Escribió el Rey David: “No seas como un caballo” (Tehilim 32,9)

Sucedió hace varios años que un comerciante de joyas muy finas debía viajar a Rusia para vender su mercancía.

Este hombre contrató al mejor carretero de la ciudad para que lo lleve hacia allá.

Al estar listos el comerciante, el carretero y los caballos, partieron el camino hacia Rusia.

El comerciante estaba muy nervioso, ya que las revisiones en aduana rusa son sumamente delicadas y minuciosas.

Mientras más se acercaban a la aduana rusa, el comerciante se ponía más nervioso, ya que su futuro económico, familiar, social, dependía de esa inspección que le iban a realizar. Si le iba bien en la aduana, tendría su futuro garantizado.

Cuando estaban a punto de llegar a la aduana, el comerciante comenzó a sudar y de tanto nervio, contagió también al carretero a ponerse nervioso.

Cuando ya llegaron a la aduana rusa, el comerciante casi se desmaya de tanto miedo, y el carretero estaba temblando de qué podría pasar.

Ahora, preguntemos algo:

¿Quién de esta historia se puso menos nervioso?

¿Acaso el comerciante? No. El comerciante estaba temblando todo el camino, ya que sabía la importancia de pasar esa aduana con bien.

¿Acaso el carretero? Tampoco. Ya que él no tenía mucho qué perder o ganar.

Entonces, ¿Quién se puso menos nervioso? La respuesta es: El caballo. Ya que el caballo no tiene idea de lo que es una aduana rusa, y qué se podría decidir ahí, no tiene de qué ponerse nervioso.

Nos dice David Hamelej: “No seas como un caballo”.

Nos encontramos a escasas horas de ELUL, seamos inteligentes y no seamos como ese cabello que no le importa la aduana, es decir, el juicio tan importante que pasaremos en Rosh Hashaná.

Seamos inteligentes y preparémonos bien para ELUL para poder llegar a Rosh Hashaná con toda la fuerza, muchos méritos y mucha Berajá de Hashem.

Mensaje escuchado de mi amigo Isaac Azrak.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorLa Sazón Más Auténtica de Japón: Yoshimi
Artículo siguienteEl mexicano de Buchenwald. Una entrevista con Julio Godínez
Nacido en Abril de 1982, en la ciudad de México. Autor de más de 25 libros de ética y filosofía judía. Entre ellos, La Dieta del Rambam, Consejos de Educacion de los Hijos, El Poder del Habla, Maaser Rafael, La Tefilá, y muchos más. Realizó el gran Juego: El Toratón, que consta de 2,500 preguntas y respuestas de Torá, Halajá (ley judía), Tanaj, Talmud, en forma de juego para los niños, adultos, etc. Conferencista y maestro de ética y filosofía judía. Sus vídeos y audios aparecen en Youtube y en SoundCloud. Dedica tiempo al día, mandando sus clases de Torá, vía mails, Whatsapp y Facebook.