El recuento definitivo confirmó este jueves el triunfo electoral del primer ministro í, Benjamín Netanyahu, pero advirtió que su bloque no alcanzó la mayoría para crear gobierno, lo que no garantiza el desbloqueo político en el país.

El Likud de Netanyahu logra finalmente 36 escaños, por encima de la coalición centrista Azul y Blanco de su principal rival Beny Gantz que obtiene 33, una diferencia mayor que en los comicios de septiembre en los que el centrista se impuso por un escaño.

El aumento de la participación, hasta el 71%, propició que casi todos los partidos aumentaran sus votos, excepto las formaciones ultraderechistas Yamina e Nuestro Hogar.

Sin embargo, el Likud se queda a tres escaños de alcanzar la mayoría parlamentaria al sumar solo 58 escaños de los 120 del Parlamento israelí (Knéset), junto a sus socios, Yamina (6) y los partidos ultraortodoxos Shas (9) y Judaísmo Unido de la Torá (7).

El Partido Laborista y el pacifista Meretz concurrieron juntos con la coalición Laborismo-Guesher-Meretz, pero su tímido resultado, pese a la alianza, evidencia el progresivo descenso del centro izquierda israelí tradicional.

También sale debilitado por los resultados el ultraderechista laico Avigdor Lieberman, cuyo partido, Nuestro Hogar, se queda con siete escaños, uno menos que en los anteriores comicios.

El Comité Electoral publicó este jueves los resultados definitivos, que solo se harán oficiales una vez presentados al presidente de Israel, Reuvén Rivlin, el 10 de marzo, tras lo que este iniciará las consultas con los partidos para encomendar a un parlamentario la formación de Gobierno.

Estos son los resultados de las elecciones del 2 de marzo:

Likud: 36

Azul y Blanco: 33

Lista Unida: 15

Shas (ultraortodoxo sefardí): 9

Labor-Gesher-Meretz: 7

Nuestro Hogar: 7

Judaísmo Unido de la Torá (ultraortodoxo ashkenazí): 7

Yamina: 6

Por bloques:

Derecha-religiosos: 58

Centro e izquierda con apoyo externo de la Lista Unida: 55

Participación: 71,46 % (4.612.007 de 6.453.255 electores).

Con información de EFE