Diario Judío México - Las vitaminas son esenciales para el crecimiento, desarrollo y el correcto funcionamiento del organismo humano.

Las vitaminas se clasifican en 2 grupos: las que son solubles en agua o hidrosolubles y las que son solubles en grasas o liposolubles.

En total, son 13 vitaminas. Las liposolubles son: las vitaminas A, D, E y K, y las hidrosolubles son: la vitamina C y las vitaminas del complejo B (Tiamina o B1, Riboflavina o B2, Niacina o B3, Ácido Pantoténico o B5, Piridoxina o B6, Biotina, Ácido Fólico y Cobalamina o B12).

Las vitaminas del complejo B y la vitamina C, al ser solubles en agua, son susceptibles al lavado y a la cocción de los alimentos, o sea, que se pierden fácilmente en el agua donde se cocinan los alimentos, por eso es recomendable cocer las verduras al vapor o en poca agua, para que no pierdan demasiado sus vitaminas. También se pierden vitaminas al lavar las frutas y las verduras y luego almacenarlas, por eso es importante que las frutas y las verduras se laven solamente antes de ser utilizadas.

La vitamina C es una vitamina que se oxida fácilmente con el aire, por eso la fruta partida y los jugos pierden la vitamina C si se tarda en consumirlos; Es preferible hacer el jugo de naranja, y beberlo en un lapso no mayor de 20 minutos después de hecho.

Las carencias o excesos de vitaminas pueden causar trastornos importantes en el organismo humano. Ejemplo de esto es el consumo excesivo de vitamina C en forma de suplemento, que puede ocasionar la aparición de radicales libres, o sea, que en lugar de ser un antioxidante, se puede volver lo contrario, un prooxidante.

Otros ejemplos: La carencia de Vitamina B1 o Tiamina puede ocasionar una enfermedad llamada Beri-Beri. La carencia de vitamina B3 o Niacina puede provocar Pelagra. La carencia de vitamina B12 ó Cobalamina puede provocar un tipo de anemia. La carencia de ácido fólico provoca una enfermedad llamada Anemia Perniciosa. La carencia de vitamina C produce una enfermedad llamada Escorbuto, etc.

Por eso es importante consumir una dieta variada y completa, y con eso vamos a obtener todo lo que nuestro organismo necesita.

Los suplementos vitamínicos son aconsejables sólo en determinadas circunstancias. No hay que tomarlos como sustitutos de la dieta, sino para complementarla.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.