Diario Judío México - La danza de las rojas flamas se refleja en el espejo de agua donde se alza la enorme fogata y varios delgados árboles. En este setting de fantasía, donde la magia del seductor diseño oriental del restaurante se mezcla con los hipnotizantes aromas de su excelente cocina, se viven experiencias sensoriales únicas. Me encuentro en Indochine, la joya culinaria de Cancún.

A las orillas del Mar Caribe, en un santuario de lujo y sofisticación, se encuentra este mágico portal a las delicias del oriente lejano. Dentro del espectacular NIZUC Resort & Spa, Indochine nos lleva a través de los sentidos a través de un paseo por diferentes regiones de Asia de la mano de su Chef Alicia Padilla.

La maravillosa Chef Padilla proviene el estado de Guanajuato, donde estudió y se graduó con honores en artes culinarias y gastronomía.
Tras un largo recorrido gastronómico se volvió parte del equipo culinario de NIZUC Resort & Spa, donde combina exquisitos sabores de India, China, Tailandia y Japón en un lugar sin igual.

La cocina de Indochine me cautiva con ingredientes frescos y aromáticos como el cilantro, el mango y el tamarindo que dan vida a las sopas picantes de Indonesia, los fideos tailandeses y exquisitos platones de sushi y sashimi. Desde el exquisito bacalao negro con salsa miso, hasta cortes frescos de sashimi y cordero con curry, cada platillo es una aventura culinaria que nos sumerge en un mundo de placer puro.

Exquisitez y pasión por el arte culinario marcan los sabores y aromas de la compleja cocina asiática del restaurante, lograda a la perfección por la talentosa chef y su equipo.

Alzándose a los pies de uno de espejos de agua, dramáticamente iluminado y con su ambiente de elegancia oriental, Indochine es una parada mandatoria para los que somos amantes de la alta cocina. La gastronomía es el arte mas placentero que existe, nos trasporta a través de los sentidos a distintos rincones del mundo, nos causa emociones incomparables, nos emociona, nos cautiva, nos fascina.

Un portal gastronómico que me transporta a través del tiempo y espacio para enamorarme del arte culinario de Asia, Indochine es un espacio de magia.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


Artículo anteriorPancakes de brócoli y queso cottage
Artículo siguienteEl oro
Melanie Béard ha dedicado su vida a viajar el mundo y compartir sus experiencias a través de la escritura. Comenzó su carrera periodística a los doce años con una columna mensual en El Universal y hoy en día colabora en medios como Travel + Leisure, Bleu & Blanc, Mundo Ejecutivo, First Class, Radio MVS y Revista S1ngular. Ha escrito tres libros de viajes junto con Alexis y Deby Beard y co-fundó Marcas de Lujo Asociadas by American Express, un club exclusivo conformado por las marcas de lujo más importantes del país.