Controversia sobre la familia Saba y su nacionalidad

Por:
- - Visto 7040 veces

Las muertes de Moisés Saba Masri, su esposa Adela Tuachi; su hijo Alberto, su esposa Judith Cattán y del no menos infortunado capitán del espléndido helicóptero que sucumbió ante la niebla y por algún error humano, ahora ignoto, el capitán Armando Fernández, propiciaron condolencias abundantes como si hubiese muerto hombre de gobierno o ciudadano muy conocido más allá de los negocios.

Felipe Calderón Hinojosa y señora, Marcelo Ebrard se afanaron pronto en hacer saber su consternación y favorecieron cuidados e investigaciones inusuales. El jefe de Gobierno pidió que no se exhibiesen imágenes necrófilas de los perecidos, lo que no suele ocurrir en desgracias semejantes, en accidentes también patéticos, y que debieran tener parejo escrúpulo.

Empresarios grandes, empresas enriquecidas, lamentaron profundamente los fallecimientos, de los miembros de la familia Saba. Los gobiernos de Veracruz y de Nuevo León, el grupo parlamentario del PRD, y el grupo Name y Liomont invocaron el nombre y la pena por el capitán Fernández, en sus esquelas en la primera sección de Reforma.


Singularmente, de inmediato, aparecieron comentarios y referencias a las cualidades empresariales y de inversionista de Moisés Saba y de Alberto Saba Tuachi, reconociendo sus dotes para hacer negocios y sus capacidades diligentes para saber cómo, cuándo y con quién invertir y lucrar excepcionalmente. Esta familia ha logrado ganancias y fincar empresas de las muy grandes. También se recordó que el finado Moisés Saba se vio inmerso en polémicas y que era un señor de ataque frontal, “tenía un carácter nutrido de desparpajo, a lo que otros empresarios no se atreven” (Carlos Mota, Milenio, ayer).

De suerte que esta persona mereció exaltaciones por sus empeños exitosos en el mundo de los capitales, de los dineros cuantiosos. Como México es un país capitalista, quienes acumulan fortunas logran consideraciones exaltadas.

El secretario de SCT dijo en horas primeras después del accidente que había que esperar para poder precisar las causas y algún posible causante del infortunio. Sobre todo en cuanto a la autorización del vuelo en climas riesgosos. Es de esperarse que no se cause otro agravio imputándole a algún empleado aeronáutico el origen de la tragedia.

Conforme a sus ritos, creencias y formalidades, los desaparecidos fueron inhumados. Cuentan que esta familia profesa su fe y que no ha sido mezquina.

Antes se solía clasificar a estos ciudadanos mexicanizados, o mexicanos, dentro de un orden: patrones. Frente a patricios, los primeros personas y grupos que ostentan y usufructúan las riquezas mayores en un país (Darcy Ribeiro). En México se les confunde con las fuerzas vivas, a menudo. Por el poder financiero, empresarial, por sus nexos arraigados con los patricios, los políticos, se les puede tipificar como las fuerzas ricas (muy ricas) de la República Mexicana. Disponen de poderes y nexos ubicuos que les llevan a negociar en las más de las áreas de la economía y con gobiernos de todo rango. En una sociedad clasista, consumista y capitalista son respetados y temibles.

El conocimiento en esquelas de los apesadumbrados profundamente por esta tragedia apunta a la patencia de asociaciones de ciudadanos que se han encontrado en el esfuerzo de fincar y hacer grandes negocios, no sin grandes disputas y conflictos inscritos en el combate por ser los más fuertes y acumuladores gracias a los incesantes cuidados, juegos y jugarretas que son el quehacer cotidiano del llamado mundo de los negocios.

El hondo penar de los deudos cercanos a las personas que seguramente nunca pensaron en la manera cruel en que iban a concluir sus vidas suscita conmiseración, lo mismo del piloto y sus afectados. En el Evangelio se aconseja estar siempre alertas, pues nadie sabe del día y la hora finales. No hay recurso social, político, económico que evite la condición perecedera de todo ser vivo. Se sabe y se olvida, se reprime.

El país mexicano vive varios dramas y tragedias. Las matanzas cotidianas sobre todo en el norte del país, las desgracias lastrantes del desempleo, los inacabables despilfarros (consumismo) y abusos públicos y privados, desesperan y lastran. Quienes recurren a agüeros, a presagios, de bienestares y conflictos, pueden contar o tomar en cuenta que la vida es accidentada, trágica y noble para cualquier emprendedor. La compasión (acompañar en la pasión) es virtud posible en todo ser humano. Ningún credo, etnia o persona, es su dueño.

———-

Sr. Froylán López Narvaez:

Era de esperarse. Semejante despecho y falta de empatía humana, como la evidenciada en su columna en *Reforma* el día de hoy 13 de enero 2010, no tardarían en aparecer. Qué triste encontrarlas en su columna.

El aprovecharse de una espantosa tragedia en la que murieron 5 personas inocentes, para polemizar sobre sus desilusiones políticas es, a lo menos, pedestre. Pero ya el atacar directa y públicamente a los fallecidos (bueno, a 4 de ellos) simplemente por ser ricos y exitosos se aproxima más a lo repulsivo.

A lo que viene un punto en el que, me parece, todos coincidimos. Todas las pérdidas son trágicas, sean éstas de ricos o pobres, de gente conocida o no. La muerte del piloto no es menos trágica que la de los pasajeros. No creo que haya alguien que no esté de acuerdo con usted en este punto.

Pero sus viciosas alocuciones en contra del capitalismo en general, y en contra de los Saba en lo personal, apestan. No pasan desapercibidas sus elecciones de vocabulario: “*espléndido helicóptero*”, “*capacidades diligentes para… lucrar excepcionalmente*”, “*ostentan y usufructúan las riquezas mayores en un país*”, por mencionar sólo algunas de sus maliciosas frases. ¿Y qué diantres significa eso de “*ciudadanos mexicanizados*”? Váyase enterando: todos los que perdieron la vida eran mexicanos. ¿Estará implicando usted que los mexicanos que profesamos la fe judía, no somos realmente mexicanos?

A usted le molesta mucho que hayan ricos en México. Lo cierto es que a todos nos molesta que hayan pobres. Es una tragedia que sean tantos mexicanos los que vivan en tan terrible pobreza. Pero a usted le afecta que hayan ricos. Parece que le duele, le irrita. ¿Por qué? ¿Cuál fue el pecado de los Saba en su condición de ricos? ¿Acaso le molesta que han sabido trabajar arduamente, o que han confiado en el país para invertir enormemente en empresas e industrias? ¿O tal vez le molestan los miles de empleos creados con dichas inversiones? ¿Es que no tienen ellos el derecho de aplicar su talento para los negocios sin que sean limitados por otros menos talentosos? ¿Le molesta a usted que la gente disfrute del fruto de su trabajo?

La realidad es que es conocida (y evidente en sus columnas) su preferencia por las ideologías socialistas y cuasi-comunistas, en las que el rico y el exitoso es castigado precisamente por ser exitoso. Pero la verdad no me interesa debatir con usted sus inclinaciones políticas. Este es un país libre (todavía), y sus opiniones, al final del día, son sus opiniones.

Pero sus ataques públicos y personales (aunque no explícitos) hacia gente a quien yo conocí, y de quien pongo las manos en el fuego por su inquebrantable calidad moral, a tan sólo 3 días de su horrible muerte, me obligan a responder y a señalar su columna de hoy como despreciable. Moisés Saba Masri fue un hombre bueno, recto, íntegro, honesto, trabajador y generoso. Comprendía y aplicaba a diario el precepto judío de *Tzedaká*, que significa literalmente “justicia social”. Él no consideraba a la ayuda a los demás “beneficencia” o “caridad”. Lo veía como una obligación social y moral, como justicia. Y lo llevaba a la práctica a todos los sectores necesitados de la sociedad… todos los días y a manos llenas.

Su riqueza material no lo hizo culpable de nada. Tampoco su ocupación como hombre de negocios. Si tuvo alguna falla en el ejercicio de su ocupación, ésta debe ser confrontada en lo específico, y con un mínimo de respeto a los que hoy lo enlutan. Lo que es cierto es que murió horriblemente sin merecerlo. Y definitivamente no merece que usted lo ataque por haber muerto rico, o porque haya sembrado tantas amistades que hoy expresan su pesar por su fallecimiento.

Entiendo que usted pretenda señalar la injusticia de una sociedad en la que los ricos y poderosos acaparen la atención en los medios. Es cierto, es injusto y no debe de ser. Como le expresé al principio, no creo que haya alguien que de verdad considere que la vida del Capitán Armando Fernández sea menos valiosa que la de los Saba, o que su muerte sea menos trágica. Pero su columna encierra mucho más que ese noble mensaje… encierra una cáustica virulencia.

Usted escribe: “*Cuentan que esta familia profesa su fe y que no ha sido mezquina*”. Coincido. Aquí el único mezquino ha sido usted.

Atentamente,

Emilio Betech
Co-Conductor, El Aleph: La Voz Judía de la Radio
Radio Red, Grupo Radio Centro

Fuente: Reforma, 13 enero 2010

1 comentario en «Controversia sobre la familia Saba y su nacionalidad»
  1. Es curioso lo que Mexico genera.
    Por un lado, un hombre que debe regir su vida desde la perspectiva de sus posibles secuestradores y por el otro, un autor, que en su necedad de etiquetar le quita a quien fue la victima de la situacion en mexico, la oportunidad de morir como vivio, como parte integral de lo que es lo mejor y lo peor de la psique mexicana

    Responder

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


El tamaño máximo de subida de archivos: 300 MB. Puedes subir: imagen, audio, vídeo, documento, hoja de cálculo, interactivo, texto, archivo, código, otra. Los enlaces a YouTube, Facebook, Twitter y otros servicios insertados en el texto del comentario se incrustarán automáticamente. Suelta el archivo aquí

Artículos Relacionados: