El 27 de enero de 1945, el ejército ruso entró en y liberó a los pocos prisioneros que quedaban en el campo. Los restantes fueron obligados a caminar en la llamada “marcha de la muerte”. Ese día la Humanidad comenzó a conocer el más alto grado de inhumanidad, el acontecimiento más monstruoso de la Historia (según Bobbio), lo más pesado de nuestro pasado.

A partir de ese 27 de enero de 1945, la pronunciación del nombre sería el sinónimo fiel de la más oscura noche de la historia. Pero debemos recordar que si bien fue el más grande campo de la muerte, no fue el único y la matanza se realizó con los más diversos métodos.

En un intento siniestro de metaforizar el crimen masivo los nazis decían que era un campo de concentración. En realidad se trataba de un campo preparado para el asesinato masivo integrado a un complejo de fábricas con trabajo esclavo y de experimentación médica con seres humanos vivos. (Auschwitz – II o Birkenau- III o Monowitz).

En algo menos de 4 años fueron asesinados 1.100.000 de personas: ancianos, niños, mujeres y varones de toda edad cuya única razón era haber nacido judíos. También fueron asesinados patriotas polacos, rusos, testigos de Jehová y homosexuales. Un inmenso cementerio cuyas fosas están en el aire (donde ascendieron en forma de humo).El solamente pronunciar los nombres de las victimas nos llevaría casi 40 días.

El pensador Enzo Traverso señala que el Holocausto /shoá: “es el único en que el exterminio de víctimas no era un medio, sino un fin en sí mismo.” Es un problema de nuestra civilización y de nuestra cultura. Se utilizaron “métodos y eficiencia industrial” para la matanza masiva de población civil indefensa.

Para que no se repitan hechos como la shoá o genocidios contra cualquier minoría, los seres humanos disponemos de dos potentes herramientas: la memoria y la educación.

Al respecto decía Teodoro Adorno: “La exigencia de que no se repita es la primera de todas las que hay que replantear en la educación”. Enseñar el Holocausto y con esto arribar a la conclusión terminante del ¡Nunca más! implica la adquisición de un seguro contra cualquier forma futura de insanía colectiva que pueda emerger. Es necesario que a través de la educación se cree una coraza que proteja a la humanidad contra la discriminación, el fanatismo y la intolerancia.

Agrega Wiesel que: “Hemos aprendido algunas lecciones, que todos somos responsables y que la indiferencia es un pecado y merece un castigo. Hemos aprendido que cuando la gente sufre no podemos ser indiferentes”.

Alain Finkielkraut nos sentencia “Lo humano en el hombre no es un elemento de la naturaleza sino una cualidad precaria, siempre sujeta a desaparición”. El mandamiento actual y futuro es no ser indiferente ante ningún proyecto genocida. No permitir la aniquilación física de otros seres humanos y no permitir la desaparición de la memoria de las víctimas.

1 COMENTARIO

  1. LAGRIMAS DE KOKODRILO! HADRAS I BARANA.KON LA SHOA SE VANAGLORIA .
    AMA A MI ME BOYCOTEO AKEL SENYOR KE APROVECHO MI ESTANSIA EN BUENOS AIRES PARA GANARSE FAMA A MI SOMBRA

Responder a Haim Vidal Sephiha Cancelar Respuesta

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorEl líder supremo iraní negó el Holocausto
Artículo siguienteClérigo chiita hindú Kalbe Jawwad condena ejecución del clérigo chiita saudita Al-Nimr y culpa a Israel y a Estados Unidos, dice: 'La mentalidad judía y la wahabí son una'
Mario Eduardo Cohen, escritor e investigador, nació en Rosario (Provincia de Santa Fe, Argentina), padre de una hija, Corina, es Profesor de Historia (egresado del Instituto Nacional del Profesorado), conferencista y organizador de congresos, simposios y encuentros nacionales e internacionales sobre temas históricos y del pensamiento. Se ha especializado en Historia Judía, demografía y en Cultura Sefardí. Es además, Contador Público (egresado de la Universidad de Buenos Aires) y asesor de empresas. Es autor de varios libros en materia impositiva y contable Fue distinguido -en 1994- por el Rey Juan Carlos I de España con la Orden del Mérito Civil en reconocimiento a su actividad en pos de la investigación y la divulgación de la cultura sefardí. Autor del libro "América Colonial Judía" editado en abril de 2000. Presidente del CIDICSEF - Centro de Investigación y Difusión de la Cultura Sefaradí-, del que es miembro desde 1977, ha dirigido 15 volúmenes de la publicación académica "Sefárdica" que edita la mencionada institución. Fue, en 1992 el Director General de Encuentro Internacional "Cinco Siglos de Presencia Judía en América" y otros simposios internacionales. Además fue invitado a exponer en varios Congresos de EE.UU. en 3 oportunidades, España e Israel. Es colaborador permanente del matutino "La Nación" de Buenos Aires en temas judaicos. Sus ponencias fueron publicadas en la Argentina, Venezuela, los Estados Unidos, Israel, España y Holanda. Ha sido curador de varias exposiciones relacionadas con sobre temas judaicos, las que fueron presentadas en distintas ciudades latinoamericanas y en los Estados Unidos. (ver www.maimonides800.org.ar) Fue, además, Director Ejecutivo del ICAI (Instituto Cultural Argentino Israelí) y de FeSeLa (Federación Sefaradí Latinoamericana). Asimismo es autor del libro y el vídeo "Al Encuentro de la Novia" (programa multimedial sobre el Shabat y su práctica en el hogar).También ha dirigido y redactado los CD Rom Educativos Mekorot-Fuentes ll y Jaguim-Festividades.