Diario Judío México - El senador estadunidense suspendió su campaña presidencial tras ser hospitalizado el martes por dolores en el pecho, dijo el miércoles su equipo.

Los doctores le insertaron a Sanders dos stents (malla extensible que se utiliza para abrir arterias, venas y otros conductos) después de encontrar una arteria bloqueada, añadió.

El senador Sanders está conversando y de buen humor”, dijo en un comunicado su asesor de campaña, Jeff Weaver.

 

Descansará los próximos días. Estamos cancelando sus eventos y apariciones hasta nuevo aviso y seguiremos entregando actualizaciones apropiadas”.

Sanders, de 78 años, ha sido desde 1991 un legislador independiente en el Congreso estadunidense, alineado con los demócratas, primero como representante de Vermont y, desde 2007, como senador.

El senador -que perdió en 2016 la primaria demócrata frente a Hillary Clinton, derrotada finalmente por Trump- anunció en febrero que competiría otra vez por la nominación.

Las encuestas de intención de voto lo colocan peleando el segundo lugar detrás del ex vicepresidente Joe Biden, quien es dos años menor que él.

Desde julio, Sanders, que se describe a sí mismo como un “socialista”, ha estado cabeza a cabeza en ese puesto con la senadora de Massachusetts Elizabeth Warren, de 70 años, quien recientemente se adelantó ligeramente en los sondeos.

La edad de Sanders y de Biden se ha planteado como un problema para sus candidaturas. Pero la salud de Sanders generalmente ha sido buena.

En marzo se cortó la cabeza en la puerta de la ducha y debió recibir siete puntos de sutura, pero rápidamente regresó a la campaña.