Diario Judío México - Aprovechar la celebración del Día de la Independencia (Yom Ha’atzmaut ) de para leer y meditar sobre el futuro de ese país podría ser un buen ejercicio tanto para quienes viven en ese país como para quienes lo apoyan desde fuera como para todos los que tienen algún vinculo positivo sentimental con esa nación.

Actualmente parece, más que nunca, encerrado en un callejón sin salida donde no importa lo que haga parecería que el futuro está en contra de su posibilidad de sobrevivir tanto como nación independiente, como país democrático y como sociedad predominantemente judía y sin embargo múltiples posibles soluciones están empezando a tomar forma aun cuando, claro, seguramente la que al final se implemente quizás se alimente de todas ellas en una combinación poco ortodoxa donde se mantenga la independencia de , su sobreviviencia como un país de judíos pero también como una nación de Israelíes donde la ciudadanía, no la religión, sean el denominado común que identifique a sus ciudadanos.

Una decisión difícil, tan difícil que en Europa dos guerras de lucharon y millones de seres fueron asesinados (6 millones de ellos judíos) tratando de establecer la separación entre religión y Estado dando a los ciudadanos -incluyendo a los judíos- los derechos civiles que, como ciudadanos de los diferentes países merecían.

Ahora el plato ha dado la vuelta. Ahora toca a los israelíes definir a sus ciudadanos no como parte de un estado eclesiástico sino como parte de una nación democrática.

Claro que la otra opción es la de finalmente establecer a como una nación eclesiástica donde solo los miembros de una religión tienen completo acceso a todos los beneficios de pertenencia – como lo era en la Europa Cristiana o lo es en el mundo occidental – Claro que esto en si no resuelve el problema porque al igual que la iglesia católica en Europa, la Israelí, si fuera la ‘controladora oficial de nacionalidad’ tendrá que definir quien es y quien no es ‘judío’ para efectos de su nacionalidad con lo que además de frustrar a todos los no judíos, alejará de su seno a todos los matrimonios mixtos, a todos los conversos y en resumen, repetirá los mismos errores o caerá en las mismas trampas morales en las que cayó la Iglesia Católica con el Santo Oficio y las leyes antisemíticas de los años treintas en Europa que pavimentaron el camino al Holocausto.

Y precisamente, por la importancia que le ha dado ha este evento (el Holocausto ) como pilar y justificación emocional para su existencia como un Estado para y de Judíos es que no puede – o mas bien debe evitar- el colocarse en la situación de repetir las mismas políticas discriminatorias de la Europa cristiana que, en su discriminación antisemítica que desembocó en el holocausto y demostró la debilidad del argumento teológico como elemento unificador de una nación para justificar su existencia porque, de hacerlo así, el termino de “Nunca Jamás” perderá toda validez al repetirse en el seno de una nación que tanto ha luchado por mantenerse libre, secular y democrática.

Podrá el gobierno israelí tener la visión necesaria para alcanzar la autoridad moral que le permita garantizar un libre, justo y democrático o caerá en la siempre presente – y muy utilizada- tentación de utilizar el chauvinismo de algunos de sus ciudadanos mas extremistas para justificar dos “ciudadanías” diferentes dentro de su país,

Para mejor analizar y responder a estas cuestiones les recomendamos los siguientes libros:

, de Nahum Goldmann

¿Puede Israel ser un país democrático y judío?, ¿Puede Israel tener relaciones sanas con las comunidades judías del mundo?

Escrito por Nahum Goldmann, fundador y Presidente del Congreso Judío Mundial a quien en su momento se le ofreció que fuera presidente de Israel a lo cual se negó y fue quien inició y llevó a cabo los arreglos para asegurarse que se pagarán indemnizaciones después de la guerra en todas sus formas a las víctimas. Asimismo, fue la mano derecha en el área internacional de David Bengurion? Y fue su principal opositor en muchas de sus políticas. Dentro de esta dicotomía es en la que se desarrolla el libro, en la paradoja judía que es bueno conocer.

Los últimos dos capítulos los dedica a hablar sobre el laberinto que es el vaticano y su relación de odio-amor con los judíos e Israel y el otro capítulo se refiere a las pláticas de Ginebra y la necesidad de que haya paz en el cercano oriente, afirmando que el mantener a los palestinos separados del proceso político en Israel y no integrarlo dentro de una federación va a representar un grave problema para la seguridad de Israel y sobretodo para la posibilidad de supervivencia como un país democrático y libre.

Un libro que sirve para entender la creación de la fundación del estado de Israel y sobre todo su relación con el mundo judío.

The Jewish Paradox
Autor: Nahum Goldmann
ISBN 0-448-15166-9
Comprar en línea

, de Bernard Avishai

Lo que hay que hacer para tener un Israel secular, democrático, judío y seguro

Escrito simultáneamente en y en Israel por Bernard Avishai, en la Universidad Hebrea de Jerusalén y en Nueva York; Podrían citarse varias páginas de este muy interesante libro, porque ofrece una de las últimas oportunidades de resolver el problema palestino y el problema israelí bajo una luz racional que es la creación real de una república hebrea democrática en Israel. A diferencia de la versión de un solo país que están promoviendo otros grupos, la república hebrea raya en el aspecto democrático, secular y global de la sociedad israelí para tratar de promover la creación de un estado en el que todos los ciudadanos tengan las mismas oportunidades independientemente de su bagage religioso; Un libro recomendado para todos aquellos que creen que no existen opciones y para todos aquellos que no saben que existen otras posibilidades, porque en el se encuentran suficientes argumentos para demostrar una discriminación seria en contra de ciudadanos israelíes que no sean de religión judía, como también suficientes argumentos que demuestran que no hay nada que hablar con los palestinos en un proceso de paz y afortunadamente hay diversas pruebas que demuestran que el problema sí se puede resolver con un poco de buena Fe de ambas partes, llegando acuerdos y modificaciones a la constitución no existente israelí, al mismo tiempo de que se creen oportunidades viables para ambos.

Una opción para tomar en cuenta sin duda.

The Hebrew Republic
Autor:
Bernard Avishai
ISBN: 9780151014521
Comprar en línea

, de Leon Uris

Novela escrita en 1958 por el novelista estadounidense Leon Uris acerca de la fundación del Estado de Israel, basado en el nombre del barco Éxodo durante la inmigración en 1947.

En 1956, Uris cubrió el conflicto árabe-israelí como corresponsal de guerra. Dos años más tarde, Éxodo fue publicado por Doubleday & Company. La idea del libro surgió de una conversación con el autor y Malcolm Stuart, su agente. Éxodo se convirtió en un fenómeno editorial internacional, el mayor éxito de ventas en los desde Lo que el viento se llevó (Gone with the Wind) escrito en 1936 por Margaret Mitchell.

La se desarrolla con el protagonista, Ari Ben Canaan, planeando la fuga y posterior transporte de cientos de refugiados judíos, detenidos en un campo de detención británico en Chipre para el Mandato Británico de Palestina. La operación se lleva a cabo bajo los auspicios de la Mossad le`Aliyah bet. El libro narra la de los diversos personajes principales y de los lazos de su vida personal con el nacimiento del nuevo estado judío.

Exodus
Autor:
Leon Uris
ISBN: 0553258478
Comprar en línea

Otros libros recomendados:

The Crisis of Zionism
Autor: Peter Beinart
ISBN: 0805094121
Comprar en línea

A New Voice for Israel
Autor: Jeremy Ben-Ami
ISBN: 0230112749
Comprar en línea

The Anatomy of Israel’s Survival
Autor: Hirsh Goodman
ISBN: 1586485296
Comprar en línea

The Unmaking of Israel
Autor: Gershom Gorenberg
ISBN: 0061985082
Comprar en línea

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

1 COMENTARIO

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.