Inicia un periodo de introspección y reflexión en el que nuestra comunidad se apoya en el silencio y la oración para pedir por un año favorable.

Rosh Hashana es el momento de eliminar los malos decretos, los puntos negativos que a veces se quedan anclados a nuestras vidas y analizar de manera más profunda nuestra relación con Dios y la humanidad.

Al celebrar el aniversario de la creación de Adán y Eva, se abre un importante espacio de reflexión del papel del hombre en la humanidad, del por qué de nuestra creación y del significado de las primeras obras de Dios hechas en la humanidad.

Es un hecho que esta festividad nos permite analizar de manera más profunda nuestro camino, hace poco leía un libro en el que mencionaban que nadie puede llegar a la meta si no la conoce, y hacía una comparación que me encantó.

Mencionaba que es como quien pilotea un avión, si no sabe su destino su combustible no será suficiente, podrá perderse, o simplemente enfrentarse con fenómenos climáticos y obstáculos de la geografía que pongan en peligro el vuelo y por ende su vida.

Estos días son para mí como retomar el plan de vuelo, definir hacia donde voy en todos los aspectos de mi vida, no sólo personal y familiar, sino mental, intelectual y espiritual.

Es muy fácil perder el rumbo cuando se camina tan rápido, cuando se va tan a prisa y cuando poco tiempo tenemos para detenernos a revisar nuestra brújula para saber cual es nuestro norte y si allá nos dirigimos.

Algo que me encanta de estas fechas es poder compartir esos momentos de oración y aprendizaje con mi familia y amigos,  y compartir alrededor de la mesa los nuevos deseos y  símbolos para el año que inicia.

Esta columna quiero recomendarles esta deliciosa receta que le aporta ese toque dulce que todos esperamos tenga nuestro nuevo año, puedes reemplazar los higos por duraznos si deseas.

Ensalada de higos glaseados

INGREDIENTES

GLASÉ DE VINAGRE BALSÁMICO:

  • 1 taza de vinagre balsámico
  • ½ taza de azúcar mascabado
  • ½ taza de azúcar blanca

ENSALADA:

  • 10 higos frescos cortados en mitades
  • 4 cucharadas de azúcar mascabado
  • 6 tazas de lechugas mixtas
  • Aceite de oliva (cantidad al gusto)
  • Una pizca de pimienta negra quebrada
  • Una pizca de sal
  • 8 bolitas de queso de cabra o queso crema páreve
  • ½ taza de nuez finamente picada
  • ½ taza de piñón rosa entero

Preparación:

  1. Hervir el vinagre balsámico a fuego medio en una olla pequeña, agregar los dos tipos de azúcar, dejar reducir el vinagre hasta que tenga una consistencia espesa y alcance una cantidad aproximada de media taza, (no dejar que se espese mucho ya que la miel endurece cuando se enfría).
  2. Si se llega a endurecer volver a calentar por 20 segundos en el microondas o hasta obtener la consistencia suave de la miel.
  3. Se puede refrigerar y usarse para diversos platillos, y se restablece su textura calentando nuevamente en el microondas.
  4. Espolvorear con el azúcar mascabado los higos cortados en mitades, en una sartén a fuego alto, asarlos por un sólo lado por aproximadamente 30 segundos. Reservar.
  5. Aparte, en un tazón sazonar la mezcla de lechugas con el aceite, la pimienta y la sal.
  6. Empanizar las bolitas de queso con la nuez y el piñón.
  7. Acomodar la lechuga extendida en una ensaladera, luego poner las mitades de higos, las bolitas de queso y aderezar con la reducción de balsámico servida en líneas, con ayuda de una cuchara.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorMexico: Two journalists freed on bail, two still held
Artículo siguientePsicólogos del deporte en el fútbol: ni salvadores, ni magos ni apagaincendios
Originaria de la Ciudad de México, la chef Becky Sandler demostró especial interés por la cocina saludable desde el 2002 cuando inició su formación en la escuela Cordon Bleu de París. Posteriormente tomo cursos con muy reconocidos chefs Guillermo González Beristáin, Antonio Marquez y Thierry Blouet.Además, su carrera se vio enriquecida con los distintos diplomados tomados en el Centro de estudios culinarios Roccatti, diplomados de cocina italiana, alta cocina, panadería nutritiva y pastelería con la reconocida chef Patricia Ortiz de Roccatti. Para complementar su formación, tomó un diplomado en la Universidad Tec Milenio sobre Nutrición, Obesidad y Problemas Alimenticios, en el 2009, dando fundamento científico a la preparación de sus recetas.Ha sido Maestra Chef desde el año 2003, inició con cursos para amas de casa, y actualmente imparte un diplomado de comida nutritiva y saludable de 11 meses, para todas las personas interesadas en aprender las destrezas de la cocina orientadas a una dieta Saludable.Con la intención de iniciar su propia aventura gastronómica, en el 2003 abrió Epikurian Salads, un espacio que la posicionó dentro de los restaurantes de cocina saludable, y que además le permitió dar clases a inquietas alumnas interesadas en la buena alimentación.Su más reciente proyecto lo emprendió al lado de dos grandes amigas en un grupo llamado MBM, donde además de clases y asesorías, concretó el primer libro de autoría conjunta al lado de Mima Victoria de González y Mariana Vera.Ha participado en diversos programas de televisión, eventos nacionales e internacionales relacionados con la gastronomía así como en programas de radio.