Diario Judío México - Este domingo 22 de junio a las 12:00 pm; En la librería “El lugar de la mancha”, fue presentado el libro que lleva por nombre “Desde Malika Nasli”, de . La consciencia individual lleva a la colectiva. En esta nueva novela que trata de un mágico viaje al interior, donde hay dolor, risas y un poco de esperanza; un reflejo de la transformación de reinventarse de una mujer; editado por Suma de Letras.

La protagonista de la novela Juliette, es una mujer judía que atraviesa un intenso momento de reflexión sobre su propia vida. Selim, su marido, acaba de morir en pleno día de Shabbat y, en sus días de luto, ella traza un recuento emotivo de su historia personal. Desde su infancia en Egipto, transcurrida en el seno de una familia tradicionalista que vivía en la entrañable calle de Malika Nasli, hasta su juventud, en la que debe emigrar a Líbano para construir una familia, y los sucesivos viajes que debe emprender por las turbulencias políticas, y que la llevan a vivir a Brasil y Venezuela, con el desafío de adaptarse no sólo a culturas opuestas a la suya, sino a la huella de la añoranza, que determina su visión del mundo.

Así se desvelan las anécdotas que marcaron su personalidad: el dolor, la pérdida, los adioses y reencuentros con sus seres queridos, pero sobre todo la transformación que con el paso del tiempo emprende para dejar de ser una mujer apegada a los valores judíos de obediencia absoluta al marido y convertirse en una persona independiente. Es el reflejo de la transformación de las mujeres desde el siglo pasado hasta la época actual. El personaje, es una mujer que atraviesa un intenso momento de reflexión sobre su propia vida.

En la trama existe un personaje que influye sobre Juliette, a quien conoce cuando llega a Brasil: Halina, sobreviviente del Holocausto, quien le muestra un mundo totalmente distinto.

El libro plantea “una transformación que representa el proceso compartido por generaciones de mujeres en busca de la emancipación y destaca el papel desempeñado por el género femenino en la primera mitad del siglo XX. Lo importante no es lo que el destino nos hace, sino lo que hacemos con el destino. Juliette, no pierde su identidad y esencia. A pesar de todas sus migraciones geográficas y personales, ella se mantiene y reinventa, lo cual es también un reto para todos, cada día.

La autora, Deweik (nació en 1964), quien escribe su segunda novela, es de origen venezolano y reside en desde hace más de 20 años. Actualmente promueve la lectura entre niños y adultos y ha participado en talleres de creación literaria.

 

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

1 COMENTARIO

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


Artículo anteriorProfanaron un cementerio judío en Inglaterra
Artículo siguienteIndagan sobre ingreso de nazis en América Latina
Amo el arte de la comunicación; me considero una mujer creativa con demasiada imaginación; mi defecto es entregarme de lleno a una idea para poder llevarla a cabo y que salga excelentemente bien, soy perfeccionista, y eso lleva a que sea organizada y puntual. Puedo viajar dentro y fuera del país, sin ningún problema. Me encanta aprender, para poder superarme como también me gustan los desafíos y retos.