Diario Judío México - La temporada de huracanes está por comenzar; de manera oficial inicia el 15 de mayo y termina el 30 de noviembre. Estos fenómenos se forman cuando una serie de tormentas eléctricas se acumulan y se desplazan sobre aguas oceánicas cálidas arrasando con lo que encuentran a su paso.

México es un país con un índice de vulnerabilidad alto; de acuerdo con OXFAM México, los estados más propensos a ser afectados por fenómenos naturales son Baja California Sur, Sonora, Sinaloa, Nayarit, Jalisco, Colima, Guerrero, Oaxaca, Chiapas, Quintana Roo, Veracruz, Yucatán, Tabasco y Tamaulipas.
Vientos destructivos, lluvias torrenciales, inundaciones, e incluso tornados son ocasionados por estos fenómenos hidrometeorológicos que afectan a gran parte del territorio nacional. Los expertos estiman que el 56% de los municipios en la República Mexicana están en riesgo constante.

El sector más vulnerable es el de turismo, en particular hoteles restaurantes y establecimientos comerciales en las zonas costeras; es por eso, la importancia de prevenir y contar con pólizas de seguro adecuadas. Todos los pequeños, medianos y grandes empresarios están a tiempo de proteger su patrimonio y contratar una póliza de seguro, que les permita estar tranquilos ante la posible llegada y afectación por huracán. Lamentablemente, son pocas las empresas, sobre todo, las medianas y pequeñas que protegen su patrimonio con una póliza, lo que repercute directamente en la reclamación y, casi imposible, recuperación de bienes en caso de ser alcanzados y afectados por la fuerza de un huracán. Del total de asegurados afectados por este tipo de fenómenos, sólo el 85% inicia un proceso de reclamación, mientras el 15% omite el proceso.

A lo largo de nuestra trayectoria, hemos atendido más de 250 reclamaciones por este tipo de fenómenos obteniendo resultados favorables en cada uno, por lo que en esta ocasión me gustaría darles 5 tips para que protejas a tus colaboradores y a tu patrimonio ante la posible llegada de un huracán:

1. Establece un plan de acción: es importante que todos tus colaboradores sepan qué hacer en caso de que un huracán los impacte. Ten presente que lo material puede recuperarse; lo más importante es proteger la vida de las personas que se encuentren en tu empresa.

2. Protégete con una póliza adecuada: uno de los problemas más frecuentes cuando se acercan a nuestra firma, es que las personas no se asesoraron con expertos y contrataron pólizas equivocadas que no los protegen de manera adecuada, por lo que te recomiendo que tengas una asesoría adecuada previa a la contratación.

3. Reclama: es un desperdicio que pagues porque tus bienes estén protegidos y que en caso de alguna afectación no hagas válido su seguro.

4. Pon atención a los detalles: muchos daños no son perceptibles a simple vista y sólo con equipo especializado son detectables, es importante identificarlos para que la indemnización que recibas sea equivalente a la pérdida o afectación real.

5. Asesórate con expertos: que obtengas una indemnización justa depende de 3 factores: que cuentes con la protección adecuada, que cuantifiques todos los daños y que los reclames de forma correcta; en Gallbo contamos con un equipo de especialistas y expertos para acompañarte en todas las etapas garantizando el éxito.

Todos aquellos que se encuentran en una difícil situación o que desean asesoría para una correcta contratación de pólizas de seguros, pueden contactarnos al mail: [email protected]

No dejes pasar más tiempo y protege tu patrimonio ante la posible llegada de un huracán.

Manuel Gallardo
Director General de Gallbo
www.gallbo.com