Diario Judío México - Entre los documentos desclasificados del Departamento de Estado de los Estados Unidos sobre  en los años de la última dictaduramilitar, muchos se ocupan del  durante el periodo. Bombas en sinagogas, escuelas judías y otras instituciones comunitarias, publicaciones filonazis y amenazas a figuras de renombre, entre muchos otros actos, reconstruyen este aspecto particular de aquel tiempo.

Algunos de los documentos se ocupan del uso antisemita que se podría hacer del Caso Graiver y otros del factor antijudío en el secuestro de Jacobo Timerman; otros más reseñan el análisis de los diplomáticos israelíes sobre el peso de  en el gobierno de facto o recogen las opiniones del rabino Marshall Meyer sobre ese y otros temas.

Y alrededor de unos 15 tratan el tema exclusivamente, lo cual habla tanto de la realidad del odio discriminatorio en como de la preocupación de los Estados Unidos por la cuestión. En el cruce de ambas variables, las diferentes posiciones de la comunidad judía  intervienen en los informes que la embajada en Buenos Aires enviaba a Washington DC.

El tiene raíces antiguas y se extiende hasta el presente en la . (Gentileza DAIA San Luis)
Uno de los documentos desclasificados cuenta la reunión entre el embajador Robert Hill y un miembro de la Liga Antidifamación de EEUU preocupado por la situación .

Según el documento, también David Geller, del Comité Judío Estadounidense (AJC), había presentado las mismas preocupaciones a funcionarios del Departamento de Estado. El texto cierra pidiendo que se averigüe la posición oficial de la Casa Rosada ante “el terrorismo contra los judíos”, ya que “si no se toman medidas para reducir el argentino”, eso podría generar “importantes críticas adicionales” al presidente de facto Jorge Videla.