la que el pavo es central en la cena es debido a que en aquellos años estos eran animales salvajes cuantiosos en la región por lo que se decidió enviar a cuatro cazadores para atender a los asistentes del primer Día de Acción de Gracias.

En el lado ambiental, las fiestas decembrinas sólo en EUA, producen alrededor de un 25 por ciento más de desechos entre el Día de Acción de Gracias y el Día de Año Nuevo en comparación con el resto del año. Sin embargo, todos podemos hacer pequeños cambios para reducir, reutilizar y reciclar durante la temporada navideña y durante todo el año.

A continuación, menciono algunos consejos sostenibles para abonarle a favor del planeta en la siguiente temporada de fiestas decembrinas:

  1. Si la temperatura te lo permite busca celebrar al aire libre y conectar con la naturaleza, nos ayudará a la salud en muchos sentidos y es una excelente medida de pandemia.
  2. Comprar localmente siempre tiene una huella ambiental menor, y por lo general, se cultivan en granjas más pequeñas utilizando prácticas más sostenibles, así también apoyando las PYMES locales.
  3. Dona alimentos no perecederos a un banco de alimentos local y sé voluntario.
  4. Utiliza platos reutilizables y servilletas de tela. Si eliges de un solo uso, asegúrate de comprar platos, vasos, servilletas y utensilios desechables hechos de materiales 100% reciclados.
  5. Reduce el desperdicio de alimentos. Se tiran toneladas de comida a la basura en esta época; comienza con porciones más pequeñas y de acuerdo al número de participantes en los eventos.
  6. Reutilizar es una de las mejores partes de las comidas y cenas de la temporada. Acopia en recipientes reutilizables las sobras y planea los alimentos de los siguientes días en función de eso.
  7. Recicla, por ejemplo, las bandejas de aluminio utilizadas para hornear el pavo.
  8. Planea tus compras, haz un inventario de todo lo que ya tienes en casa y compra solo lo que necesitas.

No olvidemos que todavía no hemos salido por completo de la pandemia, y siempre en la temporada de invierno o de frío es tierra fértil para todo tipo virus, así que mejor irnos por la segura con la recomendación de medidas sanitarias y hacer los últimos esfuerzos para asegurar no caer en una cuarta ola, provocar más mutaciones del COVID-19 o darle más vida al enemigo común de los casi últimos dos años, depende mucho de nosotros surfear la ola, y que no nos pegue otra revolcada.

Cerremos con un momento de gracias y de mucha más experiencia, de prácticas sostenibles, porque la gran pandemia que tenemos en la actualidad es combatir es el cambio climático, y es tarea de todos.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anterior27 de noviembre de 1874: Nace Jaim Weizmann, primer presidente de Israel
Artículo siguienteUn pensamiento la detenía en inquietudes
Francisco Suárez estudió la carrera de Contador Público (1994) en la Universidad Autónoma de Baja California, en donde también concluyó la Maestría en Administración en CETYS (1999) y el Doctorado en Administración con Concentración en Administración Estratégica (2013). Comenzó su carrera profesional en diferentes empresas del ramo deportivo, turístico y de manufactura. Su trayectoria en FEMSA empezó en 1996 en donde desempeñó diversos puestos ejecutivos dentro de la División de FEMSA Empaque. Entre 2006 y 2011 fue Gerente de la Oficina de Presidencia FEMSA y Dirección General. En 2011 es promovido a Director de Sostenibilidad FEMSA y en 2014 amplió sus responsabilidades con la posición de Director de Asuntos Corporativos de Coca Cola FEMSA. De 2016 a 2020 fungió como Director de Nuevos Negocios y a partir de mayo 2020 coordina la Dirección de General de AdeS para América Latina. Francisco es un apasionado de la sostenibilidad y fue el primer Latino en ser Presidente del Centro Mundial del Medio Ambiente 2015-2018 (WEC). En 2020, la junta directiva de WEC votó por unanimidad para elegirlo Director Emérito, en reconocimiento a sus muchos años de servicio dedicado. Además, es consejero de diferentes organizaciones como: Fondo Mexicano para la Conservación de la Naturaleza, A.C., California Institute of Advanced Management (CIAM) en Los Ángeles, California, E.U.A., Mom’s Target Media, Tesorero del Patronato Nacional de Aldeas S.O.S. México y Consejero Nacional de Enactus México. También fue consejero Alterno del ABAC (APEC Business Advisory Council), Consejo Consultivo Empresarial del APEC (Asia Pacific Economic Cooperation); y miembro de la Agenda Global para el Futuro de las Industrias de Consumo del Foro Económico Mundial “WEF”. Forma parte del Consejo Editorial de Mundo Ejecutivo y la Revista Ganar-Ganar. Además de ser columnista regular sobre temas de sostenibilidad y editorialista de periódicos como El Vigía (Baja California), El Capitalino, Diario Judío, Mundo Ejecutivo y revistas Ganar-Ganar y Universo Capital Humano.