Quizás nunca fuimos esclavos en Egipto. El arqueólogo israelí lo señala. Tampoco estuvimos 40 años en el desierto, lo afirma Fynkensten. Puesto no hay rastros de nada humano concerniente a dicho éxodo.

Pero el relato y las palabras igual nos constituyen. Ya no importa la verdad, el relato lo superó. Y nuestra identidad y nuestras pulsiones, superan la razón.

En Nuestra “condición humana” la verdad está en el mito. El mito es superior en a la razón. Harari afirma que como Homos Sapiens nos caracterizamos desde remotas épocas a crear leyendas y creencias, eso nos fortaleció y nos enriqueció.

Sin ser creyente, el relato me identifica. Y como decía Leopoldo Muller La Torá es demasiado importante para dejárselo solo a los religiosos

Tengan un jag shameaj.

1 COMENTARIO

  1. Con todo respeto al arqueologo, se nota su gran ignoracia podria verificar un papiro egipcio llamado ipuwer que estuvo antes que la tora en la cual relata como sucedieron todas las plagas
    Asi como tambien sino hubiera sido una historia veridica desde el principio se hubiera roto la cadena de enseñanza de generacion en generacion lo cual siendo observantes o no todos sabemos la historia de la salida de egipto

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorCrimen y castigo
Artículo siguientePáscoa judaica é celebrada pela primeira vez dentro de igreja católica em Porto Alegre