Diario Judío México - Los científicos del mundo contienen la respiración y las cámaras de televisión llevaran a más de mil millones de habitantes de la tierra en los 5 continentes el milagro de una operación nunca realizada antes y considerada imposible.

El Doctor Joseph G. Nobel. Ha sido seleccionado después de concursos exhaustivos por el Karolinska Institutet de Estocolmo para hacer la primera operación de trasplante cerebral.

Joseph de pequeño ya mostraba características de genio, a los cinco años ya resolvía el RUBIC CUBE en 8 minutos y sin embargo nunca actuó como “nerd” introvertido, su carácter afable, lo hizo ser apreciado socialmente por sus compañeros mostrando una tendencia a ser autosuficiente.

A los 16 años como el resto de su generación estaba envuelto en la “cultura de la computadora” twitereando e inmerso en el FACEBOOK, pero especialmente lo impresionaron las cataratas de y los otros productos de APPLE, que convertían mágicamente a espejos extraordinarios en ventanas a universos misteriosos y fascinantes.

Y durante los siguientes años dedico todo el tiempo libre a intentar crear algún nuevo sin ningún logro importante hasta que en una charla con su abuelo, el viejo le comento de todos las cosas que se utilizaban antes y van desapareciendo por la evolución tecnológica.

El Tic Tac del reloj, la máquina de escribir, los discos musicales, el rollo de las cámaras de fotografía y muchos productos más como las bibliotecas mismas.

Lo que más le llamo la atención a Joseph fue la reducción de espacio que implicaban la sustitución de las bibliotecas por la wikipedía y la información concentrada en los IPOD de miles de discos.

Descubrió también la información digital editada por la Teaching Company donde se concentraba el conocimiento total de diversas disciplinas y oficios enseñados por magníficos maestros.

Así pues se le ocurrió concentrar en CHIPS todo ese conocimiento sobre las diversas áreas de la medicina, igualmente en arquitectura, ingeniería y de otras técnologias y oficios.

Simultáneamente platico con Eduardo G. Plotnik, amigo y extraordinario neurólogo para estudiar la posibilidad de transmitir directamente a el cerebro humano los conocimientos albergados en los CHIPS.

Cuatro años de duros trabajos pasaron, Eduardo logro la posibilidad de el implante de electrodos organicos subdurales a las areas prefrontales de la corteza cerebral donde se asienta la capacidad de generación de ideas, juicio, y emociones además de la interconección con el hipotálamo (centro de la memoria), mientras que Joseph logro concentrar el conocimiento de cirugía cerebral en un FLASH DSL que se conectara al puerto de las terminales implantadas en el cerebro.

Joseph se presentó ante el jurado de varias universidades mostrando sus conocimientos por oposición y logrando la aprobacion de los eruditos sinodales hasta aceptar el reto del Karolinska Institutet.

Joseph se dedico intensamente a un régimen personal de yoga y pilates para preparase físicamente a responder a las instrucciones que su cerebro enviara.

Trabajo arduamente también en preparar un equipo interdisciplinarios de técnicos y finalmente llego el día en que enfrentara el reto final, la prueba dramática de una operación que permitiría a un hombre pasar su cerebro al cuerpo de un joven de gran vitalidad pero que tras un accidente automovilístico le fue declarada MUERTE CEREBRAL

Despues de la operación efectuada el primero de octubre de 2020, el mundo cambio, las Universidades se convirtieron en centros de investigación que aportaban data en chips de nuevos conocimientos y avances.

Intel por supuesto duplico y duplico, la capacidad de sus memorias mediante su nanotecnología, la investigación del DNA, el genoma humano y la aplicación de las células madres a la medicina regenerativa y de longevidad que llevo a la Humanidad a niveles de progreso solo imaginados por Asimov, y Hemlein

Y …. Ya nada fue igual

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorMéxico, el país más peligroso del mundo para el periodismo en 2010
Artículo siguienteVeinte heridos en incendio de tren que partió de Tel Aviv