Reconocido académico ruso Karaganov: “Nos estamos sacudiendo el yugo occidental”

Por:
- - Visto 136 veces
Reconocido académico ruso Karaganov: “Nos estamos sacudiendo el yugo occidental”

El 28 de mayo de 2023, el medio de comunicación ruso Business-gazeta.ru publicó una entrevista, titulada «Nos estamos sacudiendo el yugo occidental», con el renombrado académico ruso Sergei Karaganov, quien es presidente honorario del Consejo de Política Exterior y de Defensa de Rusia.

Con respecto a la guerra en Ucrania, Karaganov dijo que la paz se logrará rompiendo la «voluntad de Occidente de expandirse y continuar la confrontación» y «desmilitarizando y desnazificando por completo a Ucrania, es decir, un país completamente diferente al que es ahora».

También enfatizó: «Occidente reprimió al mundo entero, robó, mató y destruyó. Podemos hablar durante horas sobre los horrores que marcaron los últimos 500 años de dominio occidental. Finalmente, comenzó dos guerras mundiales. Permítanme recordarles que el nazismo – una ideología totalmente misántropa – nació en occidente, y lo están volviendo a nutrir. Allí también nació el comunismo, no lo identifico con el nazismo, porque exteriormente es una ideología mucho más humana. Además el comunismo fue defendido por la Unión Soviética, que ganó, y el nazismo perdió. El liberalismo es algo así como estos dos ‘ismos’, y espero que también retroceda en las sombras profundas de la historia. Los países que lo exponen o se inclinan ante él se están moviendo rápidamente hacia el totalitarismo, el fascismo y la cultura de la cancelación. Lo único que hace que la rusofobia sea mejor que el antisemitismo es que Rusia tiene los recursos para defenderse, pero los judíos no tuvieron esa oportunidad».


Serguéi Karaganov (Fuente: Business-gazeta.ru)

A continuación, el texto de la entrevista:[1]

China se ha convertido en «una gran potencia en política exterior»

P: «La Operación Militar Especial [en Ucrania] ha estado ocurriendo durante más de un año. A lo largo de este período, en su opinión, ¿se han producido cambios dramáticos en Rusia y el mundo?»

Karaganov: «Se han producido muchos cambios durante el año pasado, y se están acumulando. La Operación Militar Especial es solo una pequeña, aunque muy importante parte de estos rápidos cambios para nosotros. Simplemente dejamos de notarlo porque el torbellino de acontecimientos no nos da la oportunidad de pensar en ellos. Mientras tanto, hace apenas un año, el mundo era un lugar diferente. Por ejemplo, durante este tiempo, China ha pasado de ser una gran potencia económica a una gran potencia de política exterior, habiendo logrado tremendos éxito en este campo. Europa, por otro lado, fue aún más lejos hacia su caída.

Durante este año, muchas cosas han cambiado en nuestro país también. En primer lugar, el viaje occidental de Rusia ha llegado a su fin. Ahora Rusia está buscándose a sí misma. Esperemos que se recupere lo antes posible. La nacionalización de la élite se ha acelerado y hemos eliminado en gran medida la parte de la élite económica que trabajaba para Occidente. En la jerga de la ciencia política, se llama la Élite del Comprador».

«Rusia y Europa difieren en términos de valores»

P: «En nuestra entrevista anterior en noviembre de 2020, usted dijo: ‘Hoy, Rusia y Europa, a pesar de todos los desacuerdos, tienen una gran cantidad de lazos económicos y culturales. Pero nos estamos alejando en los temas principales’. ¿Cómo es la situación ahora? ¿Se ha roto todo por completo y nos hemos alejado hasta el límite, o nuestro enfrentamiento no es tan serio y profundo como muchos piensan, y todavía es posible revertir las cosas?

Karaganov: «Nuestros desacuerdos son profundos por varias razones. Las élites europeas, bajo cuyos pies arde la tierra, decidieron tratar de salvar sus posiciones lanzando un desafío de política exterior, propagandístico, económico y en parte incluso militar a Rusia, llevando las relaciones a su peor momento.

Pero quizás lo más importante es que Rusia y Europa (no toda, por supuesto, porque Europa no es uniforme) difieren en términos de valores, y este proceso se está desarrollando rápidamente. Nos estamos convirtiendo en viejos europeos, mientras que ellos se convierten en post-europeos e incluso van hacia valores post-humanos. Cuando la UE finalmente se desmorone, los acuerdos con países individuales serán bastante probables. Pero esta es una perspectiva lejana».

«Occidente lucha por mantener los restos del neocolonialismo»

P: «La voz de África, que no hemos escuchado en absoluto durante probablemente treinta años, suena bastante fuerte hoy, y a mediados de mayo, el presidente de Sudáfrica declaró que Rusia y Ucrania habían Rusia y Ucrania habían acordado aceptar una misión africana de mantenimiento de la paz. Arabia Saudita fue en contra de su amigo tradicional, Estados Unidos. ¿Cómo ve estos cambios? ¿Qué está pasando ahí fuera?”

Karaganov: «La liberación del mundo del yugo occidental es una tendencia que se ha desarrollado en los últimos años. Los países se están volviendo cada vez más libres. Occidente lucha por mantener los restos del neocolonialismo, pero el resto del mundo está luchando para deshacerse de él. Podemos decir con orgullo, pero también con cierto pesar, que una vez más Rusia se encuentra al frente de esta lucha, actuando como una especie de rompehielos que aplasta los restos del sistema neocolonial de dominación occidental. Como tal, el rompehielos siempre lleva la peor parte y recibe los golpes. Pero el mundo ya se ha vuelto mucho más libre, diverso, multipolar y colorido. Los sauditas desafiaron abiertamente a los estadounidenses y no lo lamentan particularmente, y los estados árabes del Golfo se sienten mucho más confiados. El hecho de que los países africanos se estén volviendo mucho más activos y desafiando abiertamente a sus antiguos amos europeos forma parte de un proceso profundo que está actualmente en marcha. Somos testigos de un terremoto global cada vez más poderoso e intenso. Esto es incómodo, pero después de un terremoto, aparecen nuevos continentes, países, fenómenos, montañas y desfiladeros. Así es como se crea un nuevo mundo».

«Lo principal es romper la voluntad de Occidente de continuar la confrontación»

P: «En 2021, usted escribió en su artículo que se estaba desarrollando una nueva Guerra Fría, de la cual Rusia tenía la oportunidad de salir victoriosa. ‘Para esto, Rusia debe elegir la orientación correcta de política interna y externa y, lo más importante, mantenerse alejada de una gran guerra que puede convertirse en un Armagedón global termonuclear y ciberespacial», escribió entonces. Hoy, en 2023, cuando el conflicto en Ucrania entró en la fase candente, con todo el Occidente colectivo luchando contra Rusia, ¿sigue pensando que tenemos la oportunidad de ganar? ¿Y por qué, en su opinión, la Guerra Fría en realidad se convirtió en una caliente?”

Karaganov: «La Guerra Fría en realidad se transformó en caliente porque habíamos esperado demasiado. Deberíamos haber atacado en 2018-2019. La pandemia de COVID, que ocurrió en 2021, reemplazó temporalmente la guerra. Durante mucho tiempo estuvo claro que Occidente continuó la Guerra Fría contra nosotros, pero esperábamos algo. Quizás estábamos juntando nuestras fuerzas. Probablemente no entendíamos completamente la profundidad de nuestros desacuerdos. Quizás esperábamos llegar a un acuerdo. Algunos querían mantener su capital o sus posiciones en occidente. Si hubiésemos actuado antes, quizás se hubiera podido evitar un conflicto armado, abierto y grande, pero pasó lo que pasó. Creo que este tipo de conflicto es un fracaso de mi generación, porque pudimos evitar una guerra abierta en Europa, que tal vez se encuentra todavía en su fase inicial. Deberíamos haber actuado antes y con más decisión. Pacificamos, esperamos y creímos durante demasiado tiempo.

En cuanto a nuestras posibilidades de ganar, son bastante grandes. Además, en mi opinión, esta operación militar ha dado un poderoso impulso al potencial interno de nuestra sociedad. Nos estamos volviendo más autosuficientes, más decididos y más soberanos. Que aprovechemos esta oportunidad depende en gran medida de nosotros mismos. Pero existe esa oportunidad, y tenemos todas las posibilidades de ganar, aunque va a ser una lucha muy larga. Incluso cuando finalice la fase aguda del conflicto militar en Ucrania, el terremoto y la creciente ola de transformaciones continuarán durante al menos otra década y media. Es por eso que probablemente sea demasiado pronto para hablar de victoria, pero hay muchas posibilidades de que podamos ganar a nivel táctico-operativo. Sin embargo, lo principal es quebrantar la voluntad de Occidente de continuar la confrontación. Esta es una tarea de nivel superior. Y no se puede resolver si no empezamos a aumentar las apuestas y nos preparamos para un mayor nivel de confrontación».

«Estamos actuando como un rompehielos rumbo a un mundo nuevo»

P: «Solo para comparar, ¿cuál era la situación de Rusia al comienzo de la Operación Militar Especial y cómo es hoy? ¿Estaría de acuerdo en que no hay apoyo incondicional para nuestro país en el mundo? ¿Quiénes son nuestros aliados? ¿Por qué? ¿Nadie nos apoya abiertamente como Occidente apoya a Ucrania? Por ejemplo, China».

Karaganov: «Como ya he dicho, estamos actuando como un rompehielos que se dirige a un nuevo mundo, y muchos países se están aprovechando del hecho de que estamos rompiendo el hielo de cinco siglos de supremacía y dominio occidental. Estamos luchando contra una civilización que se debilita y se desvanece, pero que sigue siendo muy fuerte. Este es un proceso colosal y complejo.

En cuanto al hecho de que no tenemos aliados, la mayoría de la humanidad nos apoya, si no en la ONU, entonces en la práctica. Es la mayoría mundial. Y esto es bastante obvio. Sin embargo, lo que también es cierto es que una parte significativa de nuestra élite, que aún se enfoca en Occidente y en algunos de sus propios intereses en Occidente, no quiere entender que esto ha terminado en el futuro previsible, ¡gracias a Dios por eso! Habíamos tomado todo lo que podíamos de Occidente y Europa, y además solo podíamos obtener problemas o plagas adicionales de ellos, como los nuevos movimientos ideológicos.

Hemos sufrido pérdidas, por supuesto, particularmente económicas. Son obvias, pero podemos usarlas para nuestro propio beneficio. Y también hemos sufrido pérdidas en política exterior, porque nuestro margen de maniobra se ha reducido inmensamente. Cuando teníamos al menos algún tipo de relación con Occidente, teníamos posiciones más fuertes, por ejemplo, en las relaciones con China. Hoy, en nuestro tándem, Beijing parece mucho más fuerte que hace tres años, cuando aún éramos más fuertes en términos de poder agregado. Pero debemos entender que Rusia nunca se subordinará a China de la forma en que casi se volvió dependiente de Occidente por una simple razón: tenemos códigos culturales diferentes. Además, la disposición absoluta a luchar por nuestra soberanía está en el código genético de nuestro pueblo, y nuestros amigos chinos lo saben y lo respetan.

Rusia y China se están «usando mutuamente»

P: «¿Pero estaría de acuerdo en que Beijing parece resolver sus problemas a nuestra costa?»

Karaganov: «También estamos resolviendo nuestros problemas a expensas de China. De hecho, también nos escondemos detrás de su fuerte respaldo económico. ¿Se imaginan lo que hubiera pasado si nos hubiéramos involucrado en una confrontación, que era prácticamente inevitable, si China no nos respaldaba? Del mismo modo, China sería mucho más débil si Rusia no la respaldara.

En cuanto a quién usa a quién y cómo, es una cuestión de política práctica y diplomacia. Por el momento, nos estamos usando unos a otros. Pero en nuestra pareja, creo que lo repetiré, hace tres años Rusia tenía posiciones más fuertes que China, porque esta última ya se había metido en un feroz enfrentamiento con Estados Unidos, con Rusia actuando como escudo. Ahora Rusia se ha enfrentado, por lo que, naturalmente, somos más dependientes de China y estamos extrayendo los recursos político-militares de Occidente. China está aprovechando esta oportunidad para desarrollar su fuerza para una batalla decisiva.

«Las élites están perdiendo poder»

P: «En octubre de 2022, usted escribió: ‘Vivimos en un período peligroso, al borde de una Tercera Guerra Mundial en toda regla, que puede poner fin a la civilización humana. Pero si Rusia gana – y esto es más que probable – y el conflicto no escala a una guerra nuclear en toda regla, debemos ver las próximas décadas no como una época de caos peligroso (como habla la mayoría en Occidente)’. ¿Piensa lo mismo ahora? ¿Todavía es posible la Tercera Guerra Mundial? ¿Y qué hay de una guerra nuclear?

Karaganov: «Todavía es posible, y lo será durante mucho tiempo. Porque, como he dicho, hay un gran terremoto en curso y el enorme continente de la civilización occidental se está hundiendo. Este es un shock rápido sin precedentes porque esta civilización es uno de los cimientos del orden mundial actual. Este es un período muy peligroso. La principal fuente de peligro, por supuesto, no es tanto Occidente mismo – no quiero hacerme eco de aquellos que constantemente lo culpan por todo- como la situación en occidente, que vive una crisis moral, económica y política multifacética y muy profunda. Las élites están perdiendo poder. Esta es una situación bastante aterradora en la que las élites han optado por una política de belicosidad, en un intento desesperado de detener la historia e incluso para la guerra. Entonces, el Rubicón aún no se ha cruzado. Si las cosas van así, entonces no excluiría que algunas negociaciones, una tregua podría ser posible en algún momento en el futuro, pero de todos modos la situación es probable que pase a un nivel superior de confrontación. La tarea principal es obligar a Occidente a retirarse y ocupar un lugar más modesto en el sistema internacional».

«Ucrania es un Estado fallido que vive la crisis más profunda y aguda»

P: «Usted mencionó la tregua. Cada vez más países quieren participar en la solución pacífica del conflicto en Ucrania. ¿Cree que Rusia y Ucrania se verán obligados a hacer la paz? ¿En qué condiciones puede ser esto posible?»

Karaganov: «Se está produciendo una guerra, se llama Operación Militar Especial. Creo que su resultado está predeterminado. Es la victoria de Rusia. Pero el precio de ese resultado puede ser extremadamente alto y puede llevar mucho tiempo. En esta lucha entre Rusia y Occidente en Ucrania y en otros lugares habrá negociaciones, al menos pretenderán llevarlas a cabo, pero es muy probable que se agraven. Me temo que la situación se llevará a un nivel más alto de confrontación. Pero yo creo que la única solución posible al problema al que nos enfrentamos debería ser la eliminación de Ucrania como entidad anti-rusa y el quebrantamiento de la voluntad de Occidente de continuar la confrontación. Esta es una tarea muy complicada. Las negociaciones son posibles y, por supuesto, nos gustaría que Ucrania ondeara la bandera blanca y se convirtiera en un estado amante de la paz y amigo de Rusia. Pero lo dudo mucho, simplemente porque ya es un estado fallido que vive la crisis más profunda y aguda. Esta es la República de Weimar, que está librando una guerra al mismo tiempo, la República de Weimar, que sabemos que dio a luz al hitlerismo».

Occidente se da cuenta de que está «perdiendo su hegemonía de quinientos años»

P: ¿Y qué debería hacer Rusia si hay un plan de solución común elaborado en una coalición entre Estados Unidos y China? Y, en general, ¿cómo evalúa las posibilidades de tal resultado?

Karaganov: En general, como cualquier persona normal, no quiero la guerra y me doy cuenta de que la guerra – incluso la justa e inevitable como en nuestro caso – trae dolor, destrucción y muerte. Este es el primer punto. En segundo lugar, si algo se puede negociar, intentémoslo y reduzcamos la confrontación y, en particular, el sufrimiento humano. Pero, repito, solo hay dos formas de resolver el problema entre Rusia y Occidente. Una es eliminar a Ucrania como anti-Rusia. Ucrania o su parte pueden permanecer como una entidad amiga de Rusia. Y la otra es quebrantar la voluntad de Occidente de oponer una resistencia desesperada que viene mostrando en los últimos años, dándose cuenta de que está perdiendo su hegemonía de quinientos años en el mundo que le permitió ejercer un dominio cultural y político y – lo que es más importante- desviar el producto mundial bruto. Este período ha terminado, y esto está sucediendo ante nuestros ojos. Naturalmente, todavía hay mucha desigualdad, pero la riqueza global ha comenzado a alejarse de Occidente. Y esto es lo que enfurece a su clase dominante”.

Nada específico en el plan de solución de China para la crisis de Ucrania

P: ¿Por qué cree que Rusia no discutió con China su plan de arreglo después de la visita de Xi Jinping a Moscú en febrero de 2023? ¿A Rusia no le gustó el plan propuesto por China?

Karaganov: Uno debería leer este plan. Es positivo, pero no hay nada específico en él. Es por todos los buenos contra todos los malos. No sé en qué coincidieron Vladimir Putin y Xi Jinping en su cara a cara, pero supongo que en algo sí coincidieron, y ahora habrá un juego largo, incluso diplomático, del que no sé nada, pero en el cual creo que veremos muchos giros interesantes. La visita del Representante Especial de China – nuestro maravilloso amigo, el Embajador Li Hui – a Kiev y Moscú llama la atención, por supuesto, pero debemos observar procesos políticos, diplomáticos, intelectuales y económicos mucho más profundos”.

«Ucrania dejará de existir como Estado anti-ruso»

P: «¿Cuál es su pronóstico general para el desarrollo del conflicto en Ucrania? Los estadounidenses dicen que todo debería finalmente aclararse y funcionar de alguna manera a fines del otoño. Henry Kissinger se ha sumado cob sus propios pronósticos. Por nuestra parte, no iniciamos una ofensiva, aparentemente esperando el contraataque ucraniano. Todo el mundo está esperando. ¿Cuál será el resultado de esta espera? ¿Se congelará el conflicto y Ucrania se dividirá como Corea, o lucharemos hasta la victoria? ¿Qué debería considerarse una victoria y cómo será?»

Karaganov: «Respeto profundamente a Henry Kissinger y lo considero el número uno en nuestra profesión, pero estoy un poco molesto porque está haciendo tanto alboroto. No sabe de lo que está hablando. Y no sé qué va a suceder realmente. Solo sé que, si mostramos la voluntad de luchar y ganar, entonces sucederá lo que dije. Ucrania dejará de existir como un estado anti-ruso y Occidente se retirará. Pero habrá una lucha muy larga y difícil en el camino, una lucha por hacer nuestro país diferente, mucho más fuerte y más justo, mucho más digno y respetado en el mundo, y finalmente, hacer de él un país que  tenga más control sobre sus propias riquezas; por supuesto, un país con élites renovadas y tecnologías mejoradas, un país cuyo centro económico, político e intelectual se traslade a los Urales y Siberia.

Tenemos que avanzar mental, económica y políticamente hacia el este, porque nos hemos estancado en el oeste, y esta es una de nuestras principales debilidades y la causa de nuestros problemas en los últimos 40 o 50 años. Debemos ir a nuevas fronteras, hacia la mayoría mundial, rompiendo con Occidente que nos está haciendo retroceder. Lo que, en mi opinión, también hace que el conflicto de Ucrania sea peligroso es que podemos quedar atrapados con Occidente, tratando de negociar donde no hay nadie con quien negociar. Y yo creo que no habrá nada que negociar al menos en la próxima década, aunque podemos pretender hacerlo. Occidente se está desmoronando. Y como su vis-a-vis, ahora parecemos más fuertes y mucho más estables que hace dos o tres años.»

«Este es un momento mucho más prometedor incluso para los negocios»

P: «Usted dice que nos espera una lucha larga y dura. ¿Tendremos suficientes recursos para ello, principalmente económicos? Tanto el presidente como las empresas dicen que ya hay escasez de trabajadores en todas partes. No hay suficientes jóvenes y hay muchos de ellos que se mudan fuera del país».

Karaganov: «Este es un problema para todas las empresas y todas las instituciones. Necesitan buscar y capacitar personal fuerte y nuevo. Necesitamos volver a capacitar a las personas y desatarles las manos. La construcción está en progreso. En cuanto a las quejas de las personas, bueno, es difícil vivir en una era de cambios. Pero este es un momento mucho más prometedor incluso para los negocios, porque están surgiendo nuevas e inmensas oportunidades, especialmente para las pequeñas y medianas empresas. Si fuera joven, definitivamente me dedicaría a los negocios. Esto lo tuve que hacer en los años 90 para rescatar instituciones que yo había creado y dirigido. Hace mucho tiempo que no hago esto, pero veo que se abren grandes oportunidades en este campo, se abren nuevos nichos y nuevos horizontes. Envidio a los jóvenes que ahora hacen negocios».

«No habrá mundo bipolar, será multipolar»

P: “Mucho se ha hablado de la desglobalización y de la construcción de un nuevo mundo. ¿Cómo será, en su opinión? ¿Será bipolar (EE.UU. y China) o multipolar? Si es esto último, ¿quiénes serán los nuevos centros? ¿Tiene Rusia el potencial (excepto el militar) para eso?»

Karaganov: «Hace unos 50, 40 o incluso 20 años, la mayoría de la gente creía que el mundo se estaba globalizando. Muchos en Occidente e incluso en nuestro país soñaban con un gobierno mundial, un sistema global de poder basado en corporaciones transnacionales y organizaciones no gubernamentales internacionales.

Todavía murmuran algo al respecto en Davos. Pero todo esto parece más una ópera cómica. El mundo se dirige hacia una nueva soberanía. Será un mundo de una gran cantidad de estados, un mundo muy fluido, mucho más libre que ahora, y mucho más multicolor, con muchas más oportunidades.

No habrá un mundo bipolar. Puede llamarse multipolar, pero yo lo llamaría multicolor y multidimensional. En realidad, me gusta el mundo que construiremos si evitamos un conflicto termonuclear mundial, que, lamentablemente, todavía parece bastante posible. Desafortunadamente, lo más probable es que no viva para ver ese mundo, pero me gusta mucho su imagen. Envidio a las personas que son jóvenes hoy o que recién están naciendo. Vivirán en un mundo muy interesante. Pero tendremos que sobrevivir a muchos peligros. Uno de ellos es la pérdida de los valores humanos, que ahora vemos que sucede en masa en Occidente. La tarea principal es seguir siendo humanos. Por cierto, esto también es por lo que estamos luchando ahora, incluso en Ucrania, para que las personas sigan siendo personas y no se conviertan en salvajes, en nada”.

«Occidente reprimió al mundo entero, robó, asesinó y destruyó»

P: «La cuestión de la justicia parece ser muy importante y fundamental hoy. Occidente afirma que Rusia ha violado no solo todas las normas del derecho internacional al cometer una agresión contra un país miembro de la ONU, que reconoció, sino también todos los principios morales de justicia y convivencia humana. Destruye ciudades y hace sufrir a la gente. Por lo tanto, Rusia es la personificación de la injusticia. ‘No, muchachos, ustedes han desarrollado un régimen misántropo y fascista en Ucrania con su injusta y fea división de personas en correctos e incorrectos, donde estos últimos están sujetos a eliminación y todo tipo de discriminación’. Así que ambos lados usan la misma palabra en sus interpretaciones. ¿Usted cree que el nuevo mundo será más justo y qué debemos entender por la palabra ‘justicia’?»

Karaganov: «La justicia debe entenderse principalmente como la libertad de elección de los pueblos, la libertad de elección cultural, económica y política. Y, por supuesto, la justicia significa una distribución mucho más equitativa de la riqueza global. La forma actual de capitalismo es fea en todas partes, incluso en nuestro propio país, aunque espero que se vuelva menos fea como resultado de este conflicto. Efectivamente, la riqueza ahora se está redistribuyendo dentro del país a favor de las personas que más lo merecen, como científicos, militares, ingenieros y familias con niños, y este proceso continuará. En cuanto a este conflicto, nos estamos sacudiendo el yugo occidental.

Occidente reprimió al mundo entero, robó, asesinó y destruyó.

Podemos hablar durante horas sobre los horrores que marcaron los últimos 500 años de dominio occidental. Finalmente, comenzó dos guerras mundiales. Permítanme recordarles que el nazismo – un ideología misantrópica- nació en Occidente, y la están alimentando de nuevo. El comunismo también nació allí. No lo identifico con el nazismo, porque exteriormente es una ideología mucho más humana. Además, el comunismo fue defendido por la Unión Soviética, que ganó, y perdió el nazismo. El liberalismo es algo así como estos dos «ismos», y espero que también retroceda en las sombras profundas de la historia. Los países que lo exponen o se inclinan ante él se están moviendo rápidamente hacia el totalitarismo, el fascismo y la cultura de la cancelación. Lo único que hace que la rusofobia sea mejor que el antisemitismo es que Rusia tiene los recursos para defenderse, pero los judíos no tuvieron esa oportunidad».

«La mayoría de nosotros todavía estamos a la sombra de la ideología occidental»

P: «Si se firma algún tipo de acuerdo de paz, ¿no será como el Tratado de Versalles, que no le dio a la gente el tan esperado desarrollo tranquilo y estable, sino que condujo a una nueva gran guerra?»

Karaganov: «Es por eso que digo que esta paz debe lograrse en última instancia precisamente en las condiciones que mencioné anteriormente, es decir, rompiendo la voluntad de Occidente de expandirse y continuar la confrontación. Este es el primer punto. El segundo punto es Ucrania completamente desmilitarizada y desnazificada, es decir, un país completamente diferente al que es ahora. No anti-Rusia. Entonces la paz será lo suficientemente justa. Hemos ofrecido esa paz durante años. Pero nuestras solicitudes, propuestas y demandas fueron desviadas. Lamentablemente, esta política ha llevado a un choque abierto que solo está ganando impulso.

Tanto usted como la mayoría de nosotros todavía estamos a la sombra de la ideología occidental. Leí periódicos orientales de India y China, y la imagen del mundo en ellos es completamente diferente. Nos enfocamos en un mundo cada vez más pequeño y desmoronado, pero aún muy poderoso. Nos enfocamos en una civilización que se encoge y se desmorona, pero aún muy poderosa, mientras que otras nuevas están surgiendo y prosperando. Dirijamos nuestra mirada hacia ellas».

«Rusia nunca se convertirá en el Estado-cliente de nadie»

P: «¿Puede suceder que al final Estados Unidos y China lleguen a un acuerdo y dividan el mundo entre ellos para dictar condiciones a todos los demás? La hegemonía estadounidense se reducirá, pero la influencia del socio oriental aumentará. En este caso, ¿con quién estaremos, con Occidente o con Oriente? ¿Nos conviene esa alineación, siendo nuevamente la periferia de uno de los centros de poder?

Karaganov: «Seremos nosotros mismos. Afortunadamente, la pregunta que ha planteado ya no es relevante. Anteriormente, a fines de la década de 1980 y principios de la de 1990, existía la posibilidad de que fuéramos con Occidente. Pero rechazó esta posibilidad, socavando así dramáticamente su propio futuro. Ahora esta ventana de oportunidad está cerrada. Rusia nunca se convertirá en el estado-cliente de nadie. Esto es imposible en principio. Este es el primer punto. En segundo lugar, todas las personas que dicen cosas así no ven adónde va el mundo.

Están surgiendo nuevos continentes, civilizaciones y centros. ¿Cómo puede China dominar este mundo emergente si habrá una gran India, una gran Rusia, una gran Persia, una gran Turquía y árabes fuertes junto a él? ¡Esa situación es imposible! Tal vez algunas partes de Europa se unirán en torno a Estados Unidos, pero estoy seguro de que en diez años partes de la Europa que se desmorona también se desplazarán hacia el Este. Esto ya se puede ver en el caso de Hungría y de muchos movimientos políticos y económicos en Europa. Esto es solo el comienzo. Es por eso que es muy posible que haya Estados Unidos con un grupo de sus estados-clientes y el resto del enorme mundo sin hegemonía. China nunca será una hegemonía en este mundo».

El «hábito de ver el mundo con ojos occidentales me parece un signo de pobreza intelectual»

P: «Usted dice que lee su prensa y ellos ven el mundo contemporáneo y su futuro de una manera completamente diferente. ¿Cómo lo ven ellos?»

Karaganov: «Más o menos como yo lo veo. No quiero atribuirme sus ideas, ni las mías, pero los indios- aunque entre ellos hay personas pro-occidentales y anti-chinas – son sin embargo muy realistas y tienen una mirada extremadamente interesante del mundo moderno. En Rusia, nuestros intelectuales todavía tienen un defecto fisiológico: miran el mundo a través de los ojos occidentales, aunque nosotros mismos nos estamos moviendo hacia un mundo completamente diferente. Esta falta se convierte en un signo de pobreza intelectual».

P: «En pocas palabras, para delinear conceptualmente su visión, ¿cómo es? ¿Qué ven en el futuro?»

Karaganov: «Muchos centros de poder, una elección mucho más libre para los pueblos, liberación del yugo occidental, que los oprimió durante cinco siglos, y un camino independiente de desarrollo. Pero también hay diferentes élites en estos países. Hay ´Elites de Compradores´, y hay una lucha. Pero las opiniones en estos países, en los países árabes, en Turquía y en la India son fundamentalmente diferentes de las que hasta hace poco fueron expuestas por la mayoría de los intelectuales rusos. Repito, este hábito de ver el mundo a través de los ojos occidentales me parece un signo de pobreza intelectual».

Rusia «ha echado por tierra el dominio de Occidente»

P: «Usted dice que nunca nos convertiremos en el estado-cliente de alguien controlado por ningún centro de poder. Pero, ¿qué podemos ofrecer al mundo? ¿Cuál es nuestro camino especial?»

Karaganov: «En primer lugar, debemos pensar en lo que podemos ofrecernos a nosotros mismos y luego en lo que ofreceremos al resto del mundo. Creo que para Rusia es el camino de la soberanía, de la libertad nacional, el camino a la justicia. El mundo de Rusia es un mundo de gente normal que ama a su país, a su familia, a su historia y a la gente que los rodea, que creen en Dios o que pueden no creer en Dios pero que creen en el alto propósito del hombre. Rusia tiene la cultura más rica y el ejército más poderoso. Rusia es un país de guerreros que ha echado por tierra el dominio de Occidente en los asuntos militares, la política, la economía y la cultura. Continuaremos apoyando esta libertad de elección para países y pueblos. Somos un país que lleva la liberación a los pueblos, países y naciones”.

«Necesitamos una ideología»

P: «¿Cómo es nuestra ideología? Por cierto, ¿necesitamos articularla como ha propuesto recientemente incluso el titular del Ministerio de Justicia? ¿Y qué podría haber en ella? ¿Pueden los valores tradicionales servir para este propósito?»

Karaganov: «Le he descrito aproximadamente una nueva ideología. Es absolutamente obvio. Necesitamos una ideología. Quienes se resisten a ella son estúpidos u ocultan algo. Sin embargo, es cierto que no necesitamos una sola ideología. La ideología debería nacer en las disputas y luchas, pero debe ser una ideología de patriotismo y grandeza nacional, multicultura y apertura cultural.

Este es el mayor logro de Rusia. Obviamente necesitamos esta ideología, y existe, en principio. Se puede leer en los discursos del presidente y en los trabajos de muchos intelectuales. Hasta ahora, por razones que no me quedan del todo claras, no listos para formularla en detalle y promoverla, aunque muchos de sus elementos ya están ahí; por ejemplo, en nuestra doctrina de política exterior. No me gusta que los tecnócratas políticos o los materialistas vulgares, para quienes ‘el dinero en efectivo vence al mal’, tomen las riendas en el nivel medio. Necesitamos personas de espíritu y acción que miren hacia el futuro».

P: «¿Cree que es posible iniciar una discusión sobre esta nueva ideología con regiones rusas como Tartaristán, el Cáucaso, los Urales o los moscovitas? ¿Lograr algún tipo de consenso sobre lo que nos une, los valores y el futuro?»

Karaganov: «Naturalmente, esto debe hacerse. Lo que me molesta es que una parte importante de nuestro liderazgo se distancie de esto y se oponga a este trabajo. Los principios básicos de tal ideología son bastante obvios: la libertad de los pueblos, la apertura cultural, el respeto por la soberanía, la historia y los ancestros, un orden mundial internacional justo, la confianza en la fuerza justa y, por supuesto, el amor por el propio país y por sus seres queridos. Esta es la base de la ortodoxia y otras religiones. Esta es la base de hombre.»

P: «En otras palabras, se necesita hacer algo para lograr el consenso en la sociedad para que la gente esté de acuerdo en algo en pensamiento y espíritu».

Karaganov: «Esto debe hacerse constantemente, pero en nuestro sistema político esto requerirá una fuerte señal desde arriba. Desafortunadamente, no hubo ninguna hasta ahora».

 

[1] Business-gazeta.ru/article/595204, 28 de mayo de 2023.

Comparte en Redes Sociales

Acerca de MEMRI

El Instituto de Investigación de Medios de Información en Medio Oriente (MEMRI) explora el Medio Oriente a través de los medios informativos de la región.

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


El tamaño máximo de subida de archivos: 300 MB. Puedes subir: imagen, audio, vídeo, documento, hoja de cálculo, interactivo, texto, archivo, código, otra. Los enlaces a YouTube, Facebook, Twitter y otros servicios insertados en el texto del comentario se incrustarán automáticamente. Suelta el archivo aquí

Artículos Relacionados: