Ayer escuché una frase que me hizo reflexionar donde alguien se preguntaba ¿Quién es feliz? Acaso aquel que tiene mucho, aquel a quien no le faltan cosas, aquel que tiene recursos para comprar todo lo que necesita?. Aquí es donde una frase que nos enseñan en la escuela y que está escrita en la Biblia trae sentido y respuesta: “Mi hu ashir?, ha sameaj ve jelko”, la traducción del hebreo es : ¿Quién es rico? aquel que se regocija con lo que posee…

Y es dentro de esta frase de donde viene mi , tener mucho o tener poco depende de muchas cosas, trabajo, suerte, herencia, inteligencia, estudios y mil situaciones más. Pero todos podemos ser ricos cuando nuestra actitud es la que marca nuestra percepción y de ahí decidimos frustrarnos o aceptar, agradecer y entender.

Cuidado, porque no hablo de conformismo, rico puede ser quien tiene mucho o quien tiene menos. Y además quiero dejar claro que de una forma u otra, todos en esta vida somos ricos. Sabemos que nadie lo tiene todo, ni todo el amor, ni todo el dinero, ni toda la salud. Pero si lo que tenemos lo apreciamos, le damos el valor y lo agradecemos, por lo que el sentimiento y la perspectiva es lo que nos darán los lentes del agradecimiento.

Siempre habrá quien tiene más, pero también quien tiene menos, la idea no es vivir compitiendo o comparándose contra los demás, es entender que lo que la vida nos ha dado y aquello por lo que cada uno ha luchado es su tesoro, y es ahí donde estriba la riqueza enorme de cada uno de nosotros.

Apreciemos lo que tenemos, lo que la vida nos regala cada día, las cosas más valiosas no se compran con dinero..
Sonríe, comparte, ama, admira, llora de corazón, siente y suspira mucho, que dar y aprender a recibir llena el bolsillo de nuestros corazones sin límite…

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorDescanse en paz Sra. Elsa Margolis Z”L
Artículo siguienteDescanse en paz Sr. Kurt Efter Hahn Z”L