Adoptando las necesarias medidas de seguridad, ayer participaron cien personas en las visitas guiadas de la XXI Jornada Europea de la Cultura Judía, que organizó el Ayuntamiento de Cáceres.

El año pasado, cuando todo era muy distinto sin el coronavirus, los participantes habían sido 300.

Los que acudieron ayer se dividieron en 5 grupos de 20 personas, con 5 guías que de vez en cuando les recordaban la necesidad de mantener la distancia de seguridad. Antes de empezar, el concejal de Turismo, Jorge Villar, les animó de disfrutar de las dos juderías que tiene esta ciudad.

En llegaron a vivir 140 familias judías. Se asentaron en la Ciudad Monumental, y tenían su sinagoga en lo que ahora es la ermita de San Antón. En 1478 fueron echados de la zona amurallada y vivieron junto a su nueva sinagoga, en el Palacio de la Isla; hasta que les echaron definitivamente de en 1492.