En 1947, apenas unas semanas después de la partición en Naciones Unidas del Mandato Británico en Palestina en dos futuros estados, uno árabe (no decía palestino) y otro judío (así especificado), el entonces presidente de la Organización Sionista Mundial, el científico Jaim Weitzmann, pronunció un famoso discurso alertando de los tiempos difíciles por venir con una metáfora a la que más tarde el poeta Natan Alterman llenó de significado: “No se le concede un estado a un pueblo en bandeja de plata". Al menos no a un pueblo que esperó dos mil años para conseguirlo.

Apenas un par generaciones más tarde, aquel espíritu de sacrificio se ha evaporado en gran medida y los nuevos héroes populares ya no son los que dan un paso al frente en el combate, sino aquellos que tienen una idea comercial capaz de forrar sus bolsillos con varios millones de dólares antes de los 25 años y retirarse a disfrutar de la buena vida, preferiblemente bastante lejos de los cohetes, acuchillamientos callejeros y el mundanal ruido del Oriente Próximo. El sueño de las madres judías ya no es que sus vástagos se conviertan en doctores o científicos, sino que monten una “start-up” y se la vendan a Google cuanto antes.

El hartazgo de vivir en el constante estrés de un país sometido día sí y al otro también a ataques terroristas organizados o espontáneos, y de ser tratados por el mundo como el culpable de todos sus males, es más que comprensible. También que la gente aspire a vivir en mejores condiciones económicas. Pero en el camino hacia el “maguía li” (me lo merezco, en hebreo) la sociedad israelí ha dejado atrás unos principios que fueron los cimientos de su propia existencia: la ayuda mutua (en lugar del crecimiento de las diferencias sociales) y la prioridad de lo colectivo sobre lo individual, ambos conceptos poco compatibles con el ultra-liberalismo económico.

Desafortunadamente, es un proceso en auge y con subproductos tan extraños como que el judaísmo (“yahadút”, en hebreo) esté monopolizado por los sectores religiosos, cuando la renovación secular pero medularmente judía fue el verdadero motor del nacimiento del estado.

La fascinación por la velocidad e inmediatez ha ido convirtiendo a muchos de sus habitantes en “Fast Jews”, judíos rápidos, servidos en bandejas de plástico que no de plata, con la necesidad urgente de llegar cuanto antes adonde en realidad nadie te espera, de ser el primero sólo por dejar atrás a los demás, de ser el más guapo llevando una máscara o el más listo de la clase de la que te expulsaron por amasar una fortuna más rápidamente. Una cosa es cierta: en un país democrático como Israel, la gente está donde está por elección mayoritaria. Y, si han elegido el plástico en lugar de la plata, ellos sabrán por qué, aunque no sepan explicarlo. Ni los demás tampoco.

Jorge Rozemblum
Director de Radio Sefarad
www.radiosefarad.com

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorCatálogo de besos
Artículo siguienteLa increíble historia de Pedro II
En 1989 empieza a desempeñar labores de redacción y traducción (Inglés, Francés y Hebreo a Español) para diversas publicaciones informáticas: PC Magazine Actual, Personal Computing, Amstrad Magazine, Redes, Sistemas, Tribuna Informática, etc.). De 1992 a 1996 es responsable de las secciones de sonido y vanguardias tecnológicas en la revista de nuevas tecnologías OnOff (Editorial Globus). Realiza proyectos de ediciones técnicas también para las editoriales VNU, Infolaser y Tecnipublicaciones. De 1994 a 1998 trabaja como corrector para temas de informática para la Editorial McGraw-Hill. En 1996 realiza traducciones técnicas para KDC y para CT. *  Desde 1995 a 1999 es Jefe de Redacción en la agencia de comunicación Aleph, encargándose de las Notas de Prensa, Comunicados y Columnas para empresas como Lotus, Autodesk, Acer Computer Ibérica, Pinnacle, BEA, etc. Entre 1999 y mayo de 2000 es nombrado Director de Servicios Especiales de la misma empresa, a cargo de los servicios de traducciones (folletos técnicos, de marketing, anuncios, etc.), boletines (LotusClub, ATC Noticias, BEA News, etc.) y clipping. TRAYECTORIA PROFESIONAL (música) Desde 1989 colabora como redactor para revistas de música (Sociedad Española de Musicología, Guitar Player, Keyboard, etc.) y generales (Avalon, Panama Jack, etc.). En 1990 funda y dirige la revista trimestral de nuevas tendencias musicales MUSICA GLOBAL (Mandala Ediciones), que funciona hasta 1995. Se encarga del apartado de música en la versión española de la enciclopedia en CD-ROM Encarta 97 de Microsoft (para Me&Ta Multimedia). De 1996 a 1999 colabora con Marketing Editorial en varios proyectos para el Club Internacional del Libro (redacción de fascículos de la colección Historia de la Música Deutsche Grammophon y fichas de la colección La Gran Música). Desde 1995 participa en el grupo de música antigua de Eduardo Paniagua, como intérprete de cítola (guitarra medieval) y cantante de música judía sefardí, con los que ha actuado en España, Portugal, Marruecos, Francia, Italia, Suiza, Alemania, Bélgica, Dinamarca, Noruega, Canadá, Costa Rica, Panamá, Honduras, Croacia, Bosnia e Israel. Junto al grupo ha editado los discos “Música de las Tres Culturas” (1998), “Moradas del Corazón” (2003) y “Maimónides” (2004, todos en Pneuma Records). En 2006 forma el grupo Klezmer Sefardí (con CD del mismo nombre para Pneuma Records). TRAYECTORIA LABORAL * Desde junio de 2003 colabora desinteresadamente con la web Musicasdelmundo.org en la redacción de artículos sobre música e instrumentos del mundo. * Desde enero de 2004 y hasta marzo de 2005 colabora como redactor y traductor de la revista Musitec Magazine de F&G. * Desde enero de 2004 y hasta enero de 2005 colabora como traductor y redactor para la agencia de comunicación empresarial Aleph Comunicación. * Desde abril de 2001 y hasta marzo de 2005 colabora como redactor y traductor de las revistas DVD Total y Future Music de LarPress * Desde abril de 2001 y hasta mayo de 2003 colabora como redactor de la web de noticias de Nuevas Tecnologías de Tecnipublicaciones. * Desde junio de 2000 trabaja como traductor y redactor freelance para empresas como DyR, Prensatec, Aqua MassMedia, Aabam, Crimson, iTerracom y Premdan. Desde abril de 2007 trabaja en Radio Sefarad como director musical y desde finales del mismo año y hasta septiembre de 2011 como editor, a cargo de la creación y puesta en marcha de nuevas secciones. Desde octubre de 2011 es el director de Radio Sefarad.