Diario Judío México - La ceremonia que tiene lugar en la con los amplios auspicios de y la participación de los representantes de , y los Emiratos generará amplios resultados en el Medio Oriente. Todos sus participantes habrán de beneficiarse en el dominio comercial y tecnológico sin excluir el militar. Sin disputa, el actor principal en la concertación de estos arreglos es Gerard Kushner, quien después de dos años de cuidadoso estudio en unión de su equipo dio los pasos necesarios para convertirlos en realidad. Resulta de aquí un nuevo escenario regional que torna explícitos y públicos los entendimientos que ya existían entre Jerusalén y algunos países de la Península arábiga.

Estos últimos se ven representados por sus respectivos ministros de relaciones exteriores. Por razones más personales que diplomáticas, Netanyahu tomó el lugar del canciller israelí para tener presencia en la ceremonia al lado del mandatario norteamericano. Presiden al uno y al otro diversos cálculos que desbordan la suscripción formal de estos acuerdos.

En cualquier caso, estos acuerdos ampliarán y diversificarán la calidad de los nexos entre estos países. El turismo, las transacciones comerciales y tecnológicas, los servicios hospitalarios que habrá de ofrecer, y los nuevos entendimiento militares dirigidos a frenar las intenciones geopolíticas de Irán: algunos temas que alimentarán constantemente el diálogo entre los países firmantes. Y es probable que Sudán y otros países en África del norte se ajustarán a las nuevas circunstancias.

La opinión pública israelí acoge con algunas ambivalencias estos escenarios y perspectivas. Festeja, por un lado, los amplios  beneficios que habrán de reportar a la seguridad y a la del país; pero, por el otro, lamenta el viaje del Primer ministro Netanyahu a  cuando el país sufre un cierre total debido al covid-19 y cuando, en su lugar, debió presentarse allí el ministro de relaciones exteriores siguiendo el ejemplo de los Emiratos y de .

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.