Diario Judío México - Alrededor de dos tercios de los alemanes piensan que las actitudes antisemitas han aumentado en , mientras que más de una cuarta parte tiene algún tipo de creencia antisemita, según un estudio.

Reinhard Schramm, presidente de la comunidad judía de Erfurt, ha afirmado que las actitudes antisemitas han sido empujadas desde los márgenes de la sociedad a la corriente principal, según informa la emisora sueca Sveriges Radio.

“Mi sensación es que el se ha extendido desde el exterior y se ha instalado en el centro de la sociedad”, dijo el Sr. Schramm. El éxito de la Alternativa populista para (AfD) fue “fertilizar el terreno” para el extremismo.

El estudio, publicado en el Süddeutsche Zeitung, que reveló el alcance de las actitudes antisemitas alemanas, fue publicado la semana pasada por el Congreso Mundial Judío y encuestó a 1.300 alemanes.

El estudio reveló que alrededor del 41 por ciento de los encuestados dijeron que los judíos hablan demasiado sobre el Holocausto, mientras que el 27 por ciento en general tienen algún tipo de opiniones antisemitas.

Entre las personas clasificadas como “élites” en el estudio, los individuos que ganan más de 100.000 euros al año, el 28 por ciento dijo que los judíos tenían demasiada influencia en la economía y otro 26 por ciento dijo que los judíos tienen demasiado poder en la política mundial.

Dos tercios de las “élites”, sin embargo, dijeron que firmarían una petición contra el y alrededor de un tercio dijo que irían tan lejos como para marchar en las calles contra él.

Ronald S. Lauder, presidente del Congreso Judío Mundial, dijo que los resultados eran motivo de preocupación. El Sr. Lauder dijo: “Vimos lo que pasaba cuando la gente común y corriente miraba hacia otro lado o guardaba silencio. Es hora de que toda la sociedad alemana adopte una postura y luche contra el de frente”.

El martes, el ministro regional de Hesse, Volker Bouffier, calificó el aumento del de “vergonzoso para nuestro país”. El Sr. Bouffier pidió a la AfD que se distanciara del ala derecha del partido dirigido por el incendiario Björn Höcke, que se hizo conocido por sus polémicas observaciones sobre el monumento conmemorativo del Holocausto en Berlín.

Los incidentes antisemitas, particularmente en grandes ciudades como Berlín, han ido en aumento durante años y se han reportado amenazas y ataques con mayor frecuencia.

Sin embargo, el ataque más mortífero se produjo a principios de octubre en Halle, cuando un pistolero de extrema derecha intentó una masacre en una sinagoga local armado con un arsenal de armas y explosivos caseros, matando a dos personas e hiriendo a otras varias.