Desde el siglo XIX la exterior iraní y sus sistemas destaca por una búsqueda de soberanía nacional, que centró sobre la cuestión de occidente por EEUU, hoy por hoy, aliado principal de Israel, de lo que deriva su desazón sobre cómo conceptuar a occidente y actuación ante sus paradojas con oriente porque la cultura islámica es muy sectarista en casi todos sus aspectos y, más aún, en relación con el mundo cristiano de occidente, liberal y abierto; incluso, la Revolución Islámica de 1979 fue otro de sus desafíos por abordar el tema de la soberanía nacional, que impulsó, además, otra propuesta geopolítica: la reducción y/o supresión, salvo excepciones del influjo políticocultural occidental en Irán, en la que desde 1961 Reza Pahlevi guió a su pueblo ante occidente.

Y, la Revolución islámica de 1979 que cambió, culturalmente, el horizonte geopolítico iraní, pues antes de esta, su exterior se era de relaciones estratégicas Europa/EEUU. lo estimaba como un escenario estratégico para su bienestar, su desarrollo socioeconómico y hasta por su seguridad nacional, dada su ubicación geográfica, al suroeste de Asia.

Mantenía relaciones muy cordiales con la mayoría de países vecinos; gestionaba sus puntos de fricción con Irak y Arabia Saudí y hasta ayudó a Omán para salvar a su régimen de la oposición comunista.

Tras los sucesos de 12/2019 se convirte en centro geoplítico mundial, pues Trump busca allí a medio plazo, satisfacer las demandas de Israel y Arabia Saudí por venta de armas, equivalente a unos 110 millones de dólares, según acuerdos suscritos en 5/2017.

Los hechos acaecidos por la muerte de Soleimani conllevan el inicio de una etapa nueva en la geopolítica mundial para 2020 con las tensiones regionales elevadas al máximo que hicieron interactuar por las redes sociales convirtiéndose en masa de asomos sobre una posible III Guerra Mundial que debería alentar, mejor, el análisis del conflicto. Y, No conformarnos con medias verdades, mal de las relaciones nternacionales. El contexto de la crisis en es ignoto, aún.

De ahí, quizá, su ayuda por “razones humanitarias”de combustible para Venezuela, asunto que se presta a conjeturas debido a sus tensiones con EEUU, conflcto que para entenderlo debemos compremder, s fondo, la destreza e índole de ambos países. es una potencia regional con unos 82 millones de habitantes y sucesora del antiguo imperio persa, milenaria en antigüedad, de una sociedad bien formada y un abrigo religioso arraigado, sobremanera, con capacidad óptima de movilización, así como una gran obsesión por la entrega, vigorizada por los Chiíes y expuesta en la guerra con Irak (1980-1988): su población piensa que el martirio por una causa justa tiene lógica. El régimen iraní estima a Arabia Saudí, de corriente sunita, un freno a sus ambiciones.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorAutoeficacia: tú puedes hacerlo
Artículo siguienteSimjat Torá 5781. "Una Garantía para toda tu vida"