En un artículo publicado el 4 de julio, 2021 en el diario de Londres Al-Arab, el periodista iraquí Ibrahim Al-Zubaidi ataca dura y mordazmente a Mustafa Al-Kadhimi, primer ministro de Irak desde abril del año 2020 y pide su destitución. Este escribe que, a pesar de contar con el respaldo total de las fuerzas de seguridad y de un apoyo popular sin precedentes, Al-Kadhimi ha decepcionado, al igual que todos sus predecesores en la última década: este no ha cumplido ninguna de las tareas para las cuales fue designado y se ha subordinado a sí mismo a Irán. Una prueba de ello, dice Al-Zubaidi, es la participación de Al-Kadhimi en un reciente desfile militar de las Unidades de Movilización Popular (UMP), una organización militar que opera en paralelo al ejército de Irak y que consiste principalmente en milicias chiitas respaldadas por Irán y que están legalmente subordinados a la oficina de Al-Kadhimi.[1] Al-Zubaidi critica al primer ministro por felicitar a los combatientes y abrazar al comandante de las milicias de las UMP, a pesar de que estas milicias lo han insultado y le han amenazado con frecuencia.[2] Este agrega que, desde que asumió el cargo, Al-Kadhimi ha intentado demostrar que no está subordinado a Irán, pero la realidad demuestra lo contrario, ya que Irak es ahora un país sin fronteras, sin soberanía o dignidad adecuadas. Además, las milicias de las UMP respaldadas por Irán son más poderosas que las fuerzas armadas iraquíes, e Irán es el verdadero ente responsable de tomar las decisiones en el país. Al-Zubaidi expresa su esperanza de que muy pronto Al-Kadhimi sea destituido.

Mustafa Al-Kadhimi en el desfile militar de las UMP (fuente: Shafaq.com/ar, 26 de junio, 2021)
Mustafa Al-Kadhimi en el desfile militar de las UMP (fuente: Shafaq.com/ar, 26 de junio, 2021)

Lo siguiente son extractos de su artículo:[3]

«Los políticos que controlan Irak hoy día culpan a los invasores estadounidenses por la destrucción de la patria, alegando que deliberadamente destruyeron las instituciones del estado y sembraron el caos luego de desmantelar al ejército y a los otros aparatos de seguridad. El ciudadano iraquí también culpa a los estadounidenses, pero por otros motivos: por reunir a todos los políticos codiciosos y hambrientos de poder de los cafés de Londres, Damasco, Ammán y Riad y nombrarlos gobernantes del país más rico y hermoso del mundo, es decir Irak, sabiendo que el país bajo su control será exactamente lo que es hoy: un estado fallido y en bancarrota, regido por la ley de la selva.

«Todo esto es sin duda muy cierto, pero los invasores estadounidenses se fueron, o fueron expulsados, de Irak en el año 2011 y ahora nos encontramos en el año 2021. En otras palabras, han pasado nueve años en este país, que todavía no es libre e infeliz – a pesar de la cantidad de dinero vertidos en sus arcas – bajo el gobierno de los ‘patriotas’ religiosos que le temen a Alá y aman a Mahoma y a sus descendientes. Específicamente, tuvimos tres años bajo el yugo del ex-primer ministro Nouri Al-Maliki en su segundo mandato luego de la retirada de los estadounidenses en el 2011; cuatro años bajo Haider Al-‘Abadi; un año bajo ‘Adil’ Abdul-Mahdi, quien fue derrocado el 1 de diciembre, 2019 por el alzamiento de ese año y un año bajo el actual primer ministro Mustafa Al-Kadhimi, su mandato terminará probablemente en unos pocos meses cuando los iraquíes lo derroquen al igual que derrocaron a sus repugnantes predecesores, quienes son buscados por la ley.

«En nueve años, a pesar de los 1.500 billones de dólares otorgados a Irak en ayuda, estos gobiernos religiosos consecutivos nunca lograron quitarle los ingresos provenientes del petróleo de las manos de las milicias que lo contrabandean o que manipulan las cifras de exportación de petróleo. Ni tampoco estos gobiernos supervisan los cruces fronterizos, no evitan que las pandillas se apoderen del sector petrolero y le roben sus ingresos, o dirijan incluso la mitad del dinero que ingresó a las arcas del estado hacia las áreas de la construcción, rehabilitación, educación, salud, agricultura, industria o servicios. La otra mitad que estos se robaron.

«Se dice que la llegada de las bandas del EIIS a las áreas sunitas de Irak y los fondos, esfuerzos y tiempo que el estado tuvo que invertir en las batallas para liberar estas áreas, distrajeron a los consecutivos gobiernos de las tareas de construcción del país y de proporcionarle servicios. Esto puede ser cierto, pero el EIIS solo capturó las ciudades que ahora se denominan liberadas y nunca llegó a las áreas chiitas en el centro y sur de Irak. Este tampoco preocupó al gobierno chiita nacional de Irak ni lo distrajo de las tareas de proveerle a la población de esas regiones con agua potable, electricidad, medicinas, hospitales, escuelas y carreteras limpias y pavimentadas. El EIIS no le impidió el gobierno ayudar a los agricultores, para que puedan proveerle a los ciudadanos productos locales, fortalecer la industria, proteger la seguridad y dignidad de los ciudadanos y detener los asesinatos y arrestos injustificados… o prevenir el robo de los fondos del estado…

«Esta es la condición en que se encuentra Irak hoy día: es una patria sin fronteras adecuadas, soberanía o dignidad. Desde junio del año pasado (2020) hasta julio del año 2021, el primer ministro Al-Kadhimi no ha completado ni una de las tareas para lo cual este fue designado, ante todo creando un ambiente propicio para celebrar unas elecciones justas, brindando seguridad, previniendo asesinatos, identificando a los asesinos de los manifestantes, destituyendo a los funcionarios malversadores de fondos, limitando el uso de armas solo al estado, previniendo las violaciones perpetradas por las milicias, restableciendo el estado de derecho, liberando los cruces fronterizos del control de las pandillas, impidiendo el contrabando de petróleo y el contrabando de fondos sacados fuera del país y redactando una ley electoral adecuada… con el fin de preparar el terreno para la celebración de elecciones no arregladas. Este no logró nada de esto a pesar de que llegó al poder con el respaldo total de los militares y de las fuerzas armadas y contará con un inmenso apoyo popular… que ninguno de sus fallidos predecesores alcanzo disfrutar.

«Las últimas malas noticias sobre él fueron que asistió a un desfile militar de las Unidades de Movilización Popular (UMP), lo cual resulta ser un ejército mucho más poderoso que el ejército del gobierno, a juzgar por las armas desplegadas en el desfile y por los estruendosos gritos y consignas que se escucharon en el lugar, que demostraron que este ejército y sus armas son iraníes hasta la médula. Al-Kadhimi, el primer ministro y comandante en jefe de las fuerzas armadas iraquíes, quien siempre se ha quejado por las violaciones a la ley y sobre las armas que no están bajo el control del estado, es decir, las armas de las UMP… asistieron a este vergonzoso desfile, felicitaron a aquellos que portaban estas armas y luego permitieron al comandante de estas milicias – que le han desafiado, humillado y amenazado con cortarle las orejas[4] – abrazarlo, como diciéndole a los iraquíes: Su primer ministro no es realmente un primer ministro ni ninguna otra cosa.

“Lo más extraño de todo fue que Al-Kadhimi se dirigió a ‘nuestros hijos en las UMP’ y dijo: ‘Con su ayuda restauraremos el histórico papel de Irak en la región’. ¿De qué papel histórico habla el primer ministro, cuando Irán es el que toma todas las decisiones, da las órdenes y es obedecido y cuando Irán es el que, a lo largo de su larga historia, no ha traído nada más que pobreza, hambre, superstición, soborno, narcotráfico y falsificaciones a todos los lugares en los que este ha entrado?…

«Aunque, desde que asumió el cargo el año pasado, Al-Kadhimi ha estado tratando de refutar la acusación de que este está subordinado a Irán y a sus milicias, los verdaderos hechos son evidentes sobre el terreno y prueban la veracidad de esta acusación cada día que pasa del ineficaz gobierno de Al-Kadhimi. Dirigiéndose a los Representantes Permanentes de los países de la OTAN en Bruselas, Al-Kadhimi anunció «la negativa absoluta de Irak de permitir que su territorio sea utilizado para atacar a sus vecinos». Pero él sabe, nosotros sabemos y el mundo entero sabe que estas son palabras vacías, porque él no es quien toma las decisiones y no puede hacer nada que los iraníes no quieran que este haga. Este juego está considerablemente más allá de sus habilidades y no terminará bien para él ni para el pueblo iraquí. Pero continúa sin un final a la vista. El día de la destitución del primer ministro será uno de felicidad. Este debería dejarnos en paz y tomarse un descanso».

A continuación se muestran más fotografías del desfile de las UMP:[5]


[1] Las UMP son una organización que agrupa a unas 40 milicias, la mayoría de estas chiitas y pro-iraníes, las cuales fueron establecidas originalmente para combatir contra el EIIS. Estas milicias, algunas de las cuales son designadas por varios países como organizaciones terroristas, ayudaron a Irán a establecer su control sobre Irak y socavar su independencia. En el año 2016, el estatus de la UMP fue regulado designándolo como fuerza nacional iraquí subordinada al Cuartel General de las Fuerzas Armadas y a la Oficina del Primer Ministro. A pesar de esto, la mayoría de las milicias siguen siendo leales al régimen iraní y algunas incluso participan en ataques contra los estadounidenses en Irak.

El desfile de las UMP, celebrado el 26 de junio, 2021 en la gobernación Diyala, celebró el séptimo aniversario de la fundación de esta organización. Este fue patrocinado por el primer ministro Al-Kadhimi y asistieron él y otros altos funcionarios, incluyendo el presidente de las UMP Falih Al-Fayyadh, el jefe de personal de las UMP ‘Abd Al-‘Aziz Al-Muhammadawi (Abu Fadak), el Jefe de Estado Mayor de las Fuerzas Armadas Abdul Amir Yarallah y el Asesor de Seguridad Nacional Qassem Al-A’raji. El armamento exhibido incluyó cañones, vehículos militares, morteros y tanques de las milicias Kataeb Hezbolá, Al-Nujaba, ‘Asaeb Ahl Al-Haq y de Sayyed Al-Shuhada. Según algunos informes, también se exhibieron drones iraníes, pero la Autoridad de las UMP ha negado esta información. Elaph.com, 26 de junio, 2021; Al-Sharq Al-Awsat (Londres), 27 de junio, 2021.

[2] Véase, por ejemplo, los informes del PSATY de MEMRI:

Grupo pro-iraní en Irak realiza desfile armado en Bagdad en protesta realizada contra el primer ministro Al-Kadhimi, 25 de marzo, 2021;

Tras incendio en el hospital de Bagdad, el hospital y el grupo afiliado a las milicias pro-iraníes en Irak pide venganza contra el primer ministro iraquí, 28 de abril, 2021;

Grupo pro-iraní en Irak dirigiéndose al primer ministro: Su mandato está llegando a su fin; nosotros responderemos de manera decisiva a los intentos de arrestar a miembros de la resistencia, 16 de marzo, 2021.

[3] Alarab.co.uk, 4 de julio, 2021.

[4] En diciembre del año 2020, tras intentos por Al-Kadhimi de frenar a las UMP, Qais Al-‘Askari, vocero de las milicias Kataeb Hezbolá, dijo: «Le pedimos a Al Kadhimi, el traidor, que no ponga a prueba la paciencia de la resistencia de ahora en adelante, ahora es el momento oportuno para cortarle las orejas tal como se le cortan las orejas a una cabra. The National (EAU), 27 de diciembre, 2020.

[5] Shafaq.com/ar, 26 de junio, 2021.

The post Periodista iraquí: El primer ministro iraquí Mustafa Al-Kadhimi se halla subordinado a Irán y debería ser destituido first appeared on MEMRI Español.