Elise, Lise Meitner nació en Viena el 7 de noviembre de1878, la tercera de ocho hijos de una familia judía llegada de Moravia. En Austria fue fácil distanciarse de su judaísmo. Progresistas, ilustrados y optimistas quisieron ser parte de la cultura alemana; optimismo que perdieron cuando a principios del siglo XX el antisemitismo acumulaba votos para el alcalde de la ciudad. Sin embargo, no afecto su amor a la cultura o el afán de una educación superior para sus hijos. Para los hombres era fácil, solo tenían que aplicarse a los estudios y alcanzar un lugar en la universidad, a pesar del numerus clausus. Pero las mujeres no eran candidatas para la educación, Las universidades no las admitían y tampoco las escuelas secundarias, el Gymnasium. Terminaban la escuela pública a los catorce anos. Al final de sus cursos, Lise recibió un certificado que calificaba su trabajo como satisfactorio y un renglón que decía: 'liberada de continuar con trabajos escolares"

Lo único que le quedaba, además de las labores domesticas, era una escuela privada para jovencitas de la clase media, solo podía aspirar a ser maestra de alguna materia que no requiriese estudios universitarios. Lise escogió francés sin gran interés.

En 1897, el desarrollo y las necesidades del país, orillaron al de Viena a abrir las facultades filosóficas a las mujeres, unos anos mas tarde las escuelas de medicina. Entonces si, aun sin secundaria, solo tenían que aprobar el examen de admisión, Matura, como fuera, para ser universitarias.

En 1899 Lise empezó a prepararse en un grupo con otras dos mujeres, en dos anos cubrieron los ocho anos de estudios secundarios, guiadas por un tutor, Arturo Szarvassy, joven físico que fue realmente su primer profesor.

En 1901 presento el examen con 13 jóvenes mas, solo cuatro aprobaron y Lise entro a la Universidad de Viena. Tomo muchos cursos, en especial calculo, pronto se distinguió, e inclusive, su maestro le recomendó que publicara un error que había encontrado en el trabajo de un matemático italiano. No le pareció adecuado, pero confirmo que lo que le interesaba era la física, no las matemáticas.

La inteligencia y el talento no son meritos por si, solo se vuelven importantes cuando los acompaña la voluntad y el tesón de ponerlos al servicio de una elección consciente. Lise sabia que quería y no habría prejuicio, obstáculo, ley o pequeñez humana que la desviara. Todo su ser estaría al servicio de la ciencia y en su época, la mas negra de la .

Había pocos estudiantes en física, era mas una vocación que una carrera, quienes la preferían, lo hacían porque no podían imaginar nada mas fascinante, Lise fue una de ellos. Durante 6 semestres se dedico a los temas de física y en todos tuvo un solo maestro, Ludwig Boltzmann, un físico teórico genial. 50 anos mas tarde, todavía recordaba sus clases como las más hermosas y estimulantes de su carrera. Para Boltzmann " la física era la batalla por la ultima verdad." Una idea que Lise nunca abandono.

La meta de Meitner era la comprensión teórica; sus medios, generalmente, experimentales. En 1905 inicio su investigación doctoral:' Pruebas de una Formula de Maxwell", publicada por el Instituto de física de Viena.

En 1906 empezó a estudiar la radioactividad descubierta en 1886.

En Viena su futuro parecía estar reducido a la enseñanza, aunque había dedicado tiempo a la investigación y completado tres proyectos sobre partículas alfa. Con el doctorado en la mano se fue a Berlín, sus padres siguieron manteniendo la ilusión y el trabajo de su hija.

Lise llego a Berlín en 1907, donde pensaba estudiar unos semestres, allí se quedo por mas de 30 anos hasta que Hitler y sus cohortes alemanes, también los científicos, intervinieron.

Aunque no conocía las publicaciones de Max Plank, conocía su nombre y le pidió permiso para asistir a sus clases ya que, formalmente, no podía admitir mujeres en sus cursos y se hicieron amigos de por vida. Además, busco donde hacer trabajo experimental como voluntaria. Conoció a Otto Hahn, quien ya era renombrado como químico, Ambos descubrieron que podían trabajar muy bien juntos, cada uno en su especialidad que eran complementarias. Pero había un problema muy serio, el Instituto Kaiser Wilhelm de Química no admitía mujeres, su director Fischer tenía miedo de que se incendiaran sus cabellos, seguro pensaba que su barba, por ser de hombre, era resistente al fuego. Como compromiso permitieron que Lise trabajara en un cuarto del sótano que había sido taller de carpintería. Otto lo acondiciono para medir radioactividad; Lise no podía entrar a ningún otro cuarto, ni siquiera al laboratorio de Otto, para ir al baño, tenia que caminar dos cuadras al restaurante mas cercano.

Un año mas tarde, cuando las mujeres fueron admitidas a la Universidad de Prusia, Fischer las recibió, suspendió las restricciones de Meitner e instalo un baño para mujeres. Pero, para los profesores Lise seguía siendo invisible, aunque llego a ser asistente de Plank.

Meitner y Hahn publicaron su primer articulo en abril de 1908, en agosto completaron algunos experimentos con actinium. La paciencia y meticulosidad de Hahn era el complemento perfecto para las explicaciones y generalizaciones atrevidas de Meitner que eran esenciales en el caos de la información y lo desconocido.

En septiembre de 1908, dos de las hermanas de Lise se convirtieron al catolicismo, Lise se hizo protestante, el cambio de religión no le abrió ninguna puerta, para eso tendría que haber cambiado de sexo, cuando los nazis llegaron al poder y anexaron a Austria, debió de tomar el nombre de Sara en sus documentos igual que todas las judías y cumplir su destino como judía.

En la Primera Guerra Mundial Hahn fue llamado al servicio militar, trabajo como químico en la elaboración de gases, Meitner se preparo para trabajar como técnica voluntaria en rayos X en los hospitales militares. En 1916 volvió a trabajar al laboratorio con todo el equipo sin Hahn, meses mas tarde la nombraron directora de su sección de física y dividieron el laboratorio Hahn- Meitner en dos laboratorios, uno a su nombre y otro al nombre de Hahn, y le aumentaron el sueldo.

En marzo de 1918, después de anos de investigación, Hahn y Meitner publicaron un artículo con el descubrimiento de un elemento radioactivo nuevo, Protactinium. Aun cuando Meitener hizo todo el trabajo, Hahn fue el primer autor. Meitner era muy escrupulosa y leal, 20 anos mas tarde, cuando la situación fue inversa, cuando ella no estuvo en el laboratorio para los experimentos diarios, podía, o debía, haber recibido la misma lealtad, pero no fue así.

En 1923 Lise ya era una científica conocida y respetada por su habilidad y su capacidad.

Siguió una época rica en descubrimientos en todos los laboratorios de , los científicos se comunicaban todo lo nuevo que descubrían en la estructura del átomo y promovían mas y mas avances, Pero, un enorme pero, en la también ocurrían grandes movimientos.

En 1933 Hitler fue nombrado canciller y empezó a destituir judíos, primero los jueces, después los científicos, Muchos abandonaron Alemania, Lise continuo sus investigaciones confiando en su nacionalidad austriaca y en un futuro mejor

En 1934 Fermi produjo isótopos radioactivos, trabajaba con bombardeo de neutrones. Lise condujo a Hahn y a su técnico Fritz Strassmann a probar las posibilidades que surgían de los nuevos conocimientos.

En 1938 Alemania anexo a Austria, Lise perdió su nacionalidad, se convirtió en apartida, sin pasaporte para salir de Alemania y el 20 de marzo Hahn le comunico, después de hablar con Mentzel, jefe del Consejo de Investigaciones del Reich, aparentemente sin defenderla y aceptando lo que le correspondía como judía, que debía salir del Instituto y no volver mas. A pesar de eso, a la mañana siguiente, Meitner volvió para escribir los resultados de sus experimentos de radiación de neutrones con thorium. Pero estaba fuera de si," muy infeliz", debido a Hahn. "En esencia, el me ha echado", escribió en su diario.

Lise se dio a la tarea de encontrar otro país, otro laboratorio, donde poder continuar con su trabajo. Escribió cartas, se comunico con amigos y tras muchas dudas y frustraciones, mientras las dificultades y restricciones aumentaban, decidió dirigirse a Suecia. La posición no era segura, tampoco había lugar o dinero para ella. Huyo de Berlín con 10 marcos en la bolsa, un pequeño veliz con unas prendas de verano y un anillo de brillantes que le regalo Hahn por si tenía 'alguna emergencia.'

Su amigo Rosbaud la llevo al tren y, otro amigo, Coster, la acompaño para pasar ilegalmente la frontera de Holanda. Von Laue comento:"el disparo que iba a destruirte fallo en el ultimo momento, probablemente, tu misma no lo notaste."

Por primera vez, en muchos meses, LIise podía pensar más allá del momento del escape. El alivio pronto se convirtió en angustia, No tenia asidero, arrojada de su trabajo, arrancada de sus amigos, de su idioma, apartida, sin dinero, no sabia como viajaría o como viviría. Era como el viento, sin un lugar propio.

Coster reunió algo de dinero y ella lo considero un préstamo que pagaría. Lo más importante era encontrar trabajo. Finalmente, su visa de entrada a Suecia fue autorizada el 18 de julio, habría preferido Inglaterra, donde tenía familia, pero la mejor oferta era la de Suecia aunque solo era por un ano. Lise entro al Instituto Nobel para física Experimental, dirigido por Manne Siegbahn, quien no creía en las mujeres científicas, saludo a Lise cuando llego y nada mas. Linse se sintió totalmente ajena, el Instituto estaba vacío y desorganizado, su sueldo era un estipendio modesto de Real, No pidió ser agregada al grupo de Siegbahn, ni le dieron los medios para formar su propio grupo, le dieron espacio en el laboratorio, pero ningún colaborador, equipo o apoyo técnico, ni siquiera un juego de llaves, Mantuvo siempre la comunicación con Hahn y Strassmann como dirigente intelectual reconocida y buscada por los colaboradores que habían quedado en Berlín con todos los medios y las amenazas nazis.

En noviembre, Niels Bohr la invitó a pasar unos días en Copenhagen, allí se encontró con Hahn y tuvo una larga conversación con el en privado, la mantuvieron secreta hasta después de la guerra y Hahn nunca quiso hablar de ella, Lise debió decirle claramente que sus nuevos experimentos eran una pesadilla física, le dio un catalogo con todos los errores cometidos y le debió convencer de que revisara rigurosamente todos sus resultados. Hahn no comento con Strassmann el mensaje de Meitner, pero este entendió que ella había señalado el camino a seguir, Meitner era la líder intelectual del grupo.

"Afortunadamente, la opinión y el juicio de Meitner era tan importante para nosotros en Berlín que los experimentos de control necesarios fueron implementados inmediatamente,"apunto Strassmsnn. Hicieron nuevas pruebas en un producto de uranio que creían que era radio, pero descubrieron que era bario. Hahn había descubierto que bombardear un elemento con protones producía otros elementos nuevos, pero no entendía lo que ocurría, Le escribió el resultado de su trabajo a Meitner, quien se entusiasmo con los resultados realmente nuevos, el primer descubrimiento de que un núcleo puede separarse y encontró la explicación correcta de como y porque ocurre, su sobrino Otto Frisch encontró el nombre: "Fisión".

La prueba de la Fisión requería tanto de la visión física de Meitner y Frisch, como de la visión química de Hahn y Strassmann. Por acuerdo entre Meitner y Hahn, este publico en enero de l939 su artículo sobre la Fisión nuclear; pero no registro que la explicación era de Meitner. El mes siguiente, febrero de l939, Meitner fue la primera en publicar la explicación de los resultados. Meitner también vio que la Fisión liberaba una gran cantidad de energía que sugería la posibilidad de hacer bombas atómicas.

El descubrimiento y sus posibles consecuencias motivaron una carta que Einstein escribió al presidente de EE. UU, el resultado fue el Proyecto Manhatan.

En 1944 le otorgaron el premio Nobel en química a Hahn en secreto, porque a los alemanes les estaba prohibido recibir el premio. Meitner debió haber recibido el premio de física, pero no fue así por descuido o por error. Meitner fue ignorada en parte porque Hahn minimizo su trabajo desde su salida de Berlín. La separación y el exilio de Meitner le sirvieron muy bien a su vanidad y deshonestidad. Hahn racionalizo y explico su exclusión y llego a decir que solo había sido su asistente en el laboratorio. Además, dijo, no merecía ninguna restitución científica porque el descubrimiento de la Fisión nuclear fue químico, no físico.

El error nunca fue rectificado, tal vez, trataron de remediar la afrenta, en parte, cuando Meitner, Hahn y Strassmann recibieron el Premio Enrico Fermi en 1966.

La guerra termino el 8 de mayo de 1945, Lise sabia que la Fisión podía llevar a una bomba terrible que la llenaba de horror y sintió gran alivio porque la guerra había terminado antes de que Alemania la descubriera. Mayor fue su sorpresa y desasosiego cuando se entero de lo ocurrido en Hiroshima.

Ese año se hizo público el premio Nobel de '44, Hahn viajo a Suecia donde estaba Meitner. Nunca reconoció en público, o en privado que fue Meitner quien explicó y le hizo entender la Fisión nuclear.

Lise Meitner recibió muchos otros honores:

  • En 1946 fue nombrada Mujer del año en EE. UU. y recibió el premio frente al presidente Truman. En ese viaje recibió doctorados honoríficos de varias universidades como Princeton, Harvard y otras.
  • En l947 El Premio de Ciencia y Arte en Viena.
  • En 1949 Medalla de Max Plank con Hahn.
  • En 1955 fue la primera en recibir el Premio Otto Hahn.
  • En 1957 Orden pour le merite en Alemania.
  • En l958 se inauguró un edificio con los nombresHahn-Meitne en Wansse, Alemania.
  • En 1960 la medalla Wilhelm Exner en Viena.
  • En l962 medalla Dorothea Schozek de Guttiger.
  • En 1992, el gran honor póstumo, el elemento 109, el más pesado de los conocidos, fue llamado Meitnerium [MT].
  • En 1968 se retiro a Cambridge, Inglaterra, allí murió el 27 de octubre. Su lápida dice:
    "Lise Meitner: a physicist who never lost her humanity.
    Lise Meitner es considerada la científica más significativa del sigloXX.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorUn ser iluminado por el lenguaje
Artículo siguientePsicoterapia a través del arte
Nació en la Ciudad de México, terminó sus estudios de Filosofía en la UNAM, es Escritora y traductora. Actualemente reside en Israel.