Diario Judío México - Este siglo XXI, nos ha traído un cambio de paradigmas en relación con las formas de ejercer y aplicar la en diferentes partes del Mundo. Ya que mientras existen extremismos cada vez más radicales en cuanto a la falta de tolerancia hacia el otro, considerándolo como diferente por sus elecciones o prácticas personales, también podemos percibir una serie de cuestionamientos que afloran de nuevo en la aldea global como peligrosos; no solo ante las minorías, sino frente a todo tipo de diversidad y donde se abandera la religión detrás de éste tipo de exclusiones, consideradas por algunos como normales y hasta aceptables, dentro de diversas sociedades sumamente conservadoras a lo interno, pero no a lo externo de sus políticas de Estado.

El viejo Mundo en la actualidad lucha por tratar de reconciliarse con su pasado, a pesar de estar viviendo un conflictivo presente, a la espera de no repetir los mismos errores ante su futuro, aunque la lucha es cruenta y la esperanza escasea; pero aun así, todavía algunos no pierden la perspectiva en el sentido de que es primordial, la concreción de acuerdos políticos de carácter mundial, debido a que si no se realizan pensando en todos los habitantes de éste Planeta, pronto no habrá humanidad que proteger, ni tampoco medio ambiente que preservar para las futuras generaciones.

Porque el hecho de podernos reconocer como multiétnicos y pluriculturales, es un paso mayúsculo para las diferentes sociedades, en cuanto a la aceptación y respeto de las diferencias que constituyen a toda la raza humana. Pero además, debe servirnos de base para comprender que por ello mismo, las diversas manifestaciones personales están incluidas, dentro de ésta pluralidad de caracteres que constituyen a toda la Humanidad.

Así, ésta diversidad de personas debe aprender a respetar al otro y a toda su historia de vida; la cual, no puede perderse y menos sustituirse por otra, ya que debe predominar una Mundial en aras del bien común, frente a cada uno de nosotros a sabiendas que nos cobija no solo el mismo cielo, sino también la misma raza, solo que con características múltiples dentro de la diversidad de sociedades y culturas a priori.

Por ello, una relectura de las coyunturas histórico-sociales actuales es sumamente necesaria y urgente. Pero no para uniformar a todas las sociedades hacia una expresión homogénea de pensamiento que es a lo que aspiran algunos; sino más bien, hacia un diálogo respetuoso de las diferentes colectividades de ciudadanos que constituyen y generan parte de la vida, dentro de éste orbe en pro del desarrollo del mismo.

Entonces, seamos visionarios y críticos ante el devenir del Ser Humano y permitamos que cada uno, practique su heterogeneidad, más allá de lo que consideramos como única forma de vivir nuestra vida o la ajena, respetando los Derechos Humanos de todas y todos sin exclusión alguna…
(Especial para el Diario Judío.com de México).
08 04 2018.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorEl KKL Finlandia celebró sus 100 años en Israel
Artículo siguienteLa Cineteca Nacional Presenta La Semana de Cine Finlandés, del 12 al 19 de Abril de 2018
Licenciada en Filosofía de la Universidad de Costa Rica, UCR, especializada en identidad nacional costarricense; ética; y comunicación social. En la actualidad investiga sobre los judíos sefardíes en Costa RIca. Además tiene estudios en la Facultad de Derecho de la Universidad de Costa RIca y trabaja como consejera en razonamiento jurídico en una firma de abogados. Publica artículos en El Semanario Universidad, de la Universidad de Costa RIca, en esefarad.com, revista argentina en internet sobre cultura sefardita y ha publicado en el diario La Nación de Costa RIca. Es Poeta. Publicó poemas en la Revista Tópicos del Humanismo de la Universidad Nacional, UNA, en el Semanario Universidad de la UCR y en el diario La Nación. Forma parte de la Junta Directiva de la Ong Instituto para el Desarrollo, la Democracia y la Ética, IDDE.