El presidente de , , mantendrá la cantidad de admitidos en el país en una cuota históricamente baja de 15 mil personas al año, rompiendo su promesa de aumentar el número de desplazados acogidos, indicó este viernes un alto funcionario del gobierno.

Biden había prometido subir esta cuota para recibir hasta 60 mil personas, con el compromiso de doblar este número al año siguiente, como parte de una estrategia de romper con la retórica antiinmigración del expresidente republicano Donald Trump.

Pero, en lugar de este avance, la Casa Blanca mantendrá las admisiones en un mínimo debido a las necesidades de "replantear" este programa y hacer frente a las complicaciones de la pandemia, agregó el funcionario, que habló bajo condición de anonimato.

El alto cargo no especificó cuándo se abrirán las puertas a más , pero indicó que no será pronto.

Esta cuota afecta solamente a los desplazados seleccionados por las agencias de seguridad y de inteligencia de en los campamentos de la ONU en el mundo para ser alojados en , principalmente personas de edad, viudas o individuos que sufren alguna discapacidad. Las personas que piden refugio en la frontera son tramitadas en base a su expediente.

Según datos de la Casa Blanca, el sistema de reubicación de dará 7.000 cupos a África, 1.000 al este de Asia, 1.500 a Europa y el centro de Asia, 3.000 a Latinoamérica, 1.500 para Medio Oriente y el Sur de Asia y una reserva adicional de 1.000 cupos.

El sistema de admisiones que dejó Trump "estaba aún más diezmado de lo que pensábamos, lo que requiere un replanteamiento mayor si queremos reconstruirlo para llegar a las cifras a las que nos comprometimos", agregó.

Esta reconstrucción está en marcha y nos va a permitir sostener un aumento del número de las admisiones en los próximos años", indicó el alto funcionario.

Liderazgo moral

Biden había prometido ofrecer refugio a quienes huyen de la violencia o de la persecución, recordando que fue "un liderazgo moral" que alentó a otros a abrir sus puertas.

El presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, el demócrata Bob Menéndez, criticó que la Casa Blanca "no solamente ha obstaculizado el número de a los que se les permite la entrada, sino que ha impedido que el Departamento de Estado admita a personas aprobadas que esperan".

Menéndez calificó la cifra de 15 mil como "espantosamente baja".

En un momento en el que enfrentamos la mayor crisis de de la , con 29,6 millones de en todo el mundo, la reubicación es una herramienta que entrega protección a las personas que huyen de la persecución", agregó.

No fue la única voz entre los demócratas que criticó la decisión. La representante Ilhan Omar, que llegó a como refugiada desde Somalia cuando era una niña, calificó la política como "vergonzosa".

Como refugiada, sé que encontrar un hogar es un asunto de vida o muerte para muchos niños en todos el mundo", agregó.

LIRS, una de las organizaciones más importantes que ayudan a los refugiados en , indicó que hasta el momento sólo 2.000 refugiados han sido admitidos en el país en el actual año fiscal.

Krish O'Mara Vignarajah, que dirige el Servicio Luterano de Inmigración y de Refugiados, indicó que la noticia es "profundamente decepcionante ya que el gobierno eligió dejar tal cual el vergonzoso mínimo impuesto por su predecesor".

Hay mucho trabajo por delante para recuperar un liderazgo global", agregó.

FuenteExcélsior

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorUn Acto de Amor
Artículo siguienteEstados Unidos advierte a Israel que detenga la charla “peligrosa y perjudicial” sobre el ataque de Natanz