Este es el artículo 2 de 46 en la serie Dialogando sobre la Cuestión Judía

Diario Judío México - 1 – ¿Le parece contradictorio que un pueblo tan definido como el judío se haya constituido sobre unos caminos hechos al andar?

No porque  creo que la propia esencia del judaísmo es serlo allí donde esté. El lugar no debe de condicionar.

2 —Teniendo en cuenta que no hay pueblo como el judío que se haya constituido sobre las Escrituras como ley y mandato divino, ¿serían los profetas los primeros constructores de la –tal como la entendemos–no solo empujada desde atrás, sino reclamada desde delante, desde el futuro?

Creo que no solo desde el pasado sino que también desde las perspectivas del futuro, porque es la raíz de su permanencia, sino desaparecería.

3 —Parece que el pueblo judío, más que la reivindicación de un espacio, ha estado buscando el tiempo, su tiempo, su , ¿es también ese su parecer?

Creo que busca las dos cosas. Un parte del sionismo así lo entiende.

4 —¿No cree que la , en el caso de los judíos, más que una basada en el progreso es una sagrada, es una ucrónica de la divinidad en los hombres, de la palabra de Dios hecha escritura, una y otra vez?

Pienso que trata de utilizar  las dos cosas; una sin la otro no serviría.

5 —¿Cómo se combina según usted la depurada individualidad judía con el sentimiento de colectividad de este pueblo?

Pienso que cada uno es asimismo, como un universo, pero al mismo tiempo unidos  lo son también lo demuestra s famosa expresión “quien salva una vida salva la de toda la humanidad” Justo de la humanidad.

6 —Hay una ambivalencia contradictoria entre las gentes respecto al judío. Por una parte es un pueblo respetado y temido, por otra parte hay una actitud de rechazo hacia él, que se manifiesta en expresiones populares y despectivas, por ejemplo «perro judío», «hacer una judiada», «ser un fariseo», etcétera. ¿Qué opina de ello?

Bueno esta admiración y odio al mismo tiempo es para mí uno de los mayores enigmas. Pienso que la propia inercia de la subsistencia les lleva  a desencadenar este sentimiento.

7 -Existe una penetración de lo judío en lo sagrado –incluso en el pensamiento de sus prohombres más modernos y racionalistas– como temor de Dios, como acatamiento del mandato divino, como escritura sagrada. Es curiosa, ¿no cree? Esa mezcla entre racionalismo científico y acatamiento de la divinidad.

Creo que  no es una idea generalizada y en cualquier caso es una forma distinta de entender el judaísmo. Hay judíos laicos. Ortodoxos  observantes, no observantes etc. Aunque  pienso que pueden coexistir. Por ejemplo un judío laico como era al principio Herzl fundador del sionismo replicó a otro  judío ortodoxo cuando el Affaire Dreyfus “Es que Vd no se sintió humillado cuando las turbas gritaban en Paris ‘abajo los judios’ “

Más Artículos en esta Serie

<< Hablemos de la Cuestión judía. Antonio Escudero dialoga con el Dr. Francisco Balbuena RiveraA modo de entrevista sobre el Camino judío. El Filósofo Antonio Escudero Ríos dialoga con Sofía Kostzer >>
Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorSer receptivo
Artículo siguienteLa Compañía Nacional de Aguas de Israel Mekorot rehabilitará los acuíferos mexicanos
Nació en 1944 en Quintana de la Serena, Badajoz. Hizo las carreras de Filosofía y Publicidad en Madrid en donde reside desde 1960. Es editor literario e investigador de Judaica. Ha realizado ediciones facsimilares de la Guía de los Perplejos, el Cuzarí y de la obra de Isaac Cardoso. Dirigió las Jornadas Extremeñas de Estudios Judaicos en Hervás, en 1995, con Haim Beinart. Fue Director de las Actas del mencionado Congreso, publicadas en 1996. Colaborador en las revistas judías Raíces, Los Muestros, Maguem y Foro de la vida judía en el mundo, entre otras publicaciones. Creador, junto a otros entusiastas, de la Orden Nueva de Toledo, Fraternidad dedicada a la defensa plural de Israel y el Líbano cristiano, así como combatir el antisemitismo. Ha plantado miles de árboles, y construido, con Don Jaime Botella Pradillo, un jardín dedicado a los Justos de las Naciones en Las Navas del Marqués, en tierras de Castilla.