En la tienda de abarrotes.
– ¡Por favor, deme dos latas de sardinas!
– ¿De cuáles sardinas prefiere? Tenemos portuguesas, marroquíes, españolas. Las que sean. Al fin no voy a hablar con ellas.
-»-
Una viejita pide:
– ¡Por favor, deme diez gramos de queso.
– ¿Usted se está burlando de mi?
– ¡Sálveme Dios! Si me burlara, le pediría que me lo cortara en rebanadas.
-»-
– ¡Sr. Rabinovich! Su esposa le pide contestar al teléfono!
– ¿Pide? Si pide, no es mi mujer.
-»-
– ¿Jaim, eres tu?
– ¿Qué haces?
– Estoy comiendo.
– ¿Qué estás comiendo?
– No te lo puedo decir por teléfono.
-»-
– Por favor, quiero hablar por teléfono al pueblito Ivanovo cerca de Moscú.
– No tenemos línea.
– Entonces conécteme con Nueva York.
– Puede hablar, le doy Nueva York.
– Alo, aquí Nueva York. ¿Con quién desea hablar?
– Por favor conécteme con el pueblito Ivanovo, cerca de Moscú.
– Aquí Ivanovo, ¿con quién desea hablar?
-»-
– ¡Perdón!¡ ¿Es la sociedad Pamiat (organización antisemita rusa)?
– Si aquí es. ¿Qué necesita?
– ¿Ustedes escribieron que los judíos vendieron a Rusia?
– ¿Qué quieres maldito judío?
– Venía yo a recibir mi parte de la venta.
-»-
– ¡Hay vida en Marte?
– No, allí tampoco hay.
-»-
Dos polacos están en la cárcel.
– Por culpa de los judíos estamos aquí.
– Pero no quedaron judíos en Polonia.
– Precisamente. Si los hubiera, ellos estarían aquí.
-»-
En el mercado de Odesa.
– Dígame, por favor. ¿Qué le da de comer a su gallina?
– ¿Para qué quiere saber?
– Yo también quiero adelgazar como ella.

Diario Judío México - EL PILÓN DE INTERNET

Conversación entre Dios y un asesor militar.

Dios: quiero un reporte completo de cómo andan las cosas en la tierra.
Asesor militar: Los iraníes están fabricando la bomba atómica, dicen que van a borrar a del mapa y que eso será pronto.
Dios: ¿Y está fea la cosa?
Asesor militar:¿Fea?… ¡Feísima!
Dios: ¿Y qué hace mi pueblo?
Asesor militar: Bueno, en su mayoría, van a la playa, a los cafés al aire libre, al teatro, comen y beben opíparamente, es decir, disfrutan de la vida.

Dios: ¡¡Oy vey, otra vez confiando en mí!!

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorRobert Briscoe
Artículo siguienteLa importancia de tener amigas