Diario Judío México - En una ocasión, el presidente de los , Barack Obama, salió a cenar con su esposa Michelle Obama, y llegaron a un restaurante no tan lujoso, querían hacer algo diferente, y salir de la rutina.

Estando sentados en la mesa del restaurante, el dueño del restaurante se acerco donde se encontraban, y le pidió a los guardaespaldas que, por favor, le permitieran acercase para saludar a la esposa del presidente, y así lo hizo.

Al retirarse el dueño del restaurante, Obama le pregunta a Michelle: ¿Cual era el interés de este hombre en saludarte?

Michelle le responde: Lo que pasa es que en mi adolescencia este hombre estaba muy enamorado de mí por mucho tiempo.

Obama le dice: Ahhh. quiere decir que si tu te hubieras casado con él, hoy día fueras la dueña de este restaurante.

Michelle le responde: No… Si me hubiera casado con este hombre, hoy él fuera el presidente de los .

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorEl Puerto de Tel Aviv en la Bienal Europea de Paisaje
Artículo siguienteAhmadinejad amenaza a Rusia y recibe una respuesta
Noticias, Reportajes, Cobertura de Eventos por nuestro staff editorial, así como artículos recibidos por la redacción para ser republicados en este medio.